Fernando Alonso pelea con casi todos los rivales y es 14º en Japón

 | 

Entre las curvas y ondulaciones de Suzuka surgió un Gran Premio medianamente conflictivo, nada tenso en la lucha por la victoria pero con variaciones en todas las demás posiciones. Un temprano Safety Car agrupó a los pilotos y mantuvo una tensión estratégica que ayudó a los equipos a tomar distintos caminos. McLaren optó por no equipar los neumáticos superblandos y el desgaste excesivo de estos dio cierta razón al equipo de Woking sin impedir que Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne quedaran lejos de la zona de puntos en otra oportunidad desaprovechada.

Alonso tiró de carácter en la salida y adelantó a los dos Williams y a Nico Hülkenberg, que empezó la carrera con el neumático medio. Subió el asturiano otra posición gracias al toque de Charles Leclerc y Kevin Magnussen, que le generó un pinchazo al danés. El coche de seguridad salió a pista ante la gran cantidad de restos que el piloto de Haas dejó mientras regresaba al pit lane y durante el periodo de Safety Car se investigó un incidente entre Alonso y Lance Stroll, en el que ambos recibieron sanciones de cinco segundos: el canadiense cerró en la chicane al de McLaren y el ovetense se saltó la chicane completamente para evitar males mayores.

A la espera de cumplir con el reglamento en su parada en boxes, el español se situó 12º después de la colisión entre Sebastian Vettel y Max Verstappen y perdió ese puesto cuando Vettel remontó de forma contundente. Entró a boxes media carrera, realizando su detención de cinco segundos e instalando el débil neumático medio para llegar hasta el final. Stroll hizo un tapón a Brendon Hartley y a Alonso, que acabaron por rebasar al Williams en una maniobra peligrosa de advertencia del bicampeón del mundo en la recta de meta.

No acabó la acción en la parte final, ya que las retiradas de Hülkenberg y Leclerc dieron posiciones añadidas, en el caso del monegasco con un Virtual Safety Car incluido. Los agotados Williams cambiaron gomas en dicho VSC y los McLaren pasaron a atacar, recortando Alonso la distancia con Marcus Ericsson y Hartley mientras se dejaba doblar por los líderes. Finalmente Ericsson, Hartley, Alonso y Vandoorne entraron juntos en meta debido al tapón del sueco, siendo 14º el asturiano en un domingo trabajado que definió como bueno ante la prensa.

En el briefing del viernes hablamos de que cuando un coche se saltase la chicane se llevaría una sanción, suponía que habría una penalización para los coches que me sacaban de pista cuando intentaba frenar por fuera. De todas maneras la carrera no cambiaría mucho, estábamos lejos de los puntos hoy y ojalá que en Austin podamos ser más competitivos. Recuperamos posiciones en la salida y en la primera vuelta, pero ha sido un fin de semana difícil, sin ritmo en los entrenos ni en la clasificación; es normal que estemos fuera de los puntos cuando salimos atrás. Estamos contentos por haber acabado con un ritmo aceptable y alguna buena lucha, me he despedido disfrutando de este circuito que tanto me gusta.

Lee a continuación: Toro Rosso demostró en Suzuka que Honda tenía razón

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

  • emjpshyco

    No estoy de acuerdo con que se saltara totalmente la chicane para evitar males mayores: era tan simple como volver por la chicane de asfalto que no se usa y no por la tierra, obviamente habría perdido más tiempo obviamente, pero en mi opinión habría sido lo correcto. Pero los comentaristas de Movistar nunca van a hablar objetivamente de las acciones que haga Alonso, sean correctas o no.

  • GTRacer_uy

    2015 – 11°
    2016 – 16°
    2017 – 11°

    Queda claro que debió decir GP2 CAR en aquella recordada comunicación con su ingeniero.

    Que dirá hoy, con un motor que él pidió y que en el chasis correcto terminó en 3 y 4° posición (el 4° saliendo desde atrás).

    Clarísimo que el motor japonés de este año es superior al de años anteriores; tan cierto como que las culpas fueron repartidas.

    Hoy la vergüenza es propia.

    Saludos.