Grande Prêmio Presidente Medici 1974: Emerson Fittipaldi gana una carrera única

 |  @alexgarciagv27  | 

A lo largo de los últimos años en los que las carreras no puntuables de Fórmula 1 estuvieron presentes en el mundo del automovilismo, los circuitos de Brands Hatch y Silverstone tuvieron un protagonismo casi exclusivo, con apenas alguna carrera suelta en Dijon o en Imola para romper la monotonía. Pero además de trazados en los que antes o después se disputarían carreras puntuables para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, la categoría reina también pisó circuitos inusuales que nunca se usaron de forma oficial. El último caso de la historia de la F1 fue el Gran Premio Presidente Medici de 1974, una carrera no puntuable disputado en el entonces conocido como Autódromo Emilio Medici, actualmente Autódromo Internacional Nelson Piquet de Brasília. En una carrera orquestrada en buena parte por Bernie Ecclestone (claro), Emerson Fittipaldi dio a los aficionados de casa un buen motivo de celebración al llevarse la victoria en la única carrera de Fórmula 1 disputada allí.

El llamado Grande Prêmio Presidente Medici se disputó solo en 1974, por lo que es un evento literalmente único en la historia de la Fórmula 1. La cita de Brasília fue la primera carrera no puntuable de la temporada 1974 y cayó una semana después del Gran Premio de Brasil celebrado en el antiguo circuito de Interlagos. La carrera cayó el domingo siguiente a la segunda cita puntuable del año aunque ello no ayudó a que hubiera una gran cantidad de participantes. La historia de la carrera es fácil de entender. Después de su primera carrera (no puntuable entonces) en 1972, el año anterior el GP de Brasil había debutado en el Campeonato del Mundo. Con una afición en creciente fervor, los organizadores brasileños buscaron aumentar el número de carreras de casa con una segunda prueba en Brasília, aunque esta no sería puntuable. Así nació el Grande Prêmio Presidente Medici, llamado así al disputarse en el circuito que llevaba el nombre del entonces presidente Emílio Médici, de cuyo abuelo vasco recibía el apellido Garrastazu. En un trazado revirado y 'replegado' sobre si mismo de 5.476 metros de longitud, se mantuvo el 'mágico' número de 40 vueltas para un total de 219 kilómetros de carrera.

El objetivo era promover Brasília como un centro nacional del deporte a través del circuito, inaugurado en 1973. La carrera había recibido el apoyo de Bernie Ecclestone, que había garantizado cierta participación de los equipos afiliados a la FOCA (Formula One Constructors' Association). ¿Lo más curioso del caso? En el mismo hotel que se alojaron los pilotos y miembros de los equipos estuvo también Ronnie Biggs, uno de los hombres que once años antes había planeado el famoso asalto al tren postal de Glasgow-Londres... una jugada en la que según la leyenda estuvo involucrado el propio Ecclestone. ¿Realidad o ficción, casualidad o no? En cualquier caso, fue un hecho con el que la prensa británica se lo pasó especialmente bien. A pesar del altísimo incentivo económico por participar en la carrera y de los 28 coches de 14 equipos anunciados por la organización, al final los números fueron mucho menores. Ocho equipos y doce pilotos tomaron parte en la carrera, todos ellos británico y afiliados a la FOCA (Ecclestone había cumplido). Entre los grandes ausentes se encontraban Ferrari y Lotus, además de todos los equipos cliente a excepción de Hesketh.

La lista de inscritos no tuvo grandes diferencias con respecto al Gran Premio de Brasil de la semana anterior y de hecho, once de los doce pilotos participantes habían estado ya en la cita mundialista. La única novedad la protagonizó, claro está, Wilson Fittipaldi. El hermano mayor del astro brasileño se subió al Brabham que normalmente era para Richard Robarts. Una vez más, Ecclestone había cumplido al traer a otro piloto brasileño para asegurarse el éxito de la prueba. El otro Brabham era para Carlos Reutemann, siendo este equipo uno de los cuatro que trajo a dos coches juntos a March (Hans-Joachim Stuck y Howden Ganley), BRM (Jean-Pierre Beltoise y Henri Pescarolo) y Surtees (Carlos Pace y Jochen Mass). Luego estaban también Jody Scheckter con Tyrrell, Emerson Fittipaldi con McLaren, Arturo Merzario con el Iso-Marlboro Williams y James Hunt con el March privado del equipo Hesketh. Este último era el único equipo participante que no diseñaba y construía sus propios coches, como el único equipo cliente en Brasília. Con solo doce coches en pista, el atractivo de la prueba tenía que ser principalmente ver de qué serían capaces los tres brasileños participantes en lo que constituía un 25% de los pilotos de la carrera con la bandera local.

Los entrenamientos se disputaron en las esperadas y esperables condiciones brasileñas del momento, con mucha humedad y temperaturas altas. Tanto fue así que los entrenamientos del viernes se disputaron con pista húmeda, complicando la primera toma de contacto de los pilotos con el nuevo circuito. El sábado, ya con el asfalto seco, los tiempos bajaron hasta seis segundos y la pole position fue para Carlos Reutemann con un 1:51.18 que mostraba lo lento que era el trazado brasileño. Algo menos de una décima por detrás estaba el ídolo de casa, Emerson Fittipaldi, que había batido a Jody Scheckter y un acertado Carlos Pace. Arturo Merzario era quinto, con Jean-Pierre Beltoise sexto y Wilson Fittipaldi séptimo como el último hombre de casa. En las últimas posiciones, Jochen Mass, Henri Pescarolo y Howden Ganley cerraban el top 10, dejando a Hans-Joachim Stuck y James Hunt (que no había podido rodar el sábado) en la última fila. El británico esperaba poder competir con el Hesketh 308 pero problemas técnicos les obligaron a rescatar el viejo March a última hora.

