comscore
MENÚ
Diariomotor

3 MIN

Cómo utilizar el freno de mano con seguridad y evitar averías

Freno Mano Como Usos 3

¿Qué tipos de freno de mano existen?

El freno de mano suele referirse a una palanca que se encuentra a mano derecha del conductor, la cual, al ser accionado suele activar los frenos traseros a través de un sistema de cables con el que se inmoviliza el vehículo. Aun así, el freno de mano tradicional, de carraca, es un elemento en plena desaparición. Cada vez son más los vehículos modernos que salen al mercado con el freno de mano por accionamiento eléctrico y semi-automático instalado. Ha pasado a denominarse en este caso como freno de estacionamiento.

¿Cómo funciona el freno de mano?

De esta forma contamos con dos tipos de freno de mano, uno que tensan un cable Bowden y accionan un mecanismo que frena cada rueda, y el segundo, con un motor eléctrico en cada pinza del freno que es el encargado de accionar un grupo de piñones que bloquea el movimiento de las ruedas. Estos últimos suelen ocupar menos espacio a pesar de estar formado por un mayor número de piezas, permitiendo además su accionamiento semi-automático cuando por ejemplo se retira la llave del contacto o su desactivación cuando iniciamos la marcha.

El accionamiento es sencillo en ambas situaciones, en el caso de la palanca, tan solo debemos tirar de la misma con la suficiente fuerza como para que el freno se bloquee y podamos ver en el cuadro de instrumentos iluminarse una letra P en rojo. El sonido tan característico que se produce en esos momentos es precisamente porque dentro nos encontramos con una carraca, la cual permite el movimiento hacia un sentido, pero que lo bloquea en el contrario. En cuanto a los frenos eléctricos, al accionar el botón dos electromotores y un husillo se accionan directamente sobre las pinzas de freno del eje trasero.

¿Se puede estropear el freno de mano?

El freno de mano es susceptible también de sufrir averías. Con el paso del tiempo es normal que los cables se estiren o que se pueda soltar uno de los anclajes, lo que limitará su función. Otro de los problemas tradicionales es cometer el error de circular con el freno de mano accionado, algo que puede derivar no solo en el desgaste de las pastillas, sino también en el de embrague.

Quizás uno de los grandes elementos desconocidos es que la palanca de freno de mano ha sido diseñada para ser tensada sin pulsar el botón, emitiendo ese sonido característico de la carraca cuando avanza a través de los dientes del piñón hasta quedar enclavada. Para destensarlo, debemos pulsar el botón para que el sistema quede liberado. Por tanto, cuando realizamos el tensado debemos tener en cuenta de que debemos soltar primero el botón antes de la palanca, con el objetivo de que el disco quede bloqueado y que no se puedan dañar los dientes.

Nuestras guías y consejos:

* Por qué chirrían y chillan los frenos de mi coche * 10 modificaciones baratas con las que mejorar las prestaciones de tu coche * Cómo poner a punto un coche en 10 pasos