Jan Magnussen comete un error y le cede la victoria a Ford

 | 

IMSA corrió en un escenario bonito y particular en Lime Rock. La prohibición para correr en domingo hace que las carreras del trazado de Connecticut se disputen en sábado o en lunes, un movimiento curioso que se ha mantenido durante 60 años. Los GT dieron una igualdad espectacular reflejada también en sus clasificaciones de cara al último tercio de la temporada: Joey Hand y Dirk Müller lideran con apenas un punto sobre Antonio García y Jan Magnussen y dos sobre el segundo Ford de Ryan Briscoe y Richard Westbrook. Bryan Sellers y Madison Snow disponen de un mayor hueco de 10 puntos sobre Katherine Legge y 24 sobre Ben Keating y Jeroen Bleekemolen al frente de GTD.

García realizó la pole position y salió bien, colándose su compañero Tommy Milner tercero por delante del Ford de Müller. Bill Auberlen echó a Lawson Aschenbach en la llegada a la chicane, yéndose Aschenbach hacia la hierba y chocando de forma irónica contra Auberlen. Aschenbach pinchó y llevó su Acura al garaje, mientras Auberlen aparcó el BMW en la escapatoria de la chicane y provocó la única caution de la carrera. Regresó la acción tras apenas diez minutos y ahí empezó la deriva estratégica, sin duda provocada por la corta longitud del circuito y por el manejo en el consumo de los GT.

No es nada raro ver carreras con gastos distintos de gasolina y más de un equipo ha intentado completar el evento en Lime Rock realizando apenas una parada en boxes. García, Laurens Vanthoor, Milner y Müller empezaron a escaparse de John Edwards, que acusaba cierto desgaste en el BMW #24 y fue adelantado por el exterior de la primera curva por Westbrook. Más fugado estaba Patrick Long en GT Daytona, líder con ocho segundos sobre los Lexus de Jack Hawksworth y Dominik Baumann entre los cuales se coló Sellers. El líder del campeonato GTD presionó a Hawksworth, que prefirió parar en boxes tras solo 40 minutos.

Baumann empezó a taponar a un grupo numeroso formado por Cooper MacNeil, Ben Keating y Katherine Legge. García alcanzó con su Corvette al grupo de marcas distintas formado por Lexus, Ferrari, Mercedes, Acura y Audi, entrando en boxes Baumann y MacNeil cuando se cumplieron sus 45 minutos reglamentarios al volante. Sellers y Legge se detuvieron en la vuelta siguiente, Keating lo hizo dos giros después y el autoritario Long cuatro vueltas más tarde, bajándose todos los pilotos del asiento y cediendo el volante a sus compañeros.

Westbrook se bajó sorprendentemente del Ford #67 y no buscó su habitual buena táctica de ir rápido gastando menos gasolina, cediendo pronto el coche a Briscoe. El australiano empezó a ejecutar vueltas rápidas e intentó desdoblarse sin éxito de su compañero Dirk Müller en el #66, que peleaba por el tercer puesto con el Chevy de Milner. En la cola de GTLM figuraban Connor De Phillippi y Patrick Pilet, que estuvieron juntos durante una hora hasta que De Phillippi se fue largo en la chicane y le cedió la posición al francés.

El final de la primera hora hizo que los GTLM fueran pasando por el pit lane, dejando García una ventaja de siete segundos a Jan Magnussen. Earl Bamber y Hand pelearon brevemente por la segunda posición en el Porsche #912 y el Ford #66, perdiendo Oliver Gavin tres puestos al parar más tarde como relevo de Milner. De Phillippi alargó bastante su detención y fue consiguientemente adelantado por los otros GTLM, saliendo su compañero Alexander Sims justo delante de Magnussen y evitando ser doblado una segunda vez (todas las paradas en Lime Rock hacen que el coche detenido pierda una vuelta).

Bamber se alejó de Hand y recortó la distancia de Magnussen de siete a 1,6 segundos. Hawksworth era el líder en GTD y el único que tenía que ceder el coche a su compañero Mario Farnbachern. Snow adelantó a Christina Nielsen por el exterior de la Big Bend inicial y alcanzó a Hawksworth, que cerró un par de huecos antes de realizar su segunda parada sin bajarse del Lexus #15. El inglés adelantó a algunos rivales de la zona trasera y forzó su detención, entre ellos los líderes de categoría Magnussen y Snow.

Gunnar Jeannette trompeó en la primera curva y cerró a Alvaro Parente cuando el portugués intentó desdoblarse con neumáticos más frescos. Bamber se salió en el mismo sitio y empezó a ser presionado por Hand, que le pasó en boxes cuando los mecánicos de Porsche tuvieron un problema con una pistola neumática.. Jesse Krohn entró dos veces en el pit lane para que los mecánicos de BMW pusieran cinta en el capó del #24, que estuvo a punto de levantarse en la recta de meta.

Magnussen gestionó el hueco con Hand, que decreció de diez a seis segundos. Patrick Long era segundo en GTD pero sus gomas nuevas le dejaron de lado en poco tiempo y Andy Lally se pegó al Porsche, pasándole entre las curvas 1 y 2. Hand sufrió para doblar a Long y a Lally y llegó a tocarse con el Audi antes de ir a por Magnussen, cuya mala gestión del tráfico le dejó a merced del piloto de Ford. Acabó Magnussen saliendo de pista en la última curva con subviraje en medio del Acura de Álvaro Parente y el Ferrari de Jeannette y le cedió el primer puesto a Hand.

Controló el resto de la carrera Hand sin problemas, logrando así su segunda victoria de la temporada y aupándose con Müller al liderato de GTLM. Magnussen y García fueron segundos, Bamber y Vanthoor terceros. Gavin fue cuarto Tandy pasó a Briscoe cerca del final por la quinta posición y los BMW fueron últimos. Sellers y Snow ganaron por delante de Potter y Lally en GTD y amplían su distancia en el certamen pequeño. Jeannette se sobrepuso a su salida de pista y le birló el podio a Parente en las últimas vueltas. Regresará IMSA en apenas dos semanas en Road America, circuito idílico al que volverán los Prototipos.

Lee a continuación: Tequila Patrón dejará la IMSA al finalizar esta temporada