Desenlace polémico para la primera cita virtual de la Fórmula E

 |  @eloy_eg  | 

Con tres meses entre su segunda cita de la temporada y la tercera, que se disputará en Buenos Aires a mediados de febrero, tenía todo el sentido del mundo una de las principales novedades de la tercera temporada de la Fórmula E: una carrera virtual en Las Vegas con motivo de la feria CES y a la que fueron invitados algunos de los mejores simracers del mundo para batirse el cobre con los pilotos titulares del campeonato.

Los cierto es que los pilotos virtuales dieron una buena lección a los “reales” durante todo el evento y ya en la sesión de clasificación quedó clara su supremacía: sólo se coló Felix Rosenqvist en la Superpole, quien, eso sí, puso en apuros al gran dominador del evento, Bono Huis. El neerlandés representó en este peculiar ePrix a Faraday Future Dragon Racing.

Dado que en este evento participaban 30 pilotos (los veinte titulares de la Fórmula E y los diez simracers), entre la sesión de clasificación y el ePrix propiamente dicho se celebró una carrera de clasificación para determinar así quiénes completaban la parrilla final de 20 pilotos... que finalmente se quedó en 19 por problemas técnicos en el simulador de Lucas di Grassi.

No fue el único imprevisto en una carrera que además empezó con retraso. Muy al contrario, el evento quedó marcado por el FanBoost de seis vueltas que disfrutó el finlandés Olli Pahkala y que le permitió ver la bandera a cuadros en primer lugar, por delante de Huis y Rosenqvist. La ventaja fue tan clara que muchos aficionados al simracing protestaron en redes sociales y Huis mostró su descontento en el podio, por lo que finalmente Pahkala recibió una penalización de 12 segundos. Cayó la tercer puesto y Bono Huis fue así proclamado vencedor del primer ePrix virtual de la historia con 225.000 dólares en el bolsillo gracias a su victoria y su pole.

¿Suena caótico y poco serio que el vencedor se decida en los despachos? Bueno, no podemos olvidar las numerosas sanciones vistas en Fórmula E por consumo excesivo de energía... Al final el simracing se parece al automovilismo real más de lo que creemos.

Foto | FIA Formula E - LAT

Lee a continuación: Dakar 2017: motos y quads, dos categorías totalmente abiertas

  • M.A.

    Menudo pasteleo. ¿Y esto es el "espectáculo" del futuro?
    O sea; fan-boost pero sin pasarse. Si "fan-boosteaís" a uno mas de la cuenta, y/o otros lo "des-fan-boostean" via "face", pues se le sanciona y todos (??) contentos....
    .... o ¿no?.
    La conclusión es; realmente importa??

  • Dinotuchi

    ¿Y entonces?
    ¿Cuál es la conclusión?

    ¿Un "corredor" virtual es mejor que Hamilton o Vettel?

    La verdad es que no se para que entré en la nota. Ni la llegada de Pechito ha hecho que me interese en los eléctricos.
    Hagan lo que quieran..., o lo que puedan.

    La última ¿u$s 225.000,00 para un operador de computadoras por un día de trabajo?
    Nada mal.

    • RenzoAC

      No hay conclusión deportiva posible, es simplemente un acto publicitario al cual no le encuentro mucho sentido ya que lo ideal hubiese sido que los pilotos "reales" ganaran, de lo contrario quedan algo desprestigiados a vista del público general. No creo que lo repitan la verdad.

      Y sobre lo último, dedicarte a una competencia virtual y tener éxito no es para nada sencillo, si quiera para poder ganar algo de dinero debes deciarle horas de horas que bien podrían invertirse en otros oficios y dar beneficios similares. No digo que sea lo mismo, pero no trabajan solo un día, de la misma forma que los pilotos reales no trabajan solo los fines de semana de carrera.

      • Dinotuchi

        Si bien lo mio es una exageración sobre estos "corredores" virtuales, no deja de ser una muestra de la futilidad del siglo que nos ha tocado para vivir.

        No tomes riesgos, usa una pantalla ¿No tienes el talento de López, Hamilton..., o Haryanto? ¿Cuál es el problema? Usa un simulador y les podrás "ganar".
        Para peor, aparecen unos genios que hacen ver que esta situación hasta puede ser verdadera.

        De verdad espero que tengas razón y que no se animen a repetir la experiencia, porque yo no tengo ninguna duda. Los pilotos QUEDARON desprestigiados ante los ojos de los concurrentes a la CES.

        Ya es suficiente con que esta categoría está germinando el fin de lo que conocemos como automovilismo deportivo, como para que además hagan que la mayoría de las personas piensen que subirse a un auto de carreras es fácil.

        • Eloy E.G.

          No estoy de acuerdo. ¿Quedó desprestigiado Juan Pablo Montoya, piloto de F1, por no ser capaz de ganar una carrera en óvalo en NASCAR Sprint Cup Series? ¿O Sébastien Loeb por no ganar el Mundial de Rallycross? No. Hay que educar al público y explicar que se trata de disciplinas diferentes.

          • Dinotuchi

            ¡Saludos Eloy!

            No, en absoluto. Ni para tí, ni para Renzo, y para ninguno de los habituales lectores del blog Montoya o Loeb son menos que sus competidores porque UN domingo no ganaron.

