Christopher Bell aplasta en Texas y se afianza al frente de la Xfinity Series

 | 

La noche profunda de Texas solventó un poco más el esquema del playoff de la Xfinity Series gracias a una carrera bonita, llena de alternativas y cambios de guion por la vertiente estratégica. Se llegó a la parte final con una sucesión de accidentes y choques contra el muro que acabaron con las opciones de varios pilotos líderes pero no de Christopher Bell. El piloto de Gibbs controló la situación en el momento decisivo y se apuntó al carro del triunfo de forma contundente, reafirmando su favoritismo en una cita discreta de sus rivales en Tyler Reddick y Cole Custer.

Reddick era el poleman pero se llevó muy pronto un resto de plástico en su frontal y tuvo que ceder el liderato a Bell, quitándose el plástico rápidamente en la trasera del Toyota para evitar parar bajo bandera verde y perder un valioso tiempo. Bobby Earnhardt se tocó con Noah Gragson en dirección al muro de la curva 2 y Bell mantuvo a tono los ataques de Reddick y Custer para ganarles el primer segmento. Harrison Burton adelantó a Custer y Reddick fue a por Bell de forma intensa, manteniendo ambos un paralelo de varias vueltas del que Reddick salió líder por el interior gracias a otra caution, por accidente de Brandon Brown.

Reddick tomó el papel inverso y defendió el liderato ganado en la resalida hasta que rozó el muro de la curva 4 y cedió ante el empuje de Bell. Stefan Parsons echó a David Starr y Bell, Reddick y Justin Allgaier no entraron en boxes en dicha caution, saliendo aun así vencedores del segundo segmento. Austin Cindric, Custer, Brandon Jones, Harrison Burton y Jeb Burton lideraron un grupo de pilotos que siguieron en pista al parar bajo la bandera amarilla de Starr, siendo poco a poco relegados por Reddick, Allgaier y Bell a medida que pasaban las vueltas y el consumo de gomas se hacía más evidente.

Cindric y Custer pelearon el liderato el tiempo que pudieron, hasta que llegó el carrusel de accidentes consecutivos que cortaron la acción: Chase Briscoe abrió la veda tocando el muro de la segunda curva, Custer perdió terreno en su resalida y Vinnie Miller empotró a Ronnie Bassett Jr. en la misma curva. Ross Chastain y Ryan Sieg perdieron posiciones desde el liderato heredado por no parar y Gragson trompeó en meta al intentar colarse entre los Burton, provocando una breve bandera roja. Finalmente, Reddick tocó el muro tres veces y en la última encontró el lateral de Custer en dirección al muro interior de la recta trasera.

Bell pudo quitarse con celeridad a Chastain, Cindric y demás pilotos de estrategia arriesgada para llevarse la victoria y apuntarse automáticamente a la pelea por el título en Homestead-Miami. Chastain, Cindric, Brandon Jones y John Hunter Nemechek completaron el top 5, siendo Allgaier sexto y Custer octavo (entre los primos Harrison y Jeb Burton). Briscoe pinchó y acabó 22º, condenándose a ganar en Phoenix igual que Cindric, Michael Annett (11º) y el accidentado Gragson para arrebatarle a Allgaier la última posición de acceso a la final de Homestead, ante la práctica imposibilidad de alcanzar a los dominadores Custer y Reddick.

Lee a continuación: Brandon Jones se estrena en el caos de contendientes de la Xfinity Series