Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

8 MIN

Coches de competición para recordar: Volkswagen

Volkswagen tiene una tradición en la competición relativamente pequeña. En el pasado su presencia era menor y con el tiempo ha ido aumentando hasta llegar a la sitación actual, con dominio en el mundial de rallyes. En los últimos años han tomado parte en competiciones importantes y entre otras cosas, patrocinaron al equipo Toro Rosso de Fórmula 1. Además, se rumorea a menudo que el grupo podría estar interesado en participar en la categoría reina en los próximos años.

Volkswagen Beetle – Varios

Al contrario de lo que muchos pueden pensar, el Volkswagen Beetle ha tenido a lo largo de su historia una presencia importante en el mundo de la competición. Empezando por carreras de “drag” o utilizándose sus componentes como base para los populares Fórmula Vee y terminando con carreras de tipo copa monomarca en las que todos los participantes compiten con el mismo coche y el mismo nivel de preparación, pasando por competiciones fuera de circuitos.

El “Escarabajo” fué particularmente popular y utilizado en pruebas de rallyes durante los años 60 y 70. Fueron dos décadas en las que los Beetle compitieron por Europa, llegando a ganar competiciones locales. Poco a poco se hicieron un hueco entre los coches más competitivos, gracias también a un esfuerzo importante de la marca, que trajo a pilotos de nivel para obtener resultados. Entre otros triunfos, ganaron en su categoría -con una quinta posición general- en el Rally Acrópolis de 1973.

Gracias a la popularidad casi desmesurada de este coche, pudimos llegar a verle en carreras de tipo “Baja” a pesar de lo poco que aparentemente parecen cuadrar los dos conceptos. Pero ya se sabe, cuando un coche es tan popular, no es extraño ver a entusiastas del modelo que lo utilizan en sitios donde a priori parecería que es una locura. Aunque quizás sí es una locura de todas formas. Pero por fortuna, el mundo del automovilismo se nutre, al menos en parte, de estas locuras.

Volkswagen Golf – Varios

Es posible que el Volkswagen Golf sea el modelo más prolífico de la marca en cuanto a años en competición. Ayudado por el hecho que el modelo de calle ha tenido muchas versiones, siempre ha estado en varios tipos de carreras. Es cierto que el Golf raramente está al nivel para vencer carreras de importancia internacional. Pero la función de permitir a jóvenes pilotos introducirse en el mundo de la competición es importante y muy valorada.

A lo largo de los años, las muchas versiones de los Volkswagen Golf han competido en carreras monomarca por todo el continente, así como participado en carreras abiertas a otros modelos. Caracterizados por un rendimiento razonable a un precio aceptable, el Golf ha sido una puerta de entrada para pilotos jóvenes. Además, les hemos visto también en los rallyes del mundial hasta los años 90 y en competiciones nacionales aún a día de hoy e incluso en los rallyes.

Su más reciente aparición en competición se dió en las 24 horas de Nürburgring. Con motivo del 35º aniversario del lanzamiento del primer modelo, Volkswagen desarrolló una versión particularmente espectacular de este coche con un motor de cinco cilindros en línea que hacía de él una máquina que podía volar en el Infierno Verde. No llegaron los resultados esperados, pero tanto a nivel estético como a nivel mecánico, esta versión del Golf es algo único.

Volkswagen Tarek – Rally Paris Dakar

El Volkswagen Tarek fue el primer coche que la marca alemana utilizó en su ataque al Rally Paris Dakar. Sucedió en 2003, después de una presentación en 2002 que sorprendió a los medios de comunicación de todo el mundo. A diferencia de los rivales, el Tarek parecía un coche deportivo preparado para competir en el Dakar. Incluso se trataba de un vehículo con tracción en tan solo dos ruedas, lo que le distanciaba aún más de los rivales.

El Tarek fue pilotado por Stéphane Henrard y por Jutta Kleinschmidt, ganadora del Rally Paris Dakar en 2001. El Tarek tenía una ventaja con su peso, unos 500kg más ligero que la competencia. Pero su velocidad máxima solía ser más lenta que la de los rivales por falta de par motor, lo que significó que solo pudieron ganar una etapa en toda la prueba. Lo hizo Henrard en el penúltimo día. Por lo menos, ambos coches terminaron el rally y vieron la línea de meta.

