CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Este aficionado japonés ha llevado su pasión por Ayrton Senna al siguiente nivel [Vídeos]

Iván Fernández | 25 Jun 2020
1990-suzuka-sennas-qualify
1990-suzuka-sennas-qualify

Los aficionados japoneses son sin duda algunos de los más pasionales y entregados del mundo. Año tras año, la visita de los principales campeonatos al País del Sol Naciente nos deja imágenes irrepetibles, con fans completamente volcados con sus ídolos deportivos. Esta situación incluso tiene otra vertiente, con los propios incondicionales siguiendo por todo el mundo, al menos los más pudientes. En otros casos extremos, simplemente llenan su casa de todo tipo de memorabilia u objetos de colección con los que rendir su propio tributo personal. El de hoy es uno de esos ejemplos excepcionales de cómo se puede experimentar la pasión por Ayrton Senna cada día y sin salir del salón.

La primera vez que me tropecé con uno de los vídeos de Atsushi me pareció increíble el grado de detalle que había alcanzado este japonés a la hora de replicar los distintos elementos que se podían observar en el cockpit de un McLaren MP4/5B. Incluso bromeé con que el sistema que empleaba en su simulador prácticamente replicaba a la perfección el lag en el accionamiento del cambio manual en H que empleaban los monoplazas de la Fórmula 1 en aquella época. Sin embargo, con el tiempo, y viendo algún vídeo más, me he dado cuenta que el grado de perfeccionamiento ha llegado hasta el punto de ser casi enfermizo.

Y es que no solo este aficionado ha construido un simulador que imita a la perfección el McLaren de principios de los noventa, sino que además ha buscado los ángulos de cámara para que su GoPro capturen imágenes que imiten a la perfección a las de las retransmisiones de aquellos años, ocultando a la perfección que se encuentra frente a una estructura de tubos que sustentan las pantallas y llegando por un momento a trasladarnos a aquel pilotaje de Senna. Hasta el punto de que incluso ha situado unos pequeños depósitos de aceite y líquido de freno frente a los pedales para terminar de ambientarse cuando rueda en alguno de los trazados clásicos empleando el volante réplica que ha sido detallado por él mismo.

Obviamente, conseguir un grado tal de simulación también tiene su lado malo, y es que el propio Atsushi ha reconocido que con los botines es ligeramente más lento y que cuando lleva puesto el mono, los guantes y el casco, no es capaz de rodar más de tres vueltas seguidas debido al intenso calor que tiene que soportar en una habitación de dimensiones reducidas y además con el ordenador y el resto de aparatos encendidos. Aun así, tiene todavía margen de mejora por delante, especialmente si tenemos en cuenta que la vuelta en la lucha por la pole de Ayrton Senna aquel año fue de un 1'36.996, mientras que su récord personal es de 1'37.552, un segundo más en este Challenge. Las imágenes y el sonido son completamente embriagadores.