La carrera no tuvo demasiada historia para lo que fue un intento valiente de aumentar la popularidad de la Fórmula 1 en Brasil que acabó saliendo mal. En la salida, Reutemann mantuvo la primera posición por delante de Fittipaldi y Pace, que daban esperanzas a los aficionados de casa de ver un buen espectáculo para los suyos. Por detrás, la historia del fin de semana de Hunt llegaba a su fin de forma prematura cuando tras una sola vuelta, su caja de cambios cedió. Casi sin dar una sola vuelta al circuito, es fácil imaginar al cándido futuro campeón del mundo 'rajando' de todo lo posible. Pero en cabeza, la atención pasaba a centrarse en los brasileños tras el abandono de Reutemann. El argentino había liderado la carrera pero tras pasar el primer cuarto de carrera su motor dijo basta y dejó a Fittipaldi en cabeza con Pace detrás. La carrera entró entonces en un periodo de estabilidad casi extremo, con pilotos que evitaban los riesgos por completo al saber que las primas por finalizar la carrera justificaban para los pilotos el no atacar, aún a costa de ser derrotados por sus rivales.

No hubo apenas cambios de posiciones hasta la vuelta 34, cuando el motor de Stuck se rompió, obligando al alemán a retirarse a falta de seis giros para el final. Mientras tanto, los problemas técnicos habían afectado también a Pace, que tuvo que olvidarse del sueño de ganar en Brasil para terminar a cinco vueltas del ganador, un hombre a quien difícilmente habría batido de todas formas. Así, el vencedor fue Emerson Fittipaldi, en una carrera completada en una hora y cuarto y en la que ganó por doce segundos de ventaja sobre Jody Scheckter. El sudafricano reconoció después de la carrera que no se había jugado el tipo al saber que no había ningún incentivo para ello. No había puntos en juego y terminar segundo traía ya un suculento premio para él y su equipo. El podio lo completó Arturo Merzario, a veintisiente segundos del ganador. Quedaba claro, teniendo en cuenta la diferencia de maquinaria entre el primero y el tercero, que Fittipaldi tampoco había salido a pista a darlo absolutamente todo. La teórica zona de puntos la completaron Jochen Mass, Wilson Fittipaldi y Howden Ganley, estando estos dos últimos ya doblados.

También terminaron la carrera los dos pilotos de BRM, con Henri Pescarolo por delante de Jean-Pierre Beltoise, siendo estos los últimos clasificados de forma oficial ya que Carlos Pace no completó el 90% de la carrera. Por lo general, todos los equipos habían buscado ahorrar neumáticos, consumir poco sus motores y en general, completar la carrera de forma cautelosa. El resultado había sido un evento poco emocionante aunque los aficionados brasileños pudieron celebrar el doblete de Fittipaldi en casa. En cuanto al epílogo de la prueba, solo podía ser uno. Apenas seis semanas después de la carrera, en las elecciones de marzo, Medici fue derrotado por Ernesto Geisel y la carrera no volvió a recibir el apoyo del gobierno. El circuito cambió su nombre inmediatamente a Autódromo de Brasília, antes de acabar recibiendo el nombre de un Nelson Piquet que de hecho hizo su primera aparición en un paddock de Fórmula 1 en esta misma cita a sus 21 años.

Grande Prêmio Presidente Medici 1974 – Autódromo Emilio Medici (Brasilia)

Pos. Dorsal Piloto Equipo Máquina Diferencia Vueltas
1 5 Emerson Fittipaldi Marlboro Texaco Team McLaren McLaren M23 – Cosworth 40
2 3 Jody Scheckter Elf Team Tyrrell Tyrrell 006 – Cosworth + 12.40 40
3 20 Arturo Merzario Frank Williams Racing Cars Iso-Marlboro Williams FW02 – Cosworth + 27.10 40
4 19 Jochen Mass Team Surtees Surtees TS16 – Cosworth + 1:38.84 40
5 8 Wilson Fittipaldi Motor Racing Developments Ltd. (Brabham) Brabham BT44 – Cosworth 1 Vuelta 39
6 10 Howden Ganley March Engineering March 741 – Cosworth 1 Vuelta 39
7 15 Henri Pescarolo Stanley BRM BRM P160E 1 Vuelta 39
8 14 Jean-Pierre Beltoise Stanley BRM BRM P160E 2 Vueltas 38
9 18 Carlos Pace Team Surtees Surtees TS16 – Cosworth 5 Vueltas (No clasificado) 35
10 9 Hans-Joachim Stuck March Engineering March 741 – Cosworth Retirada (Motor) 34
11 7 Carlos Reutemann Motor Racing Developments Ltd. (Brabham) Brabham BT44 – Cosworth Retirada (Motor) 11
12 24 James Hunt Hesketh Racing March 731 – Cosworth Retirada (Caja de cambios) 1

Vídeo

Lee a continuación: Race of Champions 1974: El canto del cisne de Jacky Ickx