Brandon Jones se estrena en el caos de contendientes de la Xfinity Series

 | 

La segunda ronda del playoff de la Xfinity Series no tiene una pinta espectacular debido al margen de puntos que poseen Christopher Bell, Cole Custer y Tyler Reddick al frente de la clasificación. Ellos tres han ganado carreras de forma continuada y son los grandes favoritos a pelear el título de la segunda categoría, pero en Kansas tropezaron con distintas resalidas y rivales extraños que les impidieron vencer. Brandon Jones se situó en cabeza en el momento ideal y se impuso en el intenso milla y media en su primera victoria en NASCAR a nivel profesional.

Bell salió en la pole position y Reddick buscó alternativas desde la línea exterior después de una mala salida. Ross Chastain y Austin Cindric se tocaron en la lucha por el tercer puesto y recibieron la presión de Noah Gragson, Chase Briscoe y Reddick, rozando Cindric el muro de la curva 4 y yendo más tarde a boxes con vibraciones en su Ford. Ryan Truex reventó su motor pronto y Bell dominó el primer segmento ante Custer, Gragson, Reddick y Allgaier. Gragson presionó el segundo lugar de Custer y perdió diez posiciones al pasarse de frenada en boxes; Michael Annett alcanzó el top 10 tras salir último.

Custer adelantó a Bell en una maniobra apretada con toque incluido, aunque no tan elevado como el doble empujón que le dio Cindric a Harrison Burton fruto de caution. Chastain se coló en la lucha por el liderato y derrapó a la salida de la curva 4 a merced de Allgaier, Reddick y Briscoe. Custer ganó el segundo segmento a Bell y Reddick, mientras Cindric se descolgaba con daños y vibraciones añadidas. Bell rebasó en boxes a Custer y ambos se intercambiaron el liderato en distintas ocasiones entre rectas y curvas, alcanzándoles Reddick y Briscoe en un prometedor cuarteto.

Gragson tocó hasta cuatro veces los muros y tuvo que anticipar su parada. Annett se fue a la pared y Reddick entró en boxes durante esa bandera amarilla, salvándose de una penalización al no parar y solo pasar por el pit lane. Bell empujó a Briscoe al liderato y Justin Haley echó a Custer, que controló su coche en el apron y perdió diez puestos. Un trompo solitario de John Hunter Nemechek apretó a Briscoe y a Bell, que no se entendieron doblando a Garrett Smithley y chocaron en dirección al muro y a la hierba respectivamente. Custer y Reddick también colisionaron, causando Gragson y Joey Gase otra caution rápida en accidentes separados.

Branddon Jones y Gragson tomaron el primer puesto entre incidentes y cuando el de JR Motorsport volvió a reparar daños en boxes, el de Gibbs ya no soltó el liderato. Reddick le birló la segunda posición a Briscoe y Annett y Allgaier completaron el top 5 en dos resultados muy valiosos por la gran diferencia de puntos del Big Three. Custer acabó 11º y se las tuvo con Reddick en boxes, una pelea física fiel reflejo de la tensión que genera la lucha por el campeonato. Bell finalizó 12º, Gragson 13º y Cindric 25º en diferentes remontadas a sus problemas en pista.

Lee a continuación: Simona de Silverstro se despide de los Supercars y deja entrever un programa importante para 2020