CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Todoterrenos

2 MIN

Los Stadium Super Trucks abandonan Australia por no ser ahora lo suficientemente seguros

Iván Fernández | 26 Sept 2018
stadium-super-trucks-2018-road-america
stadium-super-trucks-2018-road-america

Los Stadium Super Trucks se han quedado sin uno de sus grandes escenarios. El campeonato creado por Robby Gordon se había trasladado a Australia para mostrar a los aficionados locales unas carreras completamente locas, incluso con más acción que a las que estamos acostumbrados en esa región del planeta con los Supercars e incluso con sus populares series de monoplazasOld-School’. Los SST llegaban para regalarnos imágenes espectaculares que a partir de ahora ya no veremos por el momento fuera de las fronteras de Estados Unidos.

Ahora, la Federación Australiana de Automovilismo ha decidido que la Stadium Super Trucks dejen de formar parte de las competiciones anuales que se acogen en sus circuitos, alegando en este caso que se tratan de problemas de seguridad los que han llevado que la competición no pueda desarrollarse en el país de forma indefinida. Esta decisión vino prácticamente de la mano con la confirmación de que los SST no iban a competir como categoría soporte de los Supercars en la Gold Coast 600, a disputar el fin de semana del 19 al 21 de octubre en Sufers Paradise. Concretamente fue el accidente de Matt Nolan en Barbagallo la que encendió todas las alarmas, en este caso debido a que una de las ruedas de su vehículo salió despedida después del vuelco y terminó impactando sin control alguno contra un puente peatonal.

La competición, que se había disputado en suelo australiano desde 2015 no ha recibido una prohibición definitiva por parte de los responsables tal y como confirmaba recientemente uno de los responsables de la Federación a Motorsport.com. Obviamente para que se revierta esta situación deberán darse los pasos adecuados y la mejora en la seguridad parece completamente indispensable cuando estamos hablando de vehículos con chasis tubular y motor Chevrolet V8 que son capaces de elevar la potencia por encima de los 600 CV y que ruedan entre muros a toda velocidad y que cuentan con muchos contactos y saltos en el recorrido. Desde luego, el responsable de seguridad que se ha dado cuenta de esto tres años después merece un aumento de sueldo…