ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Imola se prepara para conmemorar 30 años de un trágico fin de semana

Los organizadores del Gran Premio de Emilia Romagna anunciaron que en la edición de este año se realizarán una serie de eventos para conmemorar los 30 años del fallecimiento de Ayrton Senna y de Roland Ratzenberger en la pista italiana. Las autoridades esperan que la carrera pautada para el venidero 19 de mayo se pueda realizar sin inconvenientes, toda vez que la edición de 2023 se canceló debido a las fuertes lluvias que azotaron la región, lo que provocó el desbordamiento del río Santerno, causando innumerables pérdidas humanas y materiales.

Esta temporada, la carrera a escenificarse en el Autódromo Enzo y Dino Ferrari aparece como séptima en el calendario, siendo la primera fecha que se realizará en Europa. De allí que la organización estipule una agenda con varios actos protocolares para recordar sucesos que cambiaron la seguridad de la Fórmula 1, tras presenciar un fatídico fin de semana que inició con el fuerte accidente de Rubens Barrichello, siguió con la muerte de Roland Ratzenberger en la curva Gilles Villeneuve durante la clasificación y concluyó con el fallecimiento de Ayrton Senna, para entonces tres veces campeón mundial e ídolo de multitudes, en Tamburello mientras lideraba la carrera.

Tres décadas han transcurrido y todavía se mantienen los tradicionales actos para honrar la memoria de ambos pilotos cada temporada, los cuales suelen realizarse dentro del circuito, en la horquilla de Tosa donde se han erigido monumentos a Ratzenberger y a Senna. También es visible una gran escultura del piloto brasileño en el interior de Tamburello que es muy visitada, y adornada los días de carrera por parte de los asistentes al circuito, aunque por lo regular ambos sitios lucen banderas, fotografías y objetos alusivos a los pilotos de manera permanente.

Explicó Stefano Bonaccini, presidente de la región de Emilia-Romaña, que la región se prepara para reiniciar su historia en la Fórmula 1 tras lo ocurrido el año pasado y lo harán de la mejor manera, con una serie de eventos que tendrán al Gran Premio como pieza central. A lo largo del fin de semana se realizarán ceremonias y otros actos para mantener en la memoria colectiva lo sucedido aquel 1 de mayo de 1994.

En palabras de Stefano Bonaccini:

Como región, queríamos firmemente el regreso de la Fórmula 1 a Imola, un evento central en el rico calendario de eventos deportivos de Emilia-Romaña. Este año el Gran Premio se enriquece con significados más profundos: el recuerdo de un campeón muy querido como Ayrton Senna y una fuerte señal de reinicio en la Romaña afectada por la inundación.

Vía Speedcafe

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Humberto Gutiérrez

Cargando...