A lo largo de los últimos años en los que las carreras no puntuables de Fórmula 1 estuvieron presentes en el mundo del automovilismo, los circuitos de Brands Hatch y Silverstone tuvieron un protagonismo casi exclusivo, con apenas alguna carrera suelta en Dijon o en Imola para romper la monotonía. Pero además de trazados en los que antes o después se disputarían carreras puntuables para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, la categoría reina también pisó circuitos inusuales que nunca se usaron de forma oficial. El último caso de la historia de la F1 fue el Gran Premio Presidente Medici de 1974, una carrera no puntuable disputado en el entonces conocido como Autódromo Emilio Medici, actualmente Autódromo Internacional Nelson Piquet de Brasília. En una carrera orquestrada en buena parte por Bernie Ecclestone (claro), Emerson Fittipaldi dio a los aficionados de casa un buen motivo de celebración al llevarse la victoria en la única carrera de Fórmula 1 disputada allí.

Continuar leyendo »

Siguiendo con nuestra sección, partimos desde donde lo dejamos en la anterior ocasión en nuestro viaje hacia atrás en el tiempo para repasar las carreras no puntuables de Fórmula 1. La última de la historia de la categoría la ganó Keke Rosberg con un Williams, pero para encontrar la anterior prueba no válida para el mundial, hay que ir dos años atrás... y encontramos un Gran Premio de Sudáfrica de 1981 ¡que ni siquiera fue concebido como carrera no puntuable! Originalmente, la cita en el circuito de Kyalami iba a formar parte del calendario pero la batalla política de la época entre la FISA y la FOCA acabó con una carrera que oficialmente era de Fórmula Libre y no era parte del Campeonato del Mundo de Fórmula 1... aunque todos los coches participantes fueran de esta categoría. El vencedor acabó siendo un Carlos Reutemann que acabó echando mucho de menos los nueve puntos que le habría supuesto ganar la carrera en caso de haber sido parte del mundial.

Continuar leyendo »

A lo largo de la historia del automovilismo, multitud de pilotos han tenido tendencias interdisciplinares. Ver a pilotos de Fórmula 1 compitiendo en Estados Unidos o en el mundo de la resistencia o incluso disputando carreras de Fórmula 2 no era una rareza. Incluso hubo casos como los de John Surtees, varias veces campeón del mundo de motociclismo que se pasó a la Fórmula 1. También Mike Hailwood lo intentó, llegando a disputar grandes premios de Fórmula 1 y de motociclismo el mismo fin de semana. Fernando Alonso se une a este selecto club de pilotos de la máxima categoría que exploran otras categorías; un tema fascinante que vale la pena explorar y por ello repasamos las diez apariciones más destacadas de pilotos de Fórmula 1 en otras categorías. El criterio general es el de tener a pilotos que combinaran su tiempo en la Fórmula 1 con sus otras actividades. De ahí que no se tenga en cuenta historias fascinantes como las de Nigel Mansell o Emerson Fittipaldi.

Continuar leyendo »

Durante los primeros años de la Fórmula 1 era absolutamente normal ver a equipos con tres o hasta cuatro y cinco coches en pista. Adicionalmente, las máquinas privadas aseguraban que en ocasiones hubiera siete u ocho coches de la misma marca en competición a la vez. En Ferrari siempre hubo un punto algo más exclusivo, con sólo un puñado de coches privados a lo largo de los primeros quince años de la categoría además de equipos de tres o más coches. Pero también eso tuvo un final.

Continuar leyendo »

A lo largo de la historia del Campeonato del Mundo de Rallyes, tan solo cuatro pilotos provenientes del mundial de Fórmula 1 han conseguido sumar puntos. El más reciente es Robert Kubica -a pesar de sus múltiples accidentes- y poco antes que él, Kimi Räikkönen tuvo actuaciones correctas mezcladas con otras algo más decepcionantes. Stéphane Sarrazin tuvo un momento en el que fue bastante bien considerado pero solo puntuó en un puñado de ocasiones... esto nos deja con el cuarto... que en realidad fue el primero. Carlos Reutemann, el único piloto de Fórmula 1 en subirse al podio del WRC.

Continuar leyendo »

Carlos "Lole" Reutemann fue, sin ningún lugar a dudas, un icono del automovilismo argentino. Durante la década de los años 70 y algo de los 80, el piloto de Santa Fe defendió el honor de su patria con un talento y velocidad innegables aunque a veces mostrara cierta debilidad mental en comparación con los grandes campeones con los que compartió pista. Aún así, plantó cara y demostró estar capacitado para ganar carreras, con un título que se escapó por el más estrecho margen. Su casco es a día de hoy también uno de los más recordados de la época, sobre todo en Argentina.

Continuar leyendo »