Action Express y Ford dominan la primera mitad del Petit Le Mans

 | 

Como buen campeonato de resistencia, el Weathertech Sportscar Championship cierra su temporada con un evento visionable y de duración extendida en el Petit Le Mans. Road Atlanta ha recibido una mano de pintura y ciertos retoques que han aumentado la belleza de su trazado y de un asfalto complicado dispuesto a dar dolores de cabeza a los pilotos que lo pisan. Tres banderas amarillas han forzado pocas detenciones en un circuito dónde ya empieza a caer el sol y se espera que la llegada de la noche aporte más acción a una cita de larga duración bastante tranquila.

Felipe Nasr tomó la pole position y se escapó en solitario hasta alcanzar un margen de 12 segundos con su compañero Filipe Albuquerque, en la última carrera del #5 de Action Express. Los Penske y los Mazda se alejaron a 20 segundos en los compases iniciales y Timo Bernhard quedó entorpecido en su primera parada en el RT24-P de la firma nipona, aunque tuvo menos problemas que un Jon Bennett trompeado al comienzo en la bajada de entrada a meta. Cameron Cassels se accidentó en la bajada de las Esses al apartarse cuando fue doblado por Juan Pablo Montoya y Hélio Castroneves se llevó puesto al LMP2 en la primera bandera amarilla de la carrera.

El brasileño recibió un drive-through por el incidente y Montoya pasó a Albuquerque en la resalida para ponerse segundo. Sin embargo el portugués le devolvió el sobrepaso y ambos Action Express se fugaron de nuevo, tanto del Mazda #77 restante (tras el abandono del #55) como de unos Penske que se tocaron en una pelea imprevista entre Simon Pagenaud y Graham Rahal. Dalton Kellett desllantó una rueda y dejó la categoría de LMP2 con un primer participante dañado y un segundo retirado. Jordan Taylor chocó con el Lexus de Aaron Telitz y Juan Piedrahita atropelló a Marcel Fässler en dos incidentes separados entre prototipos y GTs.


João Barbosa y Timo Bernhard tuvieron una separación de menos de 10 segundos, quedando Eric Curran y el dúo de Penske formado por Rahal y Dane Cameron a casi medio minuto del autoritario #5. Jordan Taylor evitó ser doblado por Barbosa y pudo recuperar su lugar en la lucha por la victoria, aunque el ritmo irregular del #10 no invitaba al optimismo. Simon Trummer completó la persecución por el triunfo, siendo Piedrahita doblado tras el toque con Fässler. Jonathan Bennett perdió más tiempo del que pudo recuperar Colin Braun y el gentleman intentará ver la bandera a cuadros en su despedida de la competición.

Los Ford alargaron sus habituales paradas en GT Le Mans en busca del ritmo que no tenían de entrada respecto a los Porsche y al Ferrari de Risi Competizione, sólido líder en su regreso al campeonato con los esfuerzos de James Calado y Daniel Serra. Philipp Eng tuvo que irse al garaje con una fuga de aceite en el BMW #24 y permitió la escapada del Ferrari hasta que los GT de la marca del óvalo asaltaron las dos primeras posiciones con Dirk Müller y Richard Westbrook; Müller encalló el #66 en la grava cerca de mitad de carrera. Alessandro Pier Guidi y Tom Blomqvist les siguieron en el Risi y el BMW #25, los Corvette sufrían por una epidémica falta de ritmo y Müller.

Cooper MacNeil, Felipe Fraga y Corey Lewis dominaron con sus respectivos Ferrari, Mercedes y Lamborghini en la parte inicial deGT Daytona. John Potter se llevó a Parker Chase por delante y ambos coches pudieron salir de la escapatoria de la curva 1, aunque tuvieron que entrar en boxes para realizar reparaciones. Fraga se salió dos veces en dos curvas casi consecutivas después de perder el liderato en boxes, beneficiándose en gran medida el BMW de Bill Auberlen y Robby Foley con una gran estrategia. A destacar el fabuloso 4-wide entre el Lambo de Marco Seefried, el Acura de Trent Hindman y los doblados Christopher Mies (Audi) y Scott Hargrove (Porsche).

Lee a continuación: Corvette desvela los secretos mecánicos del C8.R GTE y presenta sus colores definitivos