Jean-Éric Vergne gana también en las calles de su ciudad

 |  @eloy_eg  | 

¿Creíamos que había campeonato después del difícil ePrix de Roma de Jean-Éric Vergne? El francés se encargó de despejar dudas este fin de semana en las calles de su propia ciudad, París. El líder del campeonato volvió a ampliar su renta al frente del mismo al marcar la pole y llevarse la victoria en el ePrix de París, cuyo accidentado final permitió a su rival directo Sam Bird quedarse a 31 puntos de él a falta de cuatro carreras.

Los dos se batieron el cobre ya en clasificación, pero Vergne mantuvo el control en todo momento al marcar la vuelta rápida tanto en fase de grupos como en la definitiva superpole. Y aunque estuvo bajo investigación por exceso de velocidad en el carril de boxes todo se saldó con una simple multa económica. Así, encabezaría la parrilla por delante de Sam Bird, su compañero André Lotterer, Maro Engel y António Felix da Costa.

Lotterer intentó por todos los medios superar a Bird en la salida, pero no tuvo éxito y la prueba quedó rápidamente neutralizada bajo Safety Car Virtual como consecuencia de los problemas de Ma Qing Hua para arrancar su coche y el impacto entre el Jaguar de Mitch Evans y el Andretti de Tom Blomqvist. Y aunque tras reemprenderse la carrera Vergne rodó presionado por Bird y Lotterer no vimos cambios de posición en cabeza hasta las paradas en boxes, siendo por detrás Daniel Abt quien más posiciones recuperó hasta alcanzar la zona de puntos.

Estratégicamente hubo apuestas interesantes, como la de Di Grassi y Buemi yendo una vuelta más largos o incluso Mortara más largo que nadie. Sin embargo este último perdería toda opción de un buen resultado tras un toque en pista con José María López. Pero Jean-Éric Vergne aprovechó la operación para abrir hueco y Sam Bird no lo volvió a ver más, debiendo defenderse de los ataques de un agresivo André Lotterer que terminó por pasarle al toque. Al duelo se sumó Di Grassi gracias a ese plus de energía, que terminó siendo clave al quedarse sin batería Lotterer en la última vuelta.

Así, mientras Vergne cruzaba victorioso la línea de meta, Lucas di Grassi adelantaba a Lotterer y Bird terminaba tercero… a tres ruedas. La realización tardó en mostrar cómo al quedarse sin energía el alemán su DS Virgin terminó impactando con el Techeetah, una maniobra que le valió a Lotterer diez puestos de sanción de cara a Berlín. Eso sí, conservó su sexto puesto final, tras Engel y Buemi y por delante de Abt, Rosenqvist, Turvey y López. La vuelta rápida fue para Lucas di Grassi.

Como dijimos al inicio de la crónica, 31 puntos separan ahora a Jean-Éric Vergne de Sam Bird, siendo tercero Felix Rosenqvist a 61. Los tres segundos puestos consecutivos de Lucas di Grassi permiten al vigente campeón situarse quinto, tras Sébastien Buemi. Por equipos son 55 puntos la renta de Techeetah sobre DS Virgin.

La próxima cita, el ePrix de Berlín, tendrá lugar el próximo 19 de mayo.

Foto | Michelin – Jérôme Cambier

Lee a continuación: Ma Qing Hua regresa a la Fórmula E de la mano de NIO