Ante la sorpresa general y tras muchos problemas, Kleinschmidt terminó por detrás de su compañero de equipo, siendo ella octava y el belga, sexto. Como primera prueba para Volkswagen no había sido un mal resultado pero aspiraban a más y estaban decididos a lograrlo. Fue este proyecto el que espoleó a la marca para desarrollar el Touareg. De hecho, solo tardaron un año en estar listos para empezar con su siguiente paso.

Volkswagen Touareg – Rally Paris Dakar

Después de un debut sin mejoras con respecto al Tarek por parte del Touareg, Volkswagen no se desalentó. Sabían que tenían una base ganadora y solo había que pulirla. El Touareg, a diferencia del coche del año anterior, era ya más convencional con respecto a los otros participantes. Contaba con tracción a las cuatro ruedas y más peso, además de un motor que les permitía estar a la altura en las etapas rápidas del desierto que habían supuesto la perdición del Tarek.

En 2005 llegó el primer podio de la mano de Kleinschmidt, que se resarcía así tras dos años siendo superada por sus compañeros de equipo. Al año siguiente, Giniel de Villiers mejoró aún más el resultado final, llegando en segunda posición. Poco a poco se iban quemando etapas pero a estas alturas ya solo había un resultado que valiera. La victoria tenía que llegar en 2007. No sucedió, con Mark Miller como mejor clasificado en cuarta plaza. Esa fué la última participación del Touareg en África.

La edición de 2008 fué cancelada, pero cuando se estrenó la nueva “versión” del Dakar en América del Sur, Volkswagen no dejó títere con cabeza. Giniel de Villiers y Mark Miller coparon las dos primeras posiciones que pudieron haber sido tres de no ser por el accidente de Carlos Sainz a dos días del final. El madrileño pudo resarcirse en 2010, completando ahora sí un triplete para la marca. Finalmente, el Touareg se despidió con victoria en 2011, esta vez con Nasser Al Attiyah.

Volkswagen Polo

Si el Volkswagen Golf ha sido tradicionalmente un coche para comenzar a competir, el Volkswagen Polo lo ha sido a menudo aún más. Durante mucho tiempo, el modelo fue la respuesta de Volkswagen al Citroën Saxo tanto en las copas de iniciación en circuito como en las categorías regionales de rallyes. Por relativamente poco dinero, un piloto novato podía empezar a competir con un coche que le permitiera lucirse, hasta cierto punto. Recambios a bajo precio y un mínimo de velocidad.

Precisamente en el mundo de los rallyes es donde el Polo ha ganado más reconocimiento. En su día, Volkswagen Racing en Sudáfrica preparó una versión muy única, llamada Mark IVF Polo. Esta versión tan radical del Polo contaba con tracción a las cuatro ruedas, componentes heredados del Škoda Fabia y un motor de 250 caballos de potencia. Adicionalmente, el Polo participó en su día en el mundial junior. Pero su gran momento de gloria llegó en 2013 con el debut del Polo R WRC.

El coche del grupo VAG para el mundial de rallyes fue presentado en 2011 y se pasó 18 meses en preparación antes de debutar con un éxito sin precedentes. En su primera temporada, el Volkswagen Polo R WRC ganó diez de los trece rallyes del mundial. En 2014, el récord fue aún mejor con doce victorias sobre trece rallyes. Evidentemente, la marca se ha llevado los dos títulos de constructores por los que ha luchado, con Sébastien Ogier llevándose el campeonato de pilotos en dos años -marca y piloto van camino del tercero-. Adicionalmente, el modelo ha sido adaptado para el mundial de rallycross y hasta para el campeonato de turismos chino, demostrando la versatilidad del Polo.

Con los años, Volkswagen se ha ido involucrando más en las competiciones, aunque sobretodo se centren en las competiciones de fuera de los circuitos. Forma parte del plan del grupo, puesto que Audi está en resistencia (con Porsche al acecho) y Seat en las carreras de turismos. Por ello es el Volkswagen Polo, el elegido para representar a la marca y al grupo en el mundial de rallyes. Otra muestra de un coche precioso de los “coches del pueblo”, y que sigan viniendo.

En Diariomotor Competición | Coches de competición para recordar: Ferrari, McLarenLotusPorscheLancia, FordToyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, RenaultAlpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, SEAT, CitroënHonda