            Lo que expuse es que los pilotos de la Fe, quedaron desprestigiados A LOS OJOS de los CONCURRENTES a la CES, porque un grupo de jugadores de computadora los batieron en un juego que dominan desde que eran niños.
            Ante un nerd estadounidense que va a Las Vegas a ver cual es el último ventilador para su nueva placa de video, a partir de ahora no hay mucha diferencia en Di Grassi, y este muchachito que se llevo un cuarto de millón de dólares.

            Por otro lado ¿Estás viendo muchos medios de comunicación muy interesados en explicar al gran público las diferencias de las que estamos hablando?

            Eso es lo que quise escribir.
            Muchas gracias por el comentario.

          • Eloy E.G.

            He leído un poquito en medios de simracing y te aseguro que están más ocupados indignados por el caos del evento, la elección de software y otras cuestiones organizativas que celebrando que los pilotos virtuales batieron a los reales. De hecho la diferencia no fue enorme, Felix Rosenqvist defendió el pabellón con nota.

            Por otra parte al final la Fórmula E vive de las marcas, no de los pilotos. A nadie le importa Lucas di Grassi, le importa Audi y su apuesta por los eléctricos. Y esas marcas son las primeras que dan palmas con las orejas al acercarse a nuevos públicos como el del CES.

            Finalmente, en lo que respecta a los medios de comunicación... Bueno, nuestra labor siempre es mejorable, pero los aficionados también pueden poner su granito de arena cuando alguien les pregunte "¿Has visto lo del chaval de videojuegos que ganó 225.000$ y batió a todos los pilotos reales?". No sé, yo trato de esmerarme a la hora de hablar de Lucas Ordóñez con gente de fuera del mundillo de las carreras y les explico que tanto él como su hermano hicieron automovilismo real antes de que la GT Academy le catapultase.

          • angeluam

            Los "nerds" que se dedican a estar frente aun monitor, que ya quiziera yo tener ese talento, seben muy bien la diferncia entre vencer a un piloto en un e-game que en la vida real. Aunque no lo creas no son estupidos y saben muy bien su negocio

          • RenzoAC

            Concuerdo en que son disciplinas diferentes. Mi única crítica viene al hecho que, no se si la publicidad dada a la Fórmula E con este evento ha sido la esperada. Creo que, idealmente, se esperaba competir en este torneo para que el público del CES supiera de la existencia de la Fórmula E, se familiarizara con los pilotos y despertara el interés del público en general.

            Considero que en parte han logrado eso, pero si pierden genera la duda ¿Realmente son estos pilotos los mejores que hay? ¿Vale la pena verlos?. Obviamente yo no los descalifico ya que son cosas distintas, cada una requiere un grupo de habilidades diferente, pero el público en general o casual es rápido en juzgar. Como dices, lo mejor siempre es educar al respecto.

        • estebano

          Ojo, que nadie se subió a un coche ahí, al revés, los pilotos reales se subieron a un simulador, ¿no?

      • estebano

        No creas, es más, me hubiese sorprendido mucho que los pilotos reales ganasen a los virtuales por un motivo principal: las leyes de la física en cuanto a los efectos de la velocidad en el cuerpo no van con los gamers.

        A los pilotos reales les cuesta más hacer determinadas cosas en el simulador, precisamente porque "no computa" con los estímulos que saben que reciben en el coche real. "¿Cómo voy a entrar así en esa curva?". Yo he visto hacer tiempos imposibles a gamers que siguen las normas y no hacen trampas, y que a poco que pretendas reproducir en una pista sabes que te matas como mejor solución.

        Lo que sí me escama es la polémica que he visto en Twitter sobre si el simracing no son carreras, que me parece ridícula. Por supuesto que son carreras, pero no son carreras reales en coches reales. Pero ríete tú de la competencia sana que puedes disfrutar cuando encuentras a los competidores ideales para tu nivel. Por supuesto, no será lo mismo el simulador que un coche de verdad, por lo menos en muchos años.

        • RenzoAC

          Ese es el punto, un piloto real tiene una preparación y experiencia distinta al de un simulador donde puedes ir a tope sin preocuparte de las consecuencias físicas que una mala trazada, salida de pista o derrape pueden traer.

          Entonces ¿Para qué armar un evento donde las estrellas de tu competencia tienen más que perder que ganar? En el mejor de los casos no ganarían nada ya que el común de la gente esperaría que los reales ganen, mientras que si pierden quedan algo tocados.

          • estebano

            Digamos, y conste que no soy futbolero y puedo meter la pata, que es más un evento espectáculo como los típicos partidos entre profesionales y famosos (y para favorecer el símil, pongamos que los famosos marcan algún gol a los profesionales)...

          • Jacobo87

            Buff, yo aquí igual me paso de romántico pero no lo veo por ningún lado. De entrada tenemos un campeonato como la FE; con coches extremadamente lentos, que corren en pistas urbanas sin tradición alguna, no son capaces de terminar la prueba sin cambiar de coche, los aficionados pueden dar un extra de potencia porque sí a un piloto... Muy poco atractivo para mí.

            Pero es que además intentan meter como series de soporte, un campeonato sin pilotos (Roborace) y este tipo de eventos de pilotos sin coche. Evidentemente el concepto de deporte de motor debe ir evolucionando, pero cuando no hay ni velocidad, ni piloto, ni coche, ni siquiera un evento real... mala pinta todo este invento.

  • angeluam

    La formula e no decepciona y hasta en su vercion de e games nos trae resultados que terminan cambiando por sanción