CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

7 MIN

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia se coronan por octava vez Campeones del Mundo de Rallyes

Iván Fernández | 21 Nov 2021
rally-monza-2021-wrc-final-4
rally-monza-2021-wrc-final-4

Afrontar el último día por delante de tu gran rival por el título y con un colchón de 17 puntos puede que no fuera tan placido como parecía desde fuera. Sébastien Ogier y Julien Ingrassia afrontaban los poco más de 39 kilómetros cronometrados de esta última jornada del Mundial en Monza sabiendo que tenían en sus manos el que podía ser su octavo Campeonato del Mundo absoluto, por lo que podían decidir si arriesgar y luchar por la victoria con Elfyn Evans hasta las últimas consecuencias, o adoptar una estrategia mucho más cauta para cerrar el fin de semana sin mayores sobresaltos aprovechando que la renta sobre los pilotos de Hyundai era más que suficiente.

Sin embargo, el francés salió a morder. La repetición del tramo de Grand Prix, especial con la que se cerró la etapa del viernes, permitió que los pilotos tomaran muchos más riesgos al ser completamente sobre asfalto, con unas montas que sorprendieron en el caso de los Toyota al optar por una configuración cruzada de blando y duro que le había funcionado a Ogier durante el sábado, pero que no gustaba a todos, en especial al propio Elfyn Evans.

Sin embargo, el galés no iba a ser el protagonista de ese TC14, ya que Sébastien Ogier se ceñía demasiado en una de las chicane artificiales construidas con elementos de hormigón y dañaba la llanta y parte de su neumático de la parte delantera derecha, pudiendo terminar el recorrido todavía con el susto en el cuerpo y empatando con el crono de Elfyn, lo que le permitía retener el liderato al menos un tramo más. La imagen en meta de la llanta marcada y del agujero en el flanco del neumático seguramente contribuyó a que los galos decidieran cambiar de estrategia a una más conservadora.

Con Thierry Neuville haciéndose con los mejores tiempos en los dos primeros tramos, la situación estaba cerca de dar un vuelco con la llegada al TC15, este ya sí con una sección sobre tierra, así como la cama de grava que los organizadores situaron a la salida del banking de la zona del antiguo oval. Además de la alocada monta de cuatro neumáticos Sottozero de nieve/contacto por la que optó Kalle Rovanperä y a la que respondía con un “y por qué no” cuando se le cuestionó acerca del motivo, el tramo estaría plagado de errores, con los trompos de Gus Greensmith y de Oliver Solberg, así como el accidente de Takamoto Katsuta.

El japonés sigue con su año para olvidar después de que consiguiera el podio en el Rally Safari y después de arrancar una rueda en el primer tramo del Rallye de Catalunya, aquí le iba a tocar la situación contraria, arrancar una rueda en el penúltimo tramo del Rallye de Monza después de perder el coche en una de las fuertes frenadas sobre asfalto antes de chicane. Takamoto lograba ver meta con menos de un minuto cedido, pero quedaba por ver si los mecánicos iban a poder reparar en 15 minutos todo el estropicio.

Tras ellos, todos los ojos se centraban en los dos candidatos al título, con Elfyn Evans cometiendo su mayor error del fin de semana: "bloqueé los frenos y no pude hacer girar el coche, me metí entre las balas paja y me paré. También tuvimos otra calada más tarde". El galés, quejicoso llegaba a meta con casi 17 segundos cedidos respecto a la referencia de Neuville, pensando en ese momento que se había despedido de cualquier opción de victoria, sin embargo, Ogier también llegaba a meta dejándose 10 segundos después de tomárselo con mucha calma y priorizando la consecución del títulos. Pasaban a ser 7,6 segundos entre ambos, pero Evans no se jugaba nada más que el error y poder conseguir su tercera victoria, mientras que Seb sabía que en esos 14 kilómetros sería cara o cruz, que de cometer un error sería entregarle en bandeja el campeonato a su compañero.

Tocaba la hora de la celebración y de la despedida, tanto al dúo formado por Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, como a la actual generación de World Rally Cars. No había cambios y la pareja francesa cerraba una etapa logrando su octavo título, el segundo logrado con Toyota, igualando de esta forma a los que obtuvo con M-Sport Ford y a dos de los cuatro que ganó con Volkswagen Motorsport. Toyota GAZOO Racing también descorchaba el champán recuperando el cetro de fabricantes después de dos (es el quinto tras los conseguidos en 1993, 1994, 1999, 2018), curiosamente el año en el que se rompió la racha de Campeonatos consecutivos de Ogier y que a la postre puede haber evitado que el de Gap consiguiera igualar los nueve entorchados de Loeb.

