comscore
MENÚ
Diariomotor

4 MIN

Cómo dejar relucientes las llantas de tu coche sin apenas esfuerzo

Limpiar Llantas Coche

Las llantas de un coche son un elemento expuesto constantemente a agentes externos. Mas allá de la suciedad típica de una carretera, está sometida a la proyección de partículas procedentes de las pastillas de freno. En plata, el "ferodo" de toda la vida. Las sucesivas frenadas acaban tiñendo las ruedas de un color grisáceo, tirando a negro. Esta suciedad no solo afea la estética de las llantas, si no que ensucia mucho al tacto, y es difícil de eliminar con un lavado convencional. ¿O no es tan difícil? Te contamos el método definitivo para dejar tus llantas relucientes sin apenas esfuerzo.

Tu amigo el limpiallantas (descontaminador férrico)

La clave para limpiar unas llantas en profundidad, y dejarlas relucientes, es usar un descontaminador férrico, conocido comúnmente como limpiallantas. Es un producto que se vende en botes de litro con pulverizador, pero que se puede encontrar en formatos de mayor tamaño. Personalmente, he usado con gran resultado el Liqui Moly 1597 (ver producto en Amazon), cuyo bote de un litro ronda los 12 euros y permite limpiar las cuatro llantas de un coche en al menos seis ocasiones - depende, por supuesto, de la cantidad de producto empleada y de la suciedad de las llantas.

En este enlace puedes comprar el Liqui-Moly 1597, el limpiallantas que recomendamos tras haber probado varios.

El limpiallantas no deja de ser un detergente, un producto en cuya fórmula no se emplean ácidos, y que ataca con especial intensidad a los componentes férricos de los que se compone el "ferodo" adherido a las llantas. Es biodegradable y no ataca a la laca o la pintura de las llantas - claro está, siempre que se use correctamente. A continuación te explicamos cómo aplicarlo correctamente sobre las llantas para lograr una limpieza intensa y sencilla. Suena a reclamo publicitario, pero es la pura realidad: estos productos son realmente efectivos.

Cómo usar el limpiallantas correctamente

1) En primer lugar, debes aplicarlo sobre las llantas antes de una sesión de limpieza del coche, y esa limpieza debes hacerla en un lavadero con lanzas a presión. Después te explicaremos el porqué.

2) Antes de aplicarlo sobre las llantas, asegúrate de estar a la sombra y asegúrate que las llantas no están muy calientes. De lo contrario el producto se secará rápidamente, no podrá hacer su trabajo, y puede incluso dejar manchas sobre la llanta.

Si tus llantas tienen un coating cerámico, con darles un buen aclarado con agua a presión saldrá todo el "ferodo" incrustado.

3) No es necesario tener la llanta mojada antes de aplicarlo, de hecho, es recomendable aplicarlo directamente sobre la zona sucia.

4) Rocía el limpiallantas sobre la llanta, tanto por su interior como por su exterior. No es necesario que lo apliques sobre la pinza de freno o el disco, pero no pasa nada si el producto cae encima.

5) Deja que actúe durante unos 5 o 7 minutos. Verás como las llantas se empiezan a teñir de color sangre, y como la suciedad va arrollando hacia el suelo.

El olor del limpiallantas es bastante nauseabundo. Aunque haya algunas fórmulas más perfumadas, no huele bien.

6) Aclara las llantas con una lanza a presión. Asegúrate de eliminar todos los residuos de producto: acláralas a conciencia.

7) Disfruta del impecable resultado de unas llantas que vuelven a parecer nuevas. Si tienen suciedad de años incrustada, puede ser necesario repetir el proceso o pasar a un repaso manual con un cepillo.

Como última consideración, es posible que algún rincón de la llanta haya quedado sin cobertura, especialmente si tienes llantas de diseño "difícil". Con un trapo de microfibra repasa dichos detalles, y si puedes, seca a mano las llantas para un resultado visualmente óptimo. Recuerda darte una pequeña vuelta con el coche antes de aparcarlo, haciendo uso de los frenos de servicio. Si lo aparcas y algo de producto se ha colado entre disco y pastillas, pueden agarrotarse, y producir sonidos desagradables durante los primeros kilómetros de conducción.

Si tus llantas no son "convencionales", consulta con el fabricante antes de aplicar el limpiallantas. No te la juegues.

Más guías de limpieza del coche

- Cómo limpiar el exterior del coche rápidamente y por poco dinero - Desinfectar el coche con ozono: grandes ventajas, pero también inconvenientes - En tiempos de coronavirus, aprende a desinfectar tu coche