MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

El culebrón Rich Energy termina en un cambio de nombre y con William Storey fuera

rich-energy-haas-f1-team-2019-silverstone

Nadie, ni en sus momentos de mayor locura hubiera dicho que Rich Energy hubiera sido capaz de rellenar casi media docena de noticias en menos de una semana, pero lo cierto es que la compañía de bebidas energéticas británica ha estado en el foco mediático desde que hace menos de una semana, Williams Storey anunciara que rompía su acuerdo de patrocinio con HAAS F1 Team por la falta de resultados y porque la política del campeonato estaba inhibiendo a su negocio. Hoy parece que en parte ese negocio se ha desvanecido.

Formula Money publicaba hace unas horas que Rich Energy ahora se llamaba "Lightning Volt Limited", y que su exCEO, William Storey, dejaba su puesto como director y como "una persona con un control significativo" de la compañía después de negar en más de una ocasión la pasada semana que no contara con el apoyo de los accionistas clave y que hubiera sido relegado del control de la empresa. Ahora parece que este culebrón está mucho más cerca de llegar al final con la salida de Storey y la presentación de esta nueva nomenclatura que pretende borrar la polémica y contenciosos legales protagonizados por Rich Energy durante los últimos meses.

Queda a la espera el saber qué sucederá con el patrocinio a HAAS, escudería que sigue apareciendo en la web del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 todavía con el logotipo de la compañía y bajo el nombre oficial “Rich Energy Haas F1 Team“. Hay que recordar que la estructura dirigida por Guenther Steiner declaró un día más tarde del primer comunicado de Storey que el acuerdo continuaba y, según las informaciones, un grupo de accionistas les trasladó su intención de mantenerlo y además relevar a Williams de su cargo, algo que ya ha sucedido.

Curiosamente Storey terminaba el día diciendo la última palabra, haciendo oficial la venta de su participación mayoritaria en Rich Energy por el descontento con la actitud de algunos accionistas minoritarios, y mostrando una foto en la que aparece junto a Bernie Ecclestone y en la que se puede leer la frase “Él volverá”.