ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Ryan Blaney se proclamó campeón de la NASCAR Cup Series

La definición de la NASCAR Cup Series llegó a Phoenix Raceway, allí los cuatro aspirantes al título se vieron las caras: Kyle Larson, Christopher Bell, Williams Byron y Ryan Blaney, siendo el piloto del Ford Mustang número 12 del equipo Penske quien se alzó con la corona al finalizar segundo en la carrera, tras Ross Chastain. Blaney pudo controlar durante gran parte del recorrido los intentos de Larson y de Byron, los representantes de Hendrick Motorsports no pudieron seguir el ritmo de Blaney, quien a partir de la vuelta 292 comenzó a colocar distancia de por medio sobre sus perseguidores y se limitó a escoltar a Chastain hasta la meta.

Por supuesto que el segundo lugar Blaney fue celebrado en grande porque le concedió el título de pilotos tras una temporada que no le presentaba como serio aspirante a lograr el campeonato, inclusive también en Phoenix sus opciones llegaron a lucir remotas en los primeros parciales, con Byron largando desde la pole y manteniendo ese primer lugar durante las primeras 60 vueltas. Tras las primeras detenciones, Byron se mantuvo al frente, por delante de Kevin Harvick, Ross Chastain, Kyle Larson, Ryan Blaney y Christopher Bell, hasta la vuelta 108 los cuatro pilotos que luchaban por el título se mantuvieron juntos puesto que justo a esas alturas, Bell experimentó problemas en sus frenos y chocó violentamente contra el muro de la curva tres.

Posteriormente, una vez reiniciada la carrera, Byron fue perdiendo ritmo y comenzó a descender, cediendo el liderato y cayendo hasta el quinto lugar. Chastain asumió la punta sobre Harvick y Chris Buescher, quien se presentó como un invitado sorpresa en la fiesta, el piloto de RFK Racing pasó al frente a partir de la vuelta 171 y logró hacerse con la segunda etapa. Para entonces Blaney marchaba sexto y Larson séptimo. Una vez que Chastain regresó a la punta comenzó a desprenderse de sus adversarios, mostrando un ritmo consistente que le llevó a liderar el mayor número de vueltas en la carrera, sin duda se presentó como el rival a batir para ganar la prueba.

Detrás, Blaney y el equipo Penske realizaron una gran parada en boxes durante la última detención y aunque el Mustang número 12 salió por detrás de Larson, el piloto de Hendrick poco pudo hacer para contener a Blaney en la pista, así que tuvo que resignarse y mantenerse en la estela a la espera de algún error, pero no era el día del Camaro y aunque Chevrolet se alzó con el título entre los fabricantes, la imagen del día y el reconocimiento es para Blaney y su Ford Mustang amarillo.

En palabras de Ryan Blaney:

Un año increíble, unos Playoffs increíbles para nosotros. Ganar el título de la Copa para [Roger] Penske es muy especial. Teniendo a mi familia aquí, ganando mi primera Copa, me emocioné en el coche y eso que no soy un tipo muy emocional. Nunca me descarté para luchar por el título.

Vía NASCAR

Foto de Humberto Gutiérrez

Humberto Gutiérrez

Cargando...