ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

La IndyCar prohíbe exhibir publicidad política en la Indy 500

En noviembre de este año se realizarán las elecciones presidenciales en los Estados Unidos y las empresas de publicidad y marketing afinan sus estrategias para causar el mayor impacto en los electores. Una de las preferidas es aprovecharse de los eventos deportivos de mayor exposición mediática y justamente las 500 Millas de Indianápolis, a celebrarse el próximo mes de mayo, constituye uno de ellos. Sin embargo, al advertir que la Indy 500 podía convertirse en un panfleto político, la directiva de la IndyCar ha decidido prohibir toda publicidad de candidatos o partidos políticos en los monoplazas e indumentaria de los equipos participantes para de esta forma distanciarse de la contienda electoral.

En las oficinas de la IndyCar, representantes de un equipo solicitó la aprobación para promocionar, en forma de patrocinio, las candidaturas de Donald Trump y de Robert F. Kennedy Jr. De inmediato tal petición fue rechazada porque de permitirse significaría que la serie se estaría inclinando hacia una parcialidad política, situación que empañaría al evento deportivo más grande del mundo. Y es que alrededor de 300.000 espectadores estarán presentes en las tribunas mientras millones de televidentes seguirán la carrera a través de diversos medios de comunicación. Por tal razón, se rechazó la estrategia de aprovecharse de la carrera para realizar campaña política.

Durante años la IndyCar ha permitido la promoción de instituciones, tal es el caso de la Guardia Nacional y la Fuerza Aérea; o de fechas patrias, como el Día de la Conmemoración de los Caídos, pero no ha cedido espacios para la publicidad política porque considera que promueve la división en los seguidores de la serie. Permitir a un equipo el patrocinio político representaría una afrenta hacia quienes no están de acuerdo y la categoría no está dispuesta a constituir un mal precedente. Por ello se rechazó la iniciativa y se invitó al equipo afectado a buscar patrocinadores más tradicionales, cuya presencia no incite la polémica.

También se sugirió a los funcionarios en campaña no realizar actos publicitarios en las 500 Millas de Indianápolis ni en ninguna otra fecha del calendario IndyCar porque de igual manera la organización no les concederá espacio en las transmisiones de los eventos.

En el informe se puede leer:

La IndyCar no aprueba patrocinios asociados con funcionarios electos, candidatos a cargos políticos o comités de acción política.

Vía RACER

Cargando...