Austin Hill gana en la debacle de motores de la NASCAR Truck Series en Las Vegas

 | 

El siempre estrecho playoff de la Gander Outdoors Truck Series recibió una aún más corta dosis de incertidumbre en la cita de cierre de la primera ronda en Las Vegas. Austin Hill fue el vencedor y consolidó su papel alternativo a los dominios habituales de Brett Moffitt y Ross Chastain, pero la ronda nocturna quedó ensombrecida por los fallos repentinos de motor de cinco pick-ups distintos, entre ellos tres de los ThorSport. Los Ford cayeron en las primeras vueltas y le costaron la eliminación a dos de sus pilotos, con una reclamación que NASCAR asumió quitando todos los motores después de la carrera.

Moffitt salió en la parte final de la parrilla pero despreocupado después de lograr dos victoria en las dos primeras carreras eliminatorias en Bristol y Canadá. Matt Crafton y Grant Enfinger tenían la urgencia de sumar puntos en las dos divisiones iniciales y se aupaban al pelotón delantero junto a Chastain y Christian Eckes, pero Enfinger reventó el motor de su Ford en la quinta vuelta y quedó fuera de la lucha por el título después de ser el líder de la temporada regular. Chastain ganó el primer segmento en fuga junto a Crafton y Hill, remontando Johhny Sauter del 10º al cuarto lugar por delante de Todd Gilliland.

Stewart Friesen alcanzó el top 10 desde la 19ª posición de parrilla y se quedó sin ritmo en tandas largas por culpa de un problema de motor que le dejó unas vueltas en boxes, sin condenarle a un abandono que le dejaría fuera de la pelea. Crafton y Sauter pusieron cuatro gomas en lugar de las dos habituales y progresaron rápidamente en busca del liderato. Sin embargo, ambos pilotos de ThorSport sufrieron roturas en sus motores de forma simultánea y se vieron obligados a abandonar como su compañero Enfinger, en un error imperdonable por parte del fabricante Ilmor (que entró en 2018 como opción de bajo coste obligatoria para 2019).

Chastain, Hill y Moffitt pasaron a ser los tres protagonistas del evento bajo la noche y el primero de ellos ganó el segundo segmento. Sauter salió de nuevo a pista en busca del milagro al parecer su fallo mecánico menos costoso que los de Enfinger y Crafton, pero nada más resalir el motor del Ford dijo basta de forma definitiva y provocó una nueva caution, a la que siguió otro reventón de motor (en ese caso par Tyler Dippel). Gilliland, Sheldon Creed, Ben Rhodes y Harrison Burton se mezclaron con los favoritos Chastain y Moffitt en busca de la victoria y Hill tuvo que entrar una segunda vez por un error en su parada bajo bandera amarilla.

La estrategia de Hill fue la adecuada, ya que ningún otro piloto había cambiado gomas o puesto apenas dos. Hill remontó del 17º puesto al liderato sin mucha oposición y ganó cómodamente a Chastain, Eckes, Creed y Gilliland. Moffitt acabó 7º y Friesen tuvo margen para pasar a la segunda ronda a pesar de finalizar 19º. Tyler Ankrum necesitaba ser 12º para lograr el milagro del pase de ronda y cruzó la meta 11º, eliminando a Sauter junto a Enfinger. Moffitt y Chastain siguen siendo los principales favoritos al título, con Hill y Friesen como oposición irregular y Crafton y Ankrum como teóricos caídos, aunque la pista hablará en las citas decisivas.

Lee a continuación: Kyle Larson es el monstruo de Dover y consigue su primera victoria en dos años