Cole Custer domina bajo una tímida lluvia en la Xfinity Series

 | 

El nocturno primer fin de semana de NASCAR en Richmond empezó con una cita de la Xfinity Series bajo las luces que tuvo poca seguridad de disputarse. El clima intervino durante el viernes y obligó a suspender algunas sesiones de entrenamientos en el short track de Virginia, llegando a colarse una ligera precipitación en la carrera sin proceder a acortar la misma. Justin Allgaier y Cole Custer fueron los pilotos más rápidos del día en todas las circunstancias y el duelo se centró en ambos con triunfo final para el de Ford, más oportuno en los instantes decisivos.

Allgaier y Custer alcanzaron al poleman Riley Herbst en los primeros metros y el de Ford le adelantó por la línea exterior. Allgaier rebasó a Custer por el mismo exterior y Christopher Bell se sumó a la fiesta por el interior de Herbst y Custer para situarse segundo. Bell superó a Allgaier a mitad del segmento y se escapó hasta que Mason Diaz provocó una caution al detenerse entre las curvas 1 y 2. Michael Annett intentó la heroicidad al quedarse en pista y fue relegado por los demás pilotos con gomas frescas, pasando Allgaier al liderato para vencer el primer segmento ante Bell, Custer, Noah Gragson y John Hunter Nemechek.

Allgaier mantuvo el ganado liderato en boxes y en la siguiente resalida, dónde Custer adelantó a Bell antes de que el de Toyota le devolviera la gentileza en la pelea por el segundo lugar. Allgaier y Bell no se intercambiaron posiciones aunque se vigilaban en la lucha por al victoria. Ryan Sieg era uno de los hombres de la noche al llegar al sexto puesto tras salir atrás y remontar una penalización por salir un mecánico antes de tiempo en su parada, intentando aprovechar al máximo la posible llegada de una lluvia que estuvo a punto de aplazar el evento. Jeremy Clements reventó su motor y la presencia de gotas de agua durante su caution revolucionó las estrategias.


Allgaier, Kaz Grala, Ross Chastain, Dillon Bassett, Stephen Leitch y Gray Gaulding siguieron en pista e intentaron aguantar frente a Custer, Bell, Austin Cindric y Nemechek, entre otros. Custer tardó apenas dos vueltas en ponerse primero, golpeando Bell al mal partido Bassett y a Gaulding en la misma resalida. Dañó Bell su Toyota y acabó aún peor, medio trompeado tras el toque de un Gragson que a su vez le golpeó contra Nemechek. Custer se fugó en la resalida y tomó el segundo segmento por delante de Cindric, Nemechek, Zane Smith y Sieg.

Ya no hacía falta que ningún piloto entrase a boxes por necesidad de combustible y las posiciones se mantuvieron intactas, pasando Allgaier de 16º a 3º con gomas nuevas y recuperando Bell su lugar en el top 10. El habitualmente protagonista Tyler Reddick sufrió bastante en tandas largas y apenas rondaba el top 10 durante la carrera, alejándose mientras Allgaier y Bell se situaban segundo y tercero e iban a por el sólido líder Custer. La amenazante lluvia se calmó y la acción se estabilizó hasta que Nemechek se llevó a David Starr a falta de 39 vueltas y generó un nuevo paso por el pit lane, al que siguió un golpe de Grala a Gragson en la resalida.

Cindric rebasó a Custer en la misma línea de meta y el de Stewart-Haas recuperó el liderato por el exterior a 20 giros del final. Ya no miró atrás Custer de camino a su segunda victoria de la temporada, siguiéndole Cindric, Allgaier (que resalió mal en dos ocasiones), un Reddick que salvó los muebles y un heroico Sieg que aguantó a otra sorpresa como es Zane Smith (de programa parcial en JR Motorsports). Nemechek y el poleman Herbst salvaron el top 10 que perdió Bell, 16º con un coche dañado y mala gestión final en boxes y en las resalidas.

Lee a continuación: ...y también en la Xfinity Series, rozando otro triplete