Erik Jones se consolida entre discusiones contractuales en un circuito difícil

 | 

La fama de Darlington como circuito extraño, de forma única y carácter duro se lleva un episodio anual de certeza en cada visita de la Monster Energy NASCAR Cup Series. Las tres marcas lideraron el evento con solidez en ocasiones variadas y fueron de nuevo los Toyota quienes se situaron mejor en la parte final. Erik Jones no había ganado en 2019 y su continuidad en Joe Gibbs Racing estaba en duda, aunque se comentaba su más que segura continuidad en semanas recientes. El joven piloto domó la pista indomable y dio un mensaje claro en un momento oportuno, que además le sirve para corroborar su presencia en la lucha por el título.

Brad Keselowski adelantó por el exterior al poleman William Byron y lideró la parte inicial antes de que le cazase con éxito Kurt Busch, que superó al Penske con un medido fuera-dentro entre las curvas 3 y 4. Martin Truex Jr. y Kyle Busch salieron atrás por distintos problemas y ajustes en la sesión de clasificación, alcanzando el top 20 a tiempo para la competition caution necesaria después de un retraso de cuatro horas por lluvia. Kurt Busch, Byron, Kyle Larson, Chase Elliott y Jimmie Johnson relegaron en boxes a un lento Keselowski que caía tras el grupo de Chevrolet.

Kyle Busch y Erik Jones subían poco a poco en dirección al top 10 que rondaban Kevin Harvick, Daniel Suárez y Ryan Blaney, entre otros Ford. David Ragan atropelló a Garrett Smithley camino a una bandera amarilla tras la cual Elliott aguantó brevemente el liderato obtenido en boxes a un correoso Kurt Busch que le acabó rebasando. El campeón de 2004 controló con comodidad el resto del primer segmento y se impuso a Johnson, Larson, Kyle Busch y Denny Hamlin. El caído Elliott, Keselowski, Joey Logano, Truex y Jones seguían el ritmo, con Byron y Harvick descolgados y Daniel Suárez y Clint Bowyer buscando puntos de playoff.

Larson y Kurt Busch salieron los dos primeros del pit lane y tomaron un hueco importante para Ganassi respecto a Johnson y Kyle Busch, pero el de Gibbs no se amilanó y pasó al heptacampeón en busca del dúo líder. Logano rozó el temido muro en un adelantamiento sobre Elliott y Truex superó al #9 cuando éste intentó cerrar a Jones. Kurt Busch alcanzó a Larson y se quedó a poco de superarle cuando Suárez echó de la pista a Newman, que prometió revancha por la radio. Larson perdió el liderato y 12 posiciones por culpa de una detención pésima.

Corey LaJoie trompeó con un pinchazo y permitió a Newman desdoblarse y volver a la vuelta del líder. Los hermanos Busch se cambiaban la primera posición en boxes y Kyle rebasaba a Kurt en un duelo dónde se colaba un necesitado Bowyer. Logano pinchó un neumático al tocar la pared de la curva 4 y sumar a los daños de un toque con Jones y Truex fue a boxes para reparar una rueda suelta; ambos quedaron doblados. Un choque entre Matt Tifft y B.J. McLeod dio por finalizado el segundo segmento, que Kyle Busch ganó bajo caution a su hermano Kurt, Hamlin, Jones, Larson y unos nerviosos Bowyer y Johnson que se molestaron en exceso.

Perdió Kurt Busch cinco puestos en boxes y Larson tampoco pudo seguir en el asfalto el ritmo de los Toyota de Kyle Busch, Jones y Hamlin, líderes en rapidez y en el pit lane junto a un eficaz Johnson que buscaba el seguro de vida para acceder al 16º playoff de la historia de la Cup Series. Jones y Hamlin se vigilaban a dos segundos de distancia a iban comiendo la distancia de su compañero Kyle Busch, a la vez que Keselowski, Truex, Blaney, Harvick, Byron y Johnson abrían la ventana de paradas por gasolina. Larson, Kurt Busch, Jones, Kyle Busch, Hamlin, Elliott y demás líderes siguieron dicho camino, siendo Suárez y Matt DiBenedetto los últimos.

Jones alcanzó a Kyle Busch tras parar tan solo una vuelta antes y el maestro y el aprendiz prometían un duelo apretado en los últimos 100 giros. Llegaría ahí un Big One inesperado por un pinchazo de Daniel Hemric, al que Ragan tocó sin querer y envió en trompo hacia Hamlin (4º). El de Gibbs envió al muro a Michael McDowell, chocando Johnson, Byron, Ty Dillon y Kurt Busch en la melé. Una colisión con LaJoie en el pit lane arruinó la noche de Hamlin y le hizo perder todas sus opciones de triunfo, aunque solo Hemric y McDowell se retiraban entre los involucrados.

Larson se puso líder en boxes, pero Jones le rebasó en un par de ocasiones por el interior en la resalida y contuvo los esfuerzos del rebelde piloto de Ganassi. La línea exterior era el lugar ideal dónde vivir en Darlington, si bien Larson apenas la usó encima de Jones y prefirió guardársela en la persecución. Logano y Truex no podían subir posiciones en su regreso a la vuelta del líder y tardaron poco en volver a ser doblados, poco después de abrir ambos la última ronda de paradas obligatorias. El gran trabajo de Gibbs permitió a Jones y Kyle Busch salir primero y segundo por delante de Larson, ahora con el aprendiz resistiendo al maestro.

Jones se lió un poco con los doblados y Kyle Busch llegó a mostrarse por su interior, viéndoles Larson de cerca en la lucha por una prestigiosa victoria. Keselowski y Harvick peleaban por la cuarta plaza a 11 lejanos segundos del trío delantero, mientras Alex Bowman perdía un posible séptimo puesto al tocar el muro y pinchar en plena pelea con Bowyer. Acabó Jones cogiendo una distancia de un segundo que Kyle Busch se esforzó en recortar por la línea exterior, rozando el muro en varias ocasiones y dañando el coche en un duro golpe a falta de tres vueltas.

Dejó atrás Jones los fantasmas anteriores para sumar su segunda victoria en la Cup Series y garantizarse un lugar en el playoff. Larson fue segundo, Kyle Busch llegó tercero con la rueda rota y Harvick y Keselowski completaron el top 5, siguiéndoles Bowyer, Kurt Busch, un de nuevo excelente DiBenedetto y dos resistentes Paul Menard y Austin Dillon. Suárez acabó 11º y Newman 23º, empatando ambos a puntos en la última posición de playoff a falta de una carrera. Logano (14º), Truex (15º), Johnson (16º), Elliott (19º), Byron (21º) y Hamlin (29º) hicieron lo que pudieron en la parte final entre distintas incidencias.

Lee a continuación: A.J. Foyt se queda sin patrocinador principal, pero garantiza competir en 2020