William Byron gana una carrera atrasada con final polémico

 | 

La Coca-Cola Firecracker 250 es el último desafío anual para los pilotos de la Xfinity Series en un trazado de restrictor plate. Aunque la temporada veraniega supone el final de los grandes accidentes y las peleas multitudinarias, Daytona supuso un nuevo capítulo de interrupciones y acción a raudales que además se resolvió un día después de lo previsto y en una situación comprometida para NASCAR.

Brennan Poole cedió el liderato inicial a Ben Kennedy y a Blake Koch desde la pole position hasta que la lluvia intervino en la octava vuelta, forzando a posponer el evento que había comenzado la noche del viernes a la mañana del sábado. Daniel Suárez intentó ponerse arriba pero solo consiguió perder al grupo delantero, una poderosa fila de 11 coches comandada por Koch, Kennedy, Poole, Daniel Hemric y Elliott Sadler al final del primer segmento. Kennedy y Poole pelearon arriba en apenas dos vueltas de un segundo segmento interrumpido por una nueva tormenta que paró los acontecimientos durante dos horas y media.

Al volver a la acción, Poole recibió el empujón de Tyler Reddick mientras que a Ty Dillon le ayudó Kennedy en plena lucha por la supremacía entre Ganassi y Childress. Erik Jones golpeó a Cole Custer a mitad de carrera, provocando un efecto acordeón que obligó a Custer a aflojar y al trompo de Suárez detrás de Jones, llevándose consigo a Koch, a Josh Williams y a Brandon Brown. Varios pilotos no pasaron por boxes ante el inminente final del segundo segmento, que se adjudicó Sadler por delante de William Byron y de Dakoda Armstrong.

La parte final se tomó como una batalla a largo plazo que se decidió en los últimos giros, como es habitual. Byron lideró una fila que llegó a ser de 15 pilotos hasta que Joey Logano hizo funcionar la línea exterior y ayudó al liderato de Ty Dillon. Poco después, Jeremy Clements trompeó en la parte trasera del grupo y chocó con Chris Cockrum, generando la primera de las varias interrupciones que llegarían en los instantes posteriores. Byron siguió arriba y empujó a Poole en trompo hacia Ty Dillon a falta de ocho vueltas, forzando otra caution más.

Logano cerró el hueco a Byron, que respondió enviándole a la hierba de la recta trasera en la resalida a falta de tres giros. El accidente grande no llegó hasta la penúltima vuelta, cuando Justin Allgaier hizo perder el control a Brandon Jones, que golpeó a un Michael Annett que a su vez chocó con Allgaier. El carril quedó bloqueado y hasta 11 coches se vieron involucrados, incluyendo un extraño Ryan Reed que se desvió de la segunda posición solo para colisionar con Erik Jones y Sadler, todos ellos lejos del gran desastre grupal.

La polémica llegaría en el Overtime, dónde otro accidente finalizó la carrera antes de tiempo: Scott Lagasse Jr. se llevó por delante Garrett Smithley, provocando una colisión final de cuatro coches antes de la línea de Overtime. NASCAR esperó unos segundos para sacar la caution después de que la cabeza del pelotón pasara por dicha línea, finalizando el evento bajo caution. Byron aguantó al frente y ganó su segunda carrera consecutiva, por delante de Sadler, Armstrong, Jeb Burton y David Starr.

Resultados Coca-Cola Firecracker 250

Posición Piloto Equipo Marca
1 William Byron JR Motorsports Chevrolet
2 Elliott Sadler JR Motorsports Chevrolet
3 Dakoda Armstrong JGL Racing Toyota
4 Jeb Burton JGL Racing Toyota
5 David Starr B. J. McLeod Motorsports Chevrolet
6 Ross Chastain JD Motorsports Chevrolet
7 Brennan Poole Chip Ganassi Racing Chevrolet
8 Joey Logano Team Penske Ford
9 Brendan Gaughan Richard Childress Racing Chevrolet
10 Joey Gase Jimmy Means Racing Chevrolet

Lee a continuación: Control Stop. Esta vez sí, Thierry Neuville puede salir campeón