La confirmación llegaba incluso antes de que cruzaran la meta Seb y Elfyn, en este caso después de que Kalle Rovanperä, que se daba el gustazo de hacer unos cuantos ceros en el último tramo, llegó a meta tras un fin de semana cuya frustración curará la fiesta del equipo. Debemos recordar que el joven finlandés, ganador en Estonia y Grecia, fue el sacrificado para permitir que Evans y Ogier pudieran luchar durante todo el rally, por lo que ha mantenido un ritmo muy lento durante toda la cita italiana a fin de asegurar esos puntos necesarios para que Toyota se coronara matemáticamente.

Thierry Neuville conseguía su hat-trick de scratchs al llevarse la última Power Stage del año, seguido de Katsuta, Sordo Evans y Ogier, algo que le daba al francés una nueva victoria, la séptima con Toyota, superando así a las seis que consiguió con M-Sport en sus dos temporadas. Sin embargo, el belga no iba a poder subir al podio acompañando a los Toyota, algo que estaba reservado para un Dani Sordo que reconocía que este día había sido mucho más relajado debido al margen que tenía respecto al belga.

El resto de posiciones entre los 10 primeros estaban ocupadas por Oliver Solverg, quinto, el cual calaba el motor en dos ocasiones en la últimas especial, seguido del Hyundai oficial de Teemu Suninen y  de Takamoto Katsuta, el cual conseguía reparar y hacer un tiempo muy rápido en la Power Stage para terminar por delante tanto de Gus Greensmith como de Kalle Rovanperä. En WRC2, victoria para Jari Huttunen en su debut con M-Sport, dejando entrever el finlandés que en 2022 puede haber alguna participación con el Rally1 después de haberse desvinculado de Hyundai Motorsport GmbH.

Completaban las 10 primeras plazas Andrea Crugnola, ganador en WRC3 y mejor Rally2 clasificado con el nuevo Hyundai i20 N. Por su parte, Yohan Rossel superaba a Kajetan Kajetanowicz in extremis para reclamar el título de Campeón del Mundo de la clase por tres puntos sobre el tricampeón europeo, cuyo consuelo ha sido que su copiloto, Maciej Szczepaniak se ha quedado con el de navegantes ya que el galo ha cambiado varias veces de ocupante en su asiento derecho. Movisport se ha quedado con el Campeonato de Equipos en WRC2 tras el podio de Enrico Brazzoli y el resultado de Nikolay Gryazin.

Clasificación final - ACI Rally de Monza 2021:

PosPilotoCopilotoCocheTiempoDif. 1º
1 S. Ogier J. Ingrassia Toyota Yaris WRC2:39:08.6
2 E. Evans S. Martin Toyota Yaris WRC2:39:15.9+7.3
3 D. Sordo C. Carrera Hyundai i20 Coupé WRC2:39:29.9+21.3
4 T. Neuville M. Wydaeghe Hyundai i20 Coupé WRC2:39:40.6+32.0
5 O. Solberg E. Edmondson Hyundai i20 Coupé WRC2:40:40.6+1:32.0
6 T. Suninen M. Markkula Hyundai i20 Coupé WRC2:41:31.2+2:22.6
7 T. Katsuta A. Johnston Toyota Yaris WRC2:41:43.1+2:34.5
8 G. Greensmith J. Andersson Ford Fiesta Wrc2:41:58.8+2:50.2
9 K. Rovanperä J. Halttunen Toyota Yaris WRC2:43:58.2+4:49.6

Clasificación general - Pilotos (WRC2021):

PosPilotoTotal
1 S. Ogier230
2 E. Evans207
3 T. Neuville176
4 K. Rovanperä142
5 O. Tänak128
6 D. Sordo81
7 T. Katsuta78
8 C. Breen76
9 G. Greensmith64
10 A. Fourmaux42

Clasificación general - Equipos (WRC2021):

PosPilotoTotal
1Toyota GAZOO Racing522
2Hyundai Motorsport463
3M-Sport Ford200
42C Compétition Hyundai68