Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Otros circuito
Logo Icon

8 MIN

Coches de competición para recordar: Opel

Opel ha sido desde siempre una de las marcas alemanas con más tradición en competiciones locales y de nivel accesible para el público en general. No son pocas las carreras y los campeonatos donde los Opel son pilotados por aficionados que buscan la manera de introducirse en el mundo de la competición. En este sentido, guarda un cierto parecido con Volkswagen aunque en Alemania siempre ha habido un buen trabajo por parte de las marcas en relación a la competición y la iniciación en ella.

Opel Kadett – Varios

El Opel Kadett es uno de los coches históricos de la marca en su historia. El nombre se remonta a los años 30 aunque hubo varias versiones de este nombre hasta los años 80. Evidentemente, no todos han competido aunque la mayoría han tenido su momento en las carreras. Sobre todo tuvo presencia en los rallyes aunque también hubo algunas versiones de circuito, como la que aún hoy en día participa en las 24 horas de Nürburgring cada año.

Los primeros éxitos del Kadett se produjeron en 1970 con un par de podios en el RAC Rally y en el 1000 lagos. Cuando, con los cambios de normativa, entró la segunda versión del Kadett de rallyes, las cosas aún mejoraron. El Kadett C GT/E participó de forma oficial en el mundial de rallyes de 1976 y obtuvo varios podios, incluyendo una victoria en el Ypres Rally de ese mismo año, el mejor resultado del coche. Al año siguiente los resultados fueron más pobres y después de un único podio en Suecia, Opel canceló el programa de rallyes.

El último coletazo del Kadett en el mundial de rallyes se produjo después de la cancelación del Grupo B y antes de las normativas que estabilizarían el campeonato. Opel participó en varias pruebas del mundial con un Kadett GSI del grupo A, con el que se llevaron una victoria sorpresa en el Rally de Nueva Zelanda de 1988 de la mano de Sepp Haider, quien ya había competido con un Opel Kadett en la década de los 70. Un podio en Nueva Zelanda en 1989 sería el último resultado de este vehículo, antes de limitarse a competir en competiciones menos importantes.

Opel Ascona – Varios

El Opel Ascona 400 fue el arma utilizada por Opel para buscar el campeonato del mundo de rallyes. Desarrollado junto con el Opel Manta para el mundial de rallyes, el Ascona debutó en la temporada de 1980 y ese mismo año consiguió vencer por primera vez. Fue en el Rally de Suecia con Anders Kulläng al volante. Esa temporada no volvió a llegar ningún otro triunfo aunque lo mejor estaba aún por llegar. La temporada de 1982 sería especial para el Opel Ascona.

En medio nos encontramos con un 1981 de impaso en el que Opel siguió desarrollando un coche que tenía como objetivo evidente el título mundial. En 1982, con Walter Röhrl al volante, vencieron el Rally Montecarlo y el Costa de Marfil, camino a lo que terminó siendo un celebrado título mundial. Además de esas victorias, el Ascona se convirtió en el último coche con tracción a dos ruedas en llevar a un piloto hacia el mayor premio de los rallyes; el título de campeón del mundo de pilotos. Walter Röhrl y el Opel Ascona habían hecho historia.

En 1983, Ari Vatanen ganó el Rally Safari aunque su máquina empezó a mostrar señales de una debilidad aparente que le impidió volver a llegar a lo más alto con ella. Opel intentó seguir con la evolución de su coche campeón pero en 1984 quedó claro que estaba completamente obsoleta y no podía luchar contra los grandes monstruos del Grupo B. La carrera del Opel Ascona, único campeón del mundo de rallyes de la marca, había terminado. Aunque se reserva un lugar en la historia para él.

Opel Corsa – Varios

El Opel corsa no parece, a primera vista, un coche preparado para competir. Pero como suele suceder con los coches de su segmento, tuvo una presencia en los rallyes locales de Europa durante un buen número de años. Además, compitió también en varias competiciones de circuito del mismo carácter. El Opel Corsa, como coche compacto, ha sido bastante popular entre los pilotos semi-profesionales durante las últimas dos décadas.

Pero la más reciente participación del Opel Corsa en una competición se produjo en 2009. Opel desarrolló una versión del Corsa para la categoría Súper 2000. Debería haber sido el coche con el que Opel volviera a ganar rallyes, volviera a tener éxito en los tramos y con el que habría vuelto a cobrar protagonismo en el mundo del off-road. Desafortunadamente para los alemanes, no fue así y al final el Corsa S2000 acabó siendo un fracaso.

