Greg Biffle gana en su regreso a una Truck Series de récord y locura

 | 

El suicidio mental que pueden ser las carreras de la NASCAR Gander Outdoors Truck Series encontró un nuevo límite hace poco en Texas, óvalo rápido en el que la tercera categoría nacional de los stock car teloneó a la IndyCar Series. 13 banderas amarillas sofocaron a unos ya encendidos pilotos que alternaron el primer puesto y visitas al muro. El más listo en el momento importante fue un viejo conocido de regreso, Greg Biffle, campeón de la categoría en 2000 y ex piloto de la Cup Series. Biffle se apuntó con Kyle Busch Motorsports y subió con paciencia hasta aguantar en el momento decisivo, batiendo récords personales por el camino.

Todd Gilliland se intentó escapar desde la pole position junto a los ThorSport de Grant Enfinger y Johnny Sauter, que acabaron rebasándole. Gus Dean y Codie Rohrbaugh perdieron el control en incidentes separados en la curva 2 y Kyle Benjamin hizo lo propio en la 4, tres banderas amarillas rápidas que precedieron a una breve bandera roja por accidente de Angela Ruch. Gilliland perdió posiciones en todas las resalidas y dejó la pelea por la victoria del primer segmento, que se apuntó Sauter al superar a Enfinger por el exterior de la primera curva. Austin Hill, Ross Chastain y Matt Crafton les siguieron entre codos.

Diez pick-up siguieron en pista tras el primer segmento, siendo Gilliland, Jordan Anderson, Ben Rhodes, Biffle, Brett Moffitt y Stewart Friesen los principales actores del momento; Enfinger y Crafton remontaron con gomas frescas. Sauter y Hill chocaron en la curva 3 y Cory Roper trompeó en dos cautions igual de rápidas que las anteriores. Rhodes y Gilliland pelearon duramente por el liderato y el hijo del ex piloto de Cup David trompeó en paralelo con el Ford hacia el muro, trompeando Tyler Ankrum tras un choque con Friesen y llevándose Moffitt por delante a Anderson.

Los comisarios no determinaron polémicamente como caution el trompo de Ankrum al acabar éste en el pit lane y sí lo hicieron con el choque de Anderson, ganando Rhodes el segundo segmento a un guerrero Friesen, Harrison Burton, Enfinger y Brennan Poole. Todos los pilotos entraron en boxes y aquellos que buscaron posición en pista sin cambiar neumáticos cayeron rápidamente, entre ellos un Tyler Dippel líder provisional que se fue al muro con daños por un toque con Sheldon Creed. Rhodes se apartó del liderato en la resalida con un problema en la transmisión, tocándose Spencer Boyd, Trey Hutchens y Natalie Decker en la 11ª caution de una tensa carrera.

Enfinger, Biffle y Friesen afrontaban el último tercio del evento en cabeza, pasando el ex de la Cup Series a ser líder y golpeándole el canadiense en otro acto de impaciencia de un piloto puntero que aún busca su primer triunfo. Anthony Alfredo y Hill, Chastain y Moffitt tomaban el liderato sin parar y se iban de un grupo de lobos con  Enfinger y Creed a la vista, aunque los cuatro acabarían llenando el depósito con el paso de las vueltas. Ankrum adelantó a Creed para situarse primero y Self se paró en la salida del pit lane de camino a la decisiva interrupción.

Ankrum, Creed, Crafton, Enfinger y Burton cambiaron gomas en busca de mayor tracción en las resalidas y ayudados por el gran número de doblados. Sin embargo, Biffle y Roper siguieron sin detenerse y una posible caution no señalada por trompo de Alfredo permitió al ex de Roush aguantar los ataques de Crafton y ganar su primera carrera de NASCAR en seis años y primera en Trucks desde 2001. Crafton debutó en la ronda en la que Biffle se proclamó campeón en el año 2000 y finalizó segundo, por delante de Ankrum, Enfinger y Burton. Creed fue 6º, Hill 8º y Chastain, Moffitt, Alfredo y Sauter (de 10º a 13º) fueron algunos de los doblados.

Lee a continuación: ¿Qué carajo hacía Fernando Alonso en Carolina del Norte, epicentro NASCAR?