MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Sergey Sirotkin; el desasosiego de un piloto de desarrollo

sergey_sirotkin_mclaren_19_20

Tras perder su asiento en Williams, al culminar la temporada de 2018, Sergey Sirotkin fue contratado en 2019 como piloto reserva tanto de Renault como de McLaren. Por una parte está en el ambiente de la Fórmula 1, a la espera de cualquier oportunidad para intentar regresar como titular, pero por otra no tuvo mayor actividad el año pasado, apenas participó en las 24 Horas de Le Mans con SMP Racing. Ahora atraviesa por una etapa de incertidumbre ya que a pesar de tener un contrato vigente, prácticamente permanece inactivo.

Pasar un año sin correr, luego de competir en la Fórmula 1, es una situación muy desagradable porque con el transcurrir de los días se desvanecen las posibilidades de volver y se pierden las condiciones físicas, más cuando se desempeña un papel de tan bajo perfil como lo es ser piloto de desarrollo y reserva. El mismo Sirotkin ha confesado que desea pilotar porque estar inactivo le afecta las sensaciones y la motivación. Su anhelo es regresar a la Fórmula 1, pero si esa opción no es posible debe resignarse y aceptar la realidad lo antes posible y buscar un lugar en otra categoría para regresar a las pistas.

En su reflexión, opinó que estas largas pausas le afectan tanto a nivel físico como emocional porque al no estar en actividad no puede ser visto de cara a futuros contratos. Si bien tiene 24 años y todavía tiene un futuro por delante, el presente le preocupa porque no tiene estabilidad en ninguna parte. Ciertamente, estar en la Fórmula 1 con el equipo McLaren es una posición que podría envidiar cualquier piloto, pero no el hecho de permanecer allí solamente para cumplir tareas en un simulador. Con la satisfacción de haber alcanzado un punto en su única temporada en Williams, décimo lugar en Monza, Sirotkin avisa que está dispuesto a escuchar ofertas porque considera que es hora de reconstruir su carrera.

En palabras de Sergey Sirotkin:

Es en los años que no tienes la oportunidad de correr cuando realmente entiendes lo que te apasiona. Dadas mis circunstancias, comencé a perder ese sentimiento. Así que necesitaba alejarme de todo y regresar con nuevos pensamientos. Me gustaría volver, pero esta vez no estoy hablando de Fórmula 1. Es difícil, lo sueño y sigo creyendo que tengo lo necesario, pero creo que ya es improbable.

Vía | Nextgen Auto