Cómo y dónde comprar AdBlue: las opciones más cómodas y las más baratas

Comprar Adblue Deposito

El AdBlue se ha convertido en un estándar en los diésel modernos. El AdBlue de los diésel, como os venimos comentando desde hace tiempo, es un aditivo y, por lo tanto, un producto que se consume y hemos de recargar periódicamente. En respuesta a esta pregunta, sobre cómo y dónde comprar AdBlue, has de saber que existen diferentes establecimientos en los que adquirirlo, desde hipermercados, tiendas de accesorios dedicados al automóvil, y talleres, hasta estaciones de servicio. ¿Cuáles son las opciones más cómodas? ¿Y las más baratas?

 

¿Qué es el AdBlue de un diésel?

Comprar Adblue Logo

Antes de seguir, y a modo de recordatorio, hablemos muy brevemente explicando qué es el AdBlue de un diésel. El AdBlue, insistimos, es un aditivo, y una marca comercial. Pero generalmente hablamos de AdBlue para referirnos al sistema de reducción de emisiones de NOx que equipan los diésel modernos, y que emplea este aditivo para reducir las emisiones de nuestro coche. AdBlue es la denominación comercial de una solucióon acuosa de urea en un porcentaje aproximado del 32,5%.

Lo primero que hemos de tener en cuenta, es que el aditivo AdBlue que debemos emplear en nuestros coches ha de cumplir con las normas DIN 70070 y la más reciente ISO 22241, que regula la composición y calidad del AdBlue que se distribuye y unos requisitos de manipulación, transporte y almacenamiento que garantizan esa calidad y que el aditivo que estamos empleando en nuestros coches es el adecuado.

 

Comprar AdBlue en estaciones de servicio

Insignia Spearheads Emissions Offensive

Podemos rellenar el AdBlue en las estaciones de servicio, siendo un procedimiento parecido al de repostar gasóleo.

La solución más socorrida, sin duda, pasa por acudir a una estación de servicio. En las gasolineras españolas ya existen surtidores específicos de AdBlue. Tras localizar la boquilla de llenado, que habitualmente se encuentra junto a la boca de llenado del depósito de gasóleo, procederemos a situarnos junto al surtidor de AdBlue para conectar la manguera y recargar el depósito. El problema que surge en este punto es que en algunos coches es necesario emplear un adaptador y al haber sido diseñados para vehículos industriales, la presión de llenado de algunos surtidores de AdBlue es excesiva, lo que puede dificultar la operación. En otros casos, sobre todo en algunos diésel antiguos que emplean AdBlue, la localización de la boca de llenado del depósito de AdBlue hace que resulte prácticamente imposible su recarga directa desde el surtidor. Pensemos que algunos coches disponen de la boca de llenado del depósito de AdBlue bajo el doble fondo del maletero.

Nuestro consejo, en este caso, es que intentemos siempre utilizar una garrafa y rellenarla en la propia estación de servicio. Con más tranquilidad, por ejemplo en nuestro garaje, podremos rellenar de forma segura el depósito, evitando que al aditivo se derrame.

Ventajas: es la opción más barata, con un coste por litro siempre inferior al euro.
Desventajas: en ocasiones necesitaremos utilizar adaptadores o recargar primero una garrafa, y con esa garrafa después recargar el depósito de AdBlue de nuestro diésel.

 

Comprar AdBlue en garrafa, en tiendas, hipermercados, internet...

Comprar Adblue Garrafa

Rellenar AdBlue con una garrafa suele ser lo más sencillo, en todos los casos, sobre todo en aquellos en los que la boca de carga del depósito es poco accesible.

La opción más cómoda, sin duda, es la de comprar directamente una garrafa de AdBlue. Pero también dista mucho de ser la opción más económica. Adquiriendo AdBlue directamente en garrafa, te puedes ahorrar los problemas de los surtidores en las estaciones de servicio. No obstante, nuestro consejo pasa por adquirir garrafas pequeñas, de entre 5 y 10 litros, por ser las más manejables y que incluyan un accesorio para facilitar el rellenado (ver producto en Amazon). Es importante adquirir productos que nos ofrezcan unas garantías mínimas, con un etiquetado adecuado, y completo, que especifique claramente que cumple con las normas DIN 70070 y e ISO 22241.

Como os decíamos, la opción del AdBlue en garrafa suele tener precios superiores al euro por litro (ver producto en Amazon), en algunos casos incluso de varios euros por litro, frente al precio inferior a un euro por litro que encontramos en estaciones de servicio. Pero dado que no es un consumible excesivamente caro, la comodidad del rellenado que ofrece la garrafa puede compensarnos y hacer que tenga sentido pagar más por él. Incluso en coches que cuenten con una boca de llenado junto a la del depósito del gasóleo, recomendamos utilizar un embudo (ver producto en Amazon), puesto que hace que la maniobra resulte mucho más sencilla.

Ventajas: opción cómoda, sobre todo si compramos una garrafa con accesorios para facilitar el rellenado, o un embudo.
Desventajas: es una opción bastante cara, con precios incluso de varios euros por litro, en comparación con el rellenado en estaciones de servicio, que no supera el euro por litro de AdBlue.

 

Recarga el AdBlue en tu taller de confianza

Adblue Def Engine

Algunos coches, sobre todo algunos diésel antiguos, tienen el depósito del AdBlue y la boca de rellenado en lugares poco accesibles, como el doble fondo bajo el maletero.

Acudir al taller únicamente para recargar el depósito de AdBlue de tu coche no tiene demasiado sentido, sobre todo cuando sabemos que el AdBlue puede adquirirse sin problemas en diferentes puntos de venta, y si lo hacemos correctamente no ha de ser una maniobra complicada, ni peligrosa. En cualquier caso, es interesante que nos informemos en el concesionario, y en el taller, de cómo tienen prevista la recarga de AdBlue en el calendario de operaciones de mantenimiento de nuestro coche.

Como os comentábamos en ocasiones anteriores, la duración del AdBlue depende de muchos factores, empezando por nuestro estilo de conducción, y nuestros hábitos, que complican hacer un cálculo riguroso de los kilómetros que nos durará un depósito lleno de AdBlue. Pero la recarga del depósito de AdBlue sí suele estar prevista en las operaciones de mantenimiento del coche, y los talleres suelen encargarse de su rellenado. En algunos casos, incluso, nos consta que algunos talleres y concesionarios ofrecen la recarga de AdBlue de manera gratuita - el cliente solo paga el aditivo - para fidelizar y mantener el contacto con sus clientes.

Más artículos sobre diésel y AdBlue

- Guía de AdBlue: lo que todo conductor de diésel debería conocer
- Averías en coches diésel y AdBlue
- Por qué comprar un diésel con AdBlue
- Cómo rellenar el AdBlue de mi diésel
- Cuánto dura el depósito de AdBlue

Ver todos los comentarios 0