El calor fue sinónimo de dominios y los protagonistas de la NASCAR Xfinity Series no dejaron títere con cabeza en la temporada de la canícula. Si bien Tyler Reddick flojeó un poco en la mitad de temporada, tanto el piloto de Childress como Cole Custer y Christopher Bell siguieron comandando con relativa autoridad sobre una reñida competencia poco organizada que apenas impidió la conquista de algunas carreras, principalmente la típica de Daytona dónde la supervivencia es más importante que la habilidad o la velocidad pura bajo las luces del gran óvalo.

Continuar leyendo »

Ford Performance presentó públicamente el nuevo Ford Mustang que participará en la próxima temporada de la NASCAR Xfinity Series, el cual relevará al modelo 2011 que actualmente compite en la división. Desde el año pasado, Ford ha creado cinco nuevos Mustangs para diversas competiciones entre las que se destacan la NASCAR Cup Series y el Supercars australiano. Aunque es mucho más grande, el Mustang para la NASCAR Xfinity Series es muy similar en sus líneas al modelo de producción.

Continuar leyendo »

La ausencia provisional de la Monster Energy NASCAR Cup Series en la semana de las 24 horas de Le Mans es una tradición no siempre respetada debido a la poca implicación de los pilotos del stock car en la carrera de resistencia, aunque la falta de competición del gran campeonato hace que las dos teloneras habituales cobren mayor protagonismo. Iowa fue el escenario de un veloz e interesante double-header dominical en el que la Xfinity Series tuvo cierta emoción y la Gander Outdoors Truck Series fue más bien tranquila en pista (pero tensa en los despachos), en un giro de los acontecimientos habituales.

Continuar leyendo »

La mayor velocidad de los coches de la Xfinity Series no se pudo aprovechar (irónicamente) en el óvalo más rápido del calendario más allá de los gigantes Daytona y Talladega. Varias banderas amarillas interrumpieron el evento de Michigan antes de que se aclarase la situación con una prolongada falta de acción resuelta por gasolina y no por acontecimientos en pista. Tyler Reddick fue el más listo y rápido para sumar otra victoria que le consolida como el principal favorito al título, cometiendo Christopher Bell y Cole Custer un error importante en la segunda mitad de carrera.

Continuar leyendo »

Pocono es un escenario grande en NASCAR y no todas las categorías pueden seguir sus designios de la misma forma. La Xfinity Series es una aparición reciente en el óvalo de Pensilvania y el tedio se mezcla con la indignación en un bonito lugar dónde se vio una carrera de ejecución mala y final aceptable. Cole Custer y Tyler Reddick fueron los protagonistas de la tarde y el piloto de Stewart-Haas aprovechó un error tardío del de Childress para vencer e impedir la apoteosis de un Reddick que remontó valientemente en el pelotón rebelde.

Continuar leyendo »

Si bien la Coca-Cola 600 es la ronda más larga de NASCAR y su componente de resistencia se amplia en una distancia prolongada como la que se ve en el óvalo de Charlotte, sus teloneros de la Xfinity Series no se quedan atrás en cuanto a intensidad si la ocasión encaja. 10 banderas amarillas hicieron acto de presencia en la cita de la segunda categoría nacional, llena de pinchazos y golpes de calor bajo el mediodía del sábado. Sin embargo, los tres protagonistas del certamen volvieron a la zona alta y Tyler Reddick ganó con Chevrolet ante los esfuerzos de Christopher Bell y Cole Custer, pinchados en sus rivales de Toyota y Ford.

Continuar leyendo »

En la Xfinity Series los pilotos suelen ser muy combativos por exceso de fogosidad y atrevimiento, estrategias más usadas por aquellos de menor edad y mayor ímpetu para buscar la victoria al menor precio posible. Dover es un circuito de breve longitud y elevado peralte que no ayuda a la disputa de posiciones más allá de las resalidas y los pasos por el pit lane. Cole Custer tuvo cerca un triunfo fácil hasta que una parada en boxes menos rápida que la de sus rivales le hizo soltar el liderato y no recuperarlo en resalidas confusas; Christopher Bell sumó su segunda victoria en cuatro eventos y obtuvo los 100.000 dólares del último Dash 4 Cash.

Continuar leyendo »

El dinero añadido al sueldo es una característica ansiada por todo aquel que necesite trabajar para vivir y el automovilismo no se queda atrás en su particular idea de pago extra. NASCAR añadió hace unos años una estructura en el Dash 4 Cash de la Xfinity Series y los pilotos van a por los 100.000 dólares de recompensa que la categoría otorga al mejor de los cuatro asignados por el orden de la carrera previa. Si bien Christopher Bell aprovechó las desgracias ajenas para vencer en Bristol y Cole Custer ganó con autoridad en Richmond, Tyler Reddick remontó las adversidades de un drive-through y un problema en un pit stop con una conducción hábil en Talladega.

Continuar leyendo »

El nocturno primer fin de semana de NASCAR en Richmond empezó con una cita de la Xfinity Series bajo las luces que tuvo poca seguridad de disputarse. El clima intervino durante el viernes y obligó a suspender algunas sesiones de entrenamientos en el short track de Virginia, llegando a colarse una ligera precipitación en la carrera sin proceder a acortar la misma. Justin Allgaier y Cole Custer fueron los pilotos más rápidos del día en todas las circunstancias y el duelo se centró en ambos con triunfo final para el de Ford, más oportuno en los instantes decisivos.

Continuar leyendo »

NASCAR busca desde hace años añadir un incentivo a sus carreras más allá de la Monster Energy Cup Series y uno de los aciertos más significativos del programa telonero es el Dash 4 Cash, sistema de cuatro carreras aleatorias y cambiantes entre temporadas para el que se clasifican los cuatro mejores pilotos de la cita anterior y cuyo mejor clasificado (gane o no la carrera) se lleva 100.000 dólares. Christopher Bell hizo méritos en Bristol y se adjudicó un peleado triunfo del óvalo con forma de estadio, en una carrera calmada que mostró a los mejores pilotos de Xfinity ante la ausencia de rivales de la Cup Series.

Continuar leyendo »