CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Monoplazas

3 MIN

Entrevista a Kiko Pelegrina, mecánico de Jenzer: "Es como una familia, se crea un ambiente muy bueno"

Héctor Sagués | 4 Jul 2018
kiko-pelegrina-box-jenzer-gp3-paul-ricard-2018
kiko-pelegrina-box-jenzer-gp3-paul-ricard-2018

Los equipos de carreras son una estructura organizada, llena de gente con tareas concretas y situaciones políglotas. No es nada extraño oír variedad de idiomas en el paddock, incluso el español de un protagonista peculiar que fue número 1 de su promoción. Natural de Montblanc (Tarragona) y con apenas 24 años de edad, Francesc "Kiko" Pelegrina es mecánico en Jenzer Motorsport, equipo suizo que dispone de muchos pilotos y mecánicos de origen latino. Pelegrina atendió a Diariomotor Competición y explicó su rol en Jenzer, dónde tiene protagonismo en el maravilloso mundo de los Fórmula 4 y figura como mecánico asistente en GP3.

Diariomotor Competición: ¿Dónde empezaste, dónde te formaste como mecánico?

Kiko Pelegrina: Estudié un Grado Medio de Mecánica y de ahí me apunté a la Monlau, una escuela típica muy conocida en España. Mucha gente empieza y pocos siguen, pero ahí seguimos.

DMC: ¿Pasaste de la Monlau a Jenzer o has estado en algún otro equipo?

K.P.: Estuve en algunos equipos vinculados a Monlau, como el RC2 Junior Team (habitual del CER y de la Clio Cup española), básicamente equipos nacionales. Y efectivamente, después de ese periodo me dieron la oportunidad de trabajar en Jenzer.

DMC: ¿Qué diferencias estableces entre una estructura consolidada como la de Jenzer y equipos de una escuela como Monlau?

K.P.: Jenzer es como una familia: el padre siempre intenta ahorrar todo lo que puede. Los mecánicos e ingenieros crean un buen ambiente y todo lo que tenemos es bastante bueno en general.

DMC: ¿Viene mucho el señor Jenzer?

K.P.: Siempre que no le coincida con cualquier Fórmula 4. Yo estoy en F4 este año y cuando puedo me dejan venir a GP3 a ayudar, pero la prioridad para el equipo es la estructura de Fórmula 4.

DMC: Podríamos decir que estás a medio camino entre F4 y GP3. ¿Cansa esa doble vida?

K.P.: Supongo que es un camino inaguantable si se hace durante muchos años. Llevo dos años en este equipo y ya he visto a gente que lleva cuatro años y están muy quemados porque no tienen respiro.

DMC: Parece que en Jenzer hay mucho personal de origen latino. ¿Es algo habitual?

K.P.: En GP3 sí, ayuda a que haya buen rollo, cachondeo y son gente muy abierta, incluidos pilotos como Correa y Tatiana. En Fórmula 4 hay más personal italiano y suizo, un hecho más típico en un equipo como este.

DMC: ¿Hay algún circuito especial al que hayas ido a trabajar, sea bueno o malo?

K.P.: Monza es un desastre, siempre destrozamos los coches ahí. El resto de circuitos son medianamente buenos y nos los pasamos bien, en Montmeló por ejemplo al ser el circuito de casa y poder ver a la familia.

DMC: ¿Tenías experiencia en Paul Ricard, circuito nuevo en GP3?

K.P.: Sí, este año hemos hecho la carrera de F4 y vinimos para un test conjunto de GP3, aunque también estuve hace un par de años con Monlau, es un circuito muy chulo y es más bonito con las obras que han hecho para la remodelación.

DMC: ¿Hay diferencias importantes entre el F4 y el GP3?

K.P.: No tienen nada que ver como coches, las referencias entre ambos son inútiles.

DMC: Correa había sido piloto de desarrollo de Lotus y Calderón está vinculada a Sauber. ¿Afecta esa situación al equipo?

K.P.: No influye en nada, son dos pilotos más en el equipo. David Beckmann está un poco loco pero es diferente, tiene un buen carácter para ser piloto.