Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

10 MIN

Coches de competición para recordar: Lister

La marca que fundó Brian Lister a mediados de los años 50 y que lleva como nombre su apellido es otro de los muchos constructores británicos que a lo largo de los años 50 y 60 tomaron parte en carreras a nivel nacional e internacional con variado éxito. Mientras algunas sobrevivieron, otras no tuvieron tanta suerte. Lister forma parte del primer grupo, gracias también a su particular concepto de diseñar modelos alrededor de motores ya existentes de otras marcas.

Lister-Bristol - Sport-Prototipo

Todo empezó cuando Brian Lister preparó un coche de carreras en 1954 basándolo alrededor de un motor MG. El Lister original contó con Archie Scott Brown como piloto de pruebas y primer competidor, aunque pronto Lister se dio cuenta de que el motor y los discos de freno de origen MG no daban el rendimiento que él esperaba. Se realizó entonces el salto definitivo a los motores Bristol, que le dieron el nombre final al primer modelo de la marca, que debutó en ese 1954 y que en la carrera de soporte del Gran Premio de Gran Bretaña tuvo un papel destacado.

Con un quinto puesto en la general tras los Aston Martin, el Lister-Bristol de Archie Scott Brown obtuvo la victoria en la categoría reservada a los coches de hasta 2.000 centímetros cúbicos. Lister había dado su primer gran golpe y antes de terminarse el año había peticiones para comprar más unidades de ese modelo, con el tiempo conocido afectuosamente como "Knobbly" por sus formas redondeadas -"knob" es "pomo" en inglés-. Con trabajo en el túnel de viento, el Lister-Bristol cambió de aspecto y empezó a multiplicarse.

Pero curiosamente y a pesar del trabajo realizado en el remodelado primer modelo de Lister, los resultados jamás llegaron a estar a la altura de ese primer año en competición. La estructura oficial llegó a reemplazar el motor Bristol por un Maserati mientras los coches "cliente" mantenían el Bristol inicial, pero tampoco se llegó a obtener mejores resultados. De esta forma y en apenas un año y medio, Lister había aprendido de qué iba el mundo de las carreras y cuánto trabajo era necesario para triunfar.

Lister-Jaguar - Varios

Tras el fracaso relativo del brevemente usado Lister-Maserati y el estrepitoso golpe de realidad al intentar competir con un monoplaza que usaba un motor Coventry Climax, la siguiente gran idea de Brian Lister fue la de usar un propulsor más que probado. De esta forma, se partió del motor del Jaguar D-Type para diseñar el siguiente modelo de la marca, el que sería conocido como Lister-Jaguar. El coche debutó en 1957 y con Archie Scott Brown al volante consiguió un primer éxito en el British Empire Trophy. Desafortunadamente, la historia del piloto británico tuvo un trágico final al fallecer en un accidente con el Lister-Jaguar en Spa-Francorchamps en 1958.

El coche tuvo algo más de éxito y una vida ligeramente más prolongada que la de los Lister-Bristol que aún estaban en activo y de hecho llegaron a compartir pista con los Lister-Jaguar, en manos privadas. A pesar de todo, el paso del tiempo se hizo notar en una época en la que los cambios en el mundo del automovilismo iban a pasos de gigante. Pronto, el motor del D-Type era prácticamente obsoleto y a pesar de sus buenas actuaciones en un principio, se demostró que la ideología de Lister servía poco para tener grandes máquinas con éxitos a lo largo de muchos años.

También se llamó Lister-Jaguar al modelo utilizado por la Écurie Ecosse para la Carrera de los Dos Mundos celebrada en Monza en 1958. Partiendo del Lister-Jaguar original, en dos meses se había concebido y construido un monoplaza para competir contra los Fórmula 1 y los USAC en el óvalo milanés. Sería el único monoplaza "wildcard" sin estar completamente acorde a las normativas de Fórmula 1 o USAC. Completado en el paddock de Nürburgring durante el fin de semana de los 1000 km de 1958, el coche no fue competitivo en Monza, ni siquiera superando a los D-Type originales.

Lister-Chevrolet - Sport-Prototipo

Pero en Lister no habían sabido leer ninguno de los dos problemas que su sistema de trabajo conllevaba. Ante todo, el uso de propulsores "prestados" de otras marcas hacía que su trabajo llegara siempre algo tarde, al empezar el desarrollo sobre un motor ya existente. Pero sobre todo, en un momento histórico en el que el automovilismo estaba cambiando a una velocidad nunca antes vista, esa forma de trabajo podía dejar a los coches de Lister sin opciones de destacar.

A pesar de ello, Brian Lister contrató en 1959 al experto en aerodinámica Mike Costin -futuro fundador junto a Keith Duckworth de Cosworth Engineering- para que desarrollara la carrocería del nuevo coche de Lister, que se construiría alrededor del motor del nuevo Chevrolet Corvette. Sin duda, se trataba de una fantástica elección de propulsor para el nuevo "hijo" de Lister y el resultado daba un aspecto espléndido, haciendo pensar que podía tratarse de un coche altamente competitivo.

Quizás pudo haberlo sido, de haberse estrenado dos o tres años antes, pero con la llegada de los coches de motor trasero, los prototipos con motor delantero fueron quedando arrinconados al tener unas inercias demasiado altas y generar menos agarre lateral del deseado. Así, tras resultados mucho menos competitivos de lo esperado, Lister decidió retirarse de las carreras al término de la temporada de 1959, aunque sus coches se mantuvieron en activo.

