CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

¿La maqueta más cara de la historia? Este Ferrari SF1000 se vendió por más de 1 millón de euros

Iván Fernández | 19 Dic 2020
200071-f1-scuderia-ferrari-1000-gp
200071-f1-scuderia-ferrari-1000-gp

Seguramente muchos de nosotros hemos soñado muchas veces de niño con acercarnos al árbol el día de Navidad o el de Reyes y encontrarnos al pie del árbol una gran réplica de nuestro coche favorito. Tanto es así, que muchos al crecer hemos desarrollado la afición por el coleccionismo de maquetas, hasta conseguir tener en nuestras estanterías el que sin dudas sería el garaje de carreras más espectacular de todos los tiempos.

Durante los últimos días, RM Sotheby's, seguramente cumplió con el sueño de uno de esos coleccionistas al poner a la venta un chasis del Ferrari SF1000 de esta temporada decorado con la librea que el equipo empleó en la celebración de su Gran Premio número 1.000, carrera disputada en el Circuito de Mugello.  No os equivoquéis, no se trata de una maqueta hecha en resina y otros materiales, sino que es legítimamente un réplica de los Fórmula 1 como los hemos visto hace unas semanas competir en GP de la Emilia-Romagna.

¿Cuál es entonces la diferencia? En este caso estamos ante una cáscara vacía, ya que el modelo que se puso a subasta carecía del tren motriz que han estado empleando este 2021 los equipos Ferrari, HAAS y Alfa Romeo en sus respectivos monoplazas. Tampoco cuenta con caja de cambios, frenos o la electrónica. Podéis pensar que esto puede haber hecho que el precio bajara significativamente, pero lo cierto es que este Show Car ha alcanzado el precio de 1,15 millones de libras, o 1,27 millones de euros, firmas de Sebastian Vettel y de Charles Leclerc incluidas.

El comprador, del que no se ha revelado su identidad, se llevará por tanto el SF1000 con su impresionante color burdeos a su colección privada (hasta ahora únicamente se había empleado para la exhibición en Florencia realizada el pasado mes de septiembre), aunque antes tendrá que firmar un acuerdo con la marca comprometiéndose a que el coche no será exhibido o utilizado con fines comerciales y que además no podrá ni siquiera introducir un motor adquirido para utilizarlo en pista. Es, por tanto, una maqueta muy cara y perfecta.

En esta misma subasta online también se vendió una réplica del casco de Sebastian Vettel por 31.200 €, el mono de Mick Schumacher que usó durante la prueba del F2004 de su padre y que se vendió por 45.600 €, un mono de Vettel y sus guantes alcanzaron los 36.000 euros y los 12.600 euros respectivamente, mientras que el traje de Charles Leclerc firmado por el monegasco se disparó hasta los 63.600 euros.