ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Gulf y McLaren vuelven a unir el color naranja papaya con el azul, ahora en la Fórmula 1

Azul y naranja. Si lo pensamos bien, tal vez no había un mejor momento para recuperar dicha asociación tan icónica dentro del automovilismo. McLaren estrena patrocinador en la Fórmula 1 y este no deja de ser uno que ha estado ligado a la competición durante gran parte de su historia: Gulf Oil. La presentación, calentada durante los últimos minutos por los de Woking a través de sus redes sociales quedaba completamente reventada por todos aquellos que asistieron al rodaje del sport en una de las estaciones de servicio de la marca en la localidad inglesa de Aldershot.

Prácticamente ninguno fue capaz de guardar el secreto, tiñéndose las redes sociales en un goteo constante de imágenes del MCL35 con el logotipo de Gulf estampado en su capó motor, muy cerca de las salidas de escape. Obviamente no ha habido opción de retocar la librea que emplea McLaren este año en la Fórmula 1 para asemejarla a la tradicional asociada con la firma de lubricantes, la misma empleada con los Porsche en Le Mans o con el McLaren F1 GTR del equipo de Ray Bellm.

Sin embargo, esta asociación entre McLaren y Gulf se remonta incluso a fechas anteriores, cuando en la década de los sesenta fue un importante apoyo para Bruce McLaren tanto en la Fórmula 1 como en su paso por el campeonato Can-Am, con sus vehículos luciendo el emblema de la compañía sobre la impoluta decoración naranja papaya. Ahora, aprovechando el lanzamiento del McLaren 720S Le Mans, tributo a la victoria del F1 en La Sarthe hace 25 años, se ha aprovechado para hacer todo un encaje promocional para celebrar que el equipo sigue sumando apoyos. Incluso este año Lanzante presentó una edición especial sobre el McLaren P1 GTR recordando al McLaren F1 GTR Long Tail del equipo Gulf-Davidoff, el cual no habría desentonado en esta situación.

Debemos recordar que el año pasado se anunció que Petrobras dejaba de ser patrocinador de la escudería, cortando de esta forma el grifo de una gran cantidad de dinero que había acordado la petrolera brasileña en medio de la polémica con el presidente del país, Jair Bolsonaro, el cual presionó para romper esta asociación. Esto ha dado vía libre precisamente a que Gulf entre a formar parte del proyecto McLaren, en un monoplaza que, si bien no tiene un sponsor principal o más destacado como en la época de Vodafone, sí que es cierto que luce más surtido que en la fallida era Honda.

Cargando...