Una vez revisados los cinco coches más memorables del octavo grupo de diez marcas de esta sección, de nuevo llega el momento de realizar las votaciones y elegir cinco coches de competición de estas marcas que no entraron en sus respectivos repasos. Desde hoy hasta el próximo miércoles día 9 de noviembre os invitamos a dejar vuestras sugerencias en la sección de comentarios de este mismo post.

Continuar leyendo »

Cadillac es una de las marcas de coches más antiguas del mundo, superada en Estados Unidos solo por Buick. Tradicionalmente, es una marca recordada por sus vehículos de lujo más que por su deportividad, pero eso no es óbice para que también tuvieran una cierta presencia en el mundo de las carreras aunque a muchos niveles fue más testimonial que pasional. En el caso de Cadillac, es uno de los mayores ejemplos de que el tomar parte en las carreras es a menudo una decisión tomada por marketing.

Continuar leyendo »

Venturi nació en 1984 como MVS -Manufacture de Voitures de Sport- tras ser fundada por los ingenieros Claude Poiraud y Gérard Godfroy con el objetivo de diseñar y construir coches deportivos con los que Francia pudiera competir en el mercado y en los circuitos con marcas como Porsche o Ferrari. Aunque inicialmente sufrió los típicos problemas de las nuevas marcas al faltarle dinero, personal y simple fama, Venturi consiguió hacerse un nombre en el mundo de la automoción y del automovilismo.

Continuar leyendo »

Fundada en 1959 por Jem Marsh y Frank Costin -hermano mayor de Mike Costin, uno de los fundadores de Cosworth-, Marcos empezó de forma humilde como constructor británico con una idea para utilizar contrachapado para la construcción de los chasis. Poco a poco fueron entrando en el mundo de las carreras, incluso a través de sus cambios de propietarios, llegando a participar en varias ocasiones en las 24 horas de Le Mans en varias décadas distintas.

Continuar leyendo »

La marca que fundó Brian Lister a mediados de los años 50 y que lleva como nombre su apellido es otro de los muchos constructores británicos que a lo largo de los años 50 y 60 tomaron parte en carreras a nivel nacional e internacional con variado éxito. Mientras algunas sobrevivieron, otras no tuvieron tanta suerte. Lister forma parte del primer grupo, gracias también a su particular concepto de diseñar modelos alrededor de motores ya existentes de otras marcas.

Continuar leyendo »

Chaparral es uno de los constructores de coches de carreras más recordados de los años 60 y 70, además de ser una de las marcas pequeñas más importantes en el mundo del automovilismo gracias a las innovaciones que a menudo incorporaron sus máquinas de carreras. Fundada por el ex-piloto de carreras Jim Hall, Chaparral se mantuvo en la cresta de la ola durante más de una década y con coches de carreras compitiendo desde los años 50 hasta los 80.

Continuar leyendo »

Junto a marcas como Ralt, ReynardLola, Van Diemen es una de las marcas más conocidas en el mundo de los monoplazas en una era ya pasada. En el caso de esta última, fue fundada a principios de los años 70 por Ross Ambrose y Ralph Firman Sr. y se dedicó principalmente a construir coches de Fórmula Ford. De hecho, durante la mayor parte de las décadas de los 70, 80 y 90, competir con un Van Diemen era garantía de buen rendimiento en pista.

Continuar leyendo »

Cuando se habla de Shelby en el mundo del automovilismo y las carreras, seguro que hay alguna vocecita que debe mencionar la marca británica AC Cars. A fin de cuentas, el Cobra fue desarrollado conjuntamente entre Shelby y AC, con versiones distintas para ambos modelos con un AC Cobra que llegó a venderse en Europa con suficiente independencia de la versión americana. Pero lo que muchos olvidan es que AC era una marca de pleno derecho antes de su asociación con Shelby y lo siguió siendo después. La gran olvidada del entorno del histórico Cobra.

Continuar leyendo »

La realidad es que habrá quien diga que Shelby no es un constructor de coches como tal, puesto que algunos de sus modelos más famosos eran en realidad preparaciones de máquinas de otras marcas. Pero lo cierto es que en varios de los mencionados modelos, Carroll Shelby fue clave en su desarrollo original y además, sus preparaciones a menudo acababan siendo lo suficientemente distintas como para merecer una consideración a parte. En cualquier caso, está claro que Shelby es algo especial.

Continuar leyendo »

Caterham es una de las marcas más particulares que han competido a alto nivel, con una historia que empezó como "mero" concesionario para vender los populares Lotus 7. Tanto éxito tuvo el coche que cuando Lotus dejó de producirlos, Graham Nearn -propietario del concesionario Caterham Cars- obtuvo los derechos para construir los coches. Así empezó el viaje de un constructor que se ha mantenido fiel a sus conceptos y que incluso llegó a estar en la Fórmula 1.

Continuar leyendo »