El Electric GT ya no es una copa monomarca de Tesla. Gumpert presenta su Nathalie Race

 |  @fernischumi  | 

Cuando nace un proyecto y tenemos al responsable de Audi Sport en la época del Grupo B y del nonato Grupo S detrás, la cosa sin duda promete. Aunque Gumpert no ha pasado sus mejores años desde que en 2013 anunciara su quiebra, la firma dirigida por Roland Gumpert ha comenzado a sacar la cabeza con coches que se alejan mucho del que ha sido su modelo más famoso, el imponente Apollo. Nacía de esta forma Nathalie (el nombre de la hija de Roland), un Gran Turismo que está presente ésta semana en el Salón de Ginebra y que ha estado muy bien acompañado en el stand.

Bajo una lona, acompañado de una azafata ataviada con una réplica de un mono ignifugo se ocultaba el bautizado como el Gumpert Nathalie Race, lo que no deja de ser la versión de competición del primer supercoche propulsado por una pila de combustible alimentada por metanol. Su potencia se establece por encima de los 540 CV, un par de 900 Nm, así como una autonomía que debería superar los 850 kilómetros con un depósito para la variante de calle. Con una tirada inicial de 500 unidades, se espera que llegue a las calles en 2020 y además servirá como base para el vehículo de carreras.

Curiosamente, este vehículo monta una caja de cambios de dos relaciones, una cerrada que le permite hacer el 0 a 100 km/h en apenas 2,5 segundos y una segunda para velocidades más altas. Las características parecen ideales para plantar cara a los principales GT’s europeos, pero en este caso Roland Gumpert quiere ir un paso más allá y llevarlo también a competir a los principales circuitos europeos, y entre ellos, España.

Nace de esta forma el Gumpert Nathalie Race que ha sido presentado hace solo unas horas en la cita helvética. Con una potencia de 600 kW y unas prestaciones mejoradas hasta conseguir establecer un 0 a 100 km/h en apenas dos segundos con una velocidad punta de 300 km/h, el Gran Turismo ha sido preparado para competir en un campeonato FIA, con modificaciones en la suspensión, en el sistema de frenado y de recuperación de energía, refrigeración del tren motriz y baterías, así como la llegada de un nuevo paquete aerodinámico.

¿En qué campeonato competirá el Nathalie Race? A estas alturas de la película muchos ya sabréis que las opciones siguen siendo limitadas. El EPCS (Electric Production Car Series) que en el pasado fue más conocido como Electric GT, es actualmente la opción más viable, sin embargo, recordemos que el campeonato no ha echado ni tan siquiera a andar después de numerosos retrasos. La llegada de Gumpert será un pequeño apoyo para unas series eléctricas que están obligadas a despegar cuanto antes para no verse completamente ensombrecidas por el E-TCR.

Curiosamente, las series en las que en un principio iban a competir únicamente los Tesla Model S P100D pueden recibir otros coches si hacemos caso al comunicado de Roland Gumpert, entre ellos el Audi e-tron o el Porsche Taycan. En lo que respecta al inicio de las series… el fabricante alemán confía en que el EPCS comience a rodar a finales de este mismo año o a inicios de 2020. ¿Y la piloto? A la checa Gabriela Jílková se le ha visto en la red en más de una ocasión al volante de un Gumpert Apollo haciendo “powerslides” en Mónaco con apenas 21 años, por lo que tampoco ha sido una sorpresa el verla relacionada con el proyecto de Roland Gumpert. Su nombre estampado en las ventanillas del Nathalie Race nos deja entrever que será la encargada de pilotar la primera unidad de competición, estableciendo en este caso un paso adelante en su carrera deportiva tras unos años muy discretos.

Lee a continuación: Mercedes-Benz presenta en Ginebra su primer Fórmula E. Bienvenido EQ Silver Arrow 01

  • Chechu Quiroga

    Muy interesante.

  • Ferran Pistola

    Primero debería de empezar a correrse...