Lister Storm - Gran Turismo

No fue hasta 1995, cuando el Lister Storm se encargó de devolver a la marca a los circuitos. El Storm era el nuevo modelo de Lister -que había tenido algunos coches de calle años antes-, con un monstruoso propulsor Jaguar V12 de 7.000 centímetros cúbicos basado en el motor del XJR que había competido en Le Mans. Precisamente en la legendaria prueba francesa se produjo el debut del Lister Storm en 1995, dentro de la categoría GT1. Los comienzos fueron difíciles, con una sola carrera finalizada en dos años, las 24 horas de Le Mans de 1996 en décimo novena posición.

El salto de la versión GTS a la GTL trajo algunas mejoras en rendimiento, aunque la fiabilidad siguió siendo su punto débil. El mejor resultado del Storm GTL llegó con otra décimo novena posición en las 24 horas de Daytona de 1997, siendo cuarto en su categoría. Pero con los resultados a lo largo de 1997 y 1998 por debajo de lo esperado, no recibieron la invitación para Le Mans en el segundo año del GTL y Lister tomó la decisión de poner en espera su proyecto de competición, centrándose en el rediseño del Storm de cara a la temporada de 1999.

El Lister Storm GT debutó en 1999 y tras una primera temporada en constante evolución, en el año 2000 se llevaron los títulos de equipos en el FIA GT y en el británico de GT's, obteniendo un total de catorce victorias entre los dos campeonatos. El coche fue uno de los protagonistas en cabeza del FIA GT hasta la temporada 2003, cuando Lister se centró en el desarrollo de su nueva máquina, dejando de lado las actividades con el Storm. A pesar de todo, en manos privadas -y ocasionalmente con alguna presencia oficial-, el coche siguió compitiendo hasta 2006.

Lister Storm LMP - Sport-Prototipo

Para Lister, tras el éxito en los GT's solo había un camino posible: los prototipos. De esta forma, se empezó a trabajar en el Lister Storm LMP, partiendo de la enorme cantidad de información recolectada con el Storm original. La idea inicial había sido utilizar un propulsor Judd V10 pero al final el equipo tuvo que conformarse con un Chevrolet V8 que sin ser un mal motor, no daba el rendimiento que habría dado su preferencia. El coche debutó en las 12 horas de Sebring de 2003, aunque el resultado no llamaba al optimismo. El primer año solo vio al Storm LMP competir en otra carrera más, los 1000 km de Le Mans, sin demasiado éxito.

El segundo año del LMP 900 de Lister fue algo mejor, con una vigésimo cuarta posición en su primera participación en las 24 horas de Le Mans y una victoria en las 6 horas de Vallelunga, pero sin el dinero de Essex Invest -principal apoyo del equipo-, Lister volvió a centrarse en su GT, sin ver demasiado futuro en los prototipos. El Storm LMP volvió a la acción para los 1000 km de Spa en 2005 aunque sin ver la bandera de cuadros. Tras ese fracaso, el coche se adaptó a la nueva normativa LMP1, añadiendo "Hybrid" a su nombre por el hecho de ser una máquina a medio camino entre el LMP 900 y el LMP1.

El nuevo Storm LMP Hybrid compitió en la parte final de 2005, con un segundo puesto en las 6 horas de Vallelunga, y a lo largo de 2006, donde el mejor resultado fue una tercera posición en los 1000 km de Istanbul. Eran buenos resultados llegados de forma circunstancial aunque ello no impidió que en Lister, dando por finalizada la carrera deportiva del Storm LMP Hybrid, se plantearan un sucesor. Se habrían basado en el Pescarolo 01 con su propio desarrollo aerodinámico. Desafortunadamente, la prácticamente crónica falta de fondos obligó a cancelarse el proyecto.

En 2013, con Brian Lister aún en vida -falleció en diciembre de 2014- la compañía cambió de manos. Habría sido relativamente normal que sus actividades decayeran pero sorprendentemente los nuevos propietarios quisieron rendir homenaje al glorioso pasado de la marca, construyendo varias unidades de modelos legendarios. Pronto, todas las unidades previstas estaban reservadas a precios de escándalo, lo que animó a la marca a construir una edición especial en homenaje a las tres carreras que Stirling Moss disputó con Lister. Puede que sea más negocio que otra cosa, pero mientras la marca funcione, siempre habrá opciones de volver a correr... y más con un nombre como Lister.

En Diariomotor Competición | Coches de competición para recordar: Ferrari, McLarenLotusPorscheLancia, FordToyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, RenaultAlpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, SEAT, CitroënHonda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows, Volvo, Tyrrell, Bentley, Extra IV, Wolf, Sauber, Dome, March, Spice, Bugatti, Minardi, Jordan, Eagle, DallaraExtra V, Cooper, Benetton, Reynard, Spyker, Shadow, Courage, Osella, Ralt, Lola, Red Bull / Toro RossoExtra VI, Penske, Swift Engineering, Panoz, IsuzuRiley & Scott / Riley TechnologiesVemac / Shiden, MG, De TomasoŠkoda, Elva, Extra VII, TVR, Caterham, Shelby, AC Cars, Van Diemen, Chaparral