Grasser hace las maletas en Europa y se llevará los Lamborghini al IMSA

 |  @Victor_Forner  | 

Stéphane Ratel está atravesando por una situación complicada, pese a sus ambiciosos objetivos de expansión y a la creación de nuevas categorías. Después de la final de la Blancpain GT World Challenge America la semana pasada en Las Vegas, la marca de relojes anunció que dejaría de ser el patrocinador principal de la categoría, después de nueve temporadas. Pero no han sido los únicos que se han marchado, ahora es el equipo Grasser, que desde 2013 llevaba vinculado a las difuntas Blancpain, quien hace las maletas para poner rumbo al IMSA.

En la temporada 2013, el equipo austriaco comenzó con un programa Sprint completo, y uno parcial en las Endurance, y se han mantenido vinculados a ambos campeonatos hasta el día de hoy, siendo siempre el equipo más de fábrica de Lamborghini. Alcanzaron su punto álgido en 2017, cuando se proclamaron campeones de las Endurance Series. Pero este año, el desembarco en Europa del equipo FFF, les ha destronado como el referente de la marca de italiana. También con pilotos de fábrica, el equipo dirigido por Andrea Caldarelli se ha coronado campeón de los tres campeonatos europeos, relegando a Grasser a un segundo plano.

Los austriacos han mantenido su programa en el ADAC GT Masters, que les obligó a perderse la final de las Endurance Series en Barcelona, donde acabaron subcampeones con sus dos ases Mirko Bortolotti y Christian Engelhart. Después de haber llegado a participar en la GT World Challenge (previamente Blancpain Sprint Series) con hasta tres coches, ahora abandonan el campeonato para poner rumbo al IMSA, una categoría con mucho más interés, como comenta su director, Gottfried Grasser. 

Estamos planeando correr con dos coches la temporada que viene en el IMSA. Esto sería un sueño para mi, ya que me gusta mucho el campeonato. Hay mucha competitividad. Fui a Petit Le Mans, y el ambiente es increíble, mucha gente y mucho interés por el campeonato. Al correr aquí tendremos que decir que no a la GT World Challenge Europe. Los dos coches del IMSA y el de repuesto, estarán en la base de Starworks Motorsport en diciembre, donde se sumarán dos mecánicos nuestros.

Pero esta no será la primera experiencia de Grasser en el IMSA. Desde 2017 han participado en las 24 horas de Daytona, y han acudido también a las 12 horas de Sebring en dos ocasiones. Siempre con alineaciones semi-oficiales, han ganado los dos últimos años las 24 horas de Daytona, y son los vigentes vencedores en Sebring. Los rivales no serán nuevos, pero no es comparable con realizar la temporada completa. Grasser comenta también como se van a organizar con Peter Baron, director de Starworks.

Utilizamos la misma estructura, igual que ayudaron al equipo Land Motorsport. Peter Baron está organizando todo para nosotros en Estados Unidos, y nos quedaremos con ellos. Empezaremos en diciembre, operando desde Florida. El guardará los coches, y juntaremos a mecánicos suyos con los nuestros de Europa. Habrán dos de nuestros chicos que han decidido moverse allí para realizar las preparaciones antes de las carreras y las revisiones de después.

Esta es posiblemente la primera fuga importante de las categorías europeas de Ratel. Grasser ha confirmado que continuarán con tres coches en el ADAC GT Masters, y se plantean en Estados Unidos hacer también la Lamborghini Super Trofeo. No han querido mencionar todavía nada de la Endurance Cup, por lo que su participación está todavía en el aire.

Vía | sportscars365.com

 

Lee a continuación: Mazda se suma a los TCR con la versión de competición del Mazda3

  • Lo de una categoría con mucho interés me parece discutible. En la tele apenas hay tiempo para la GT3, son la tercera categoría en importancia después de otras dos categorías MUY nutridas y competidas. Así que por esa parte es difícil de entender.

    • M.A.

      Volvemos al tema.
      Interés deportivo.
      Interés mediatico, ya hay menos.
      Al menos, yo opino así.
      Quizá es el motivo del cambio para Grasser; la IMSA puede que sea más "mediatica".

      • Vale ya entiendo. Sí, deportivamente correr las 24 h de Daytona y Petit Le Mans es más apetitoso que las Sprint series. Aunque me gustaría saber qué piensan sus patrocinadores.