De esta manera, Opel dejó de participar de forma oficial en competiciones fuera de circuito a pesar de la ilusión con la que se afrontó el proyecto y de lo bonito de la máquina. Tras una corta temporada con apenas unos pocos resultados en posiciones de puntos, la más reciente versión del Opel Corsa dejó de verse en las competiciones. Desde entonces, uno de los vehículos más vistos de Opel por las calles de todo el mundo dejó de luchar por subirse al podio.

Opel Calibra – Turismo

El Opel Calibra es uno de los vehículos de competición más memorables que ha fabricado la marca alemana en toda su historia. Se estrenó en 1994 y obtuvo su primera victoria en el DTM con Manuel Reuter con motivo de la segunda manga en Donington, ronda no puntuable del campeonato de ese año. Tras no obtener ninguna victoria más en su primera temporada, 1995 fue algo mejor y en la última reunión del año el Calibra se llevó una doble victoria cortesía de Klaus Ludwig.

La temporada decisiva acabó siendo la de 1996. Con nueve victorias por parte de la marca sobre un total de 26 carreras, Manuel Reuter ganó el ITC por delante de Bernd Schneider y su Mercedes. Reuter obtuvo tres de esos triunfos y fue una pieza instrumental para que Opel completara un año espectacular con el título del campeonato de marcas. Además, el ITC no se disputó en 1997, por lo que Manuel Reuter y Opel terminaron como los últimos campeones de la categoría.

El Opel Calibra de esta competición equipaba un poderoso motor V6 y tenía tracción en las cuatro ruedas. A medida que fue evolucionando el coche, este fue empezando a ganar carreras y vencer a los Mercedes y Alfa Romeo, principales rivales del momento. Entre los nombres ilustres que compitieron con el Calibra encontramos a Keke Rosberg, Uwe Alzen, Tony Kanaan y Alex Wurz. No es de extrañar, puesto que el ITC fue un gran campeonato con mucho nivel y Opel supo encajar desde el primer momento, sobre todo con un coche histórico como el Calibra.

Opel Astra – Turismo

El Opel Astra tiene sobre sus hombros el peso de la historia de Opel en la competición. El Astra continúa el legado del Kadett en cuanto a tecnología y sector. En cuanto a la competición, el Astra fue el coche de turismo elegido por la marca para continuar el trabajo realizado con el Calibra. El Opel Astra participó en el renovado DTM a partir de la temporada 2000. El Astra se mantuvo en competición durante cuatro años, hasta 2004.

En su debut en el nuevo DTM, Opel tuvo un papel espectacular. El Astra ganó la mitad de carreras gracias al buen hacer de Manuel Reuter, Joachim Winkelhock y Uwe Alzen. Pero si algo se podía interponer entre estos buenos resultados y un título, eran Bernd Schneider y su Mercedes. Schneider obtuvo seis victorias por su cuenta que le sirvieron para asegurarse el título y para situar a Mercedes justo por delante de Opel por tan solo 24 puntos.

A partir de entonces, la historia del Opel Astra en el DTM sería cuesta abajo. No hubo ninguna otra victoria y en 2004 solo un Astra privado compitió, mientras que la marca alineó a los nuevos Vectra aún sin tener demasiado éxito. Desde esa primera temporada del nuevo DTM, Opel no volvió a ganar una carrera y eventualmente se retiró de la competición, dejando huérfano a un campeonato que tuvo que vivir de la lucha Mercedes-Audi hasta la llegada de BMW.

Opel ha vivido grandes momentos en la competición en las últimas décadas pero a pesar de ello hoy en día parece desinteresada en la competición. Su historia en los rallyes y en los turismos sugiere que cuando dan con la tecla adecuada pueden luchar contra los mejores. Con el Opel Corsa S2000 no acertaron, así que la estadística dice que la próxima vez que intenten competir, podrían tener éxito. Tratándose de una marca como esta, muy pocos no se alegrarían de volverles a ver en lo más alto del podio.

En Diariomotor Competición | Coches de competición para recordar: Ferrari, McLarenLotusPorscheLancia, FordToyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, RenaultAlpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, SEAT, CitroënHonda, Volkswagen