Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

9 MIN

Coches de competición para recordar: Caterham

Caterham es una de las marcas más particulares que han competido a alto nivel, con una historia que empezó como "mero" concesionario para vender los populares Lotus 7. Tanto éxito tuvo el coche que cuando Lotus dejó de producirlos, Graham Nearn -propietario del concesionario Caterham Cars- obtuvo los derechos para construir los coches. Así empezó el viaje de un constructor que se ha mantenido fiel a sus conceptos y que incluso llegó a estar en la Fórmula 1.

Caterham 7 - Varios

Por ello no sorprende que el coche más utilizado por la marca en el mundo de las carreras sea precisamente el Caterham 7, basado en el Lotus 7 y sus variantes. La realidad es que decir que el modelo de Caterham está basado en el de Lotus es en cierta forma una mentira, puesto que los primeros años el coche fabricado era exactamente el mismo que el que venía de Lotus. Con el tiempo, los nuevos materiales y las nuevas tecnologías fueron alterando el diseño básico.

Aún así, sorprende lo fiel que se ha mantenido el Caterham 7 a su modelo original, incluso con la enorme cantidad de variantes que existen -podrían ser demasiadas para mencionarlas todas-. Sus distintos motores, distintos niveles de preparación e incluso los cambios que llegan con el tiempo marcan el camino de la marca con su modelo estrella aunque en realidad, hay muchos más elementos comunes que elementos distintos entre todos los modelos que fabrican.

Actualmente y desde hace muchos años, Caterham disfruta de una presencia importante en copas de promoción en el Reino Unido. Aunque estas no suelen tener a pilotos demasiado conocidos, en ocasiones los ganadores de estas competiciones acaban convirtiéndose en pilotos importantes dentro de la escena de carreras británicas, destacando en los campeonatos de turismos y de gran turismos. Al final, el Caterham 7 en todas sus variantes acaba encargándose de formar a nuevos talentos.

Caterham 21 - Varios

Caterham es conocida por su modelo estrella, el 7, pero no es el único modelo -con sus variaciones- que han fabricado. A mediados de los años 90, Caterham presentó el "21", un modelo concebido para celebrar los 21 años de historia de la marca como fabricante autónomo. El modelo era un pequeño deportivo de dos puertas con el objetivo de competir con los Lotus Elise y otras máquinas de este segmento. Básicamente, era un Caterham 7 carrozado y adaptado para la calle.

Como tal, sus líneas recordaban al Caterham 7 aunque el chasis era distinto y al final el 21 acababa siendo un coche de pleno derecho. No acabó en los circuitos de inmediato, pero a finales de los años 90 se empezó a fraguar la idea en algunos equipos privados. El coche era ligero y tenía un buen motor, lo que junto a un precio no muy exagerado lo convertían en un buen candidato para convertirse en un coche de carreras. Lo acabó haciendo en 1999, debutando en el campeonato Belcar de Bélgica.

El Caterham 21 acabó ganando en su categoría en las 24 horas Belcar de Zolder, batiendo a los Lotus Elise y destacando por encima de lo esperado. Esta unidad compitió hasta 2001 en el certamen y en 2009 aún participaba en carreras a lo largo de Europa. En años recientes, 21 de los 48 coches fabricados se juntaron para una copa monomarca en el Reino Unido. Una competición completamente amateur para los afortunados propietarios de un coche exclusivo.

Caterham CT-01 - Fórmula 1

Tras entrar en la Fórmula 1 como Team Lotus, el equipo capitaneado por Tony Fernandes se convirtió en Caterham en 2012 tras una batalla legal con los propietarios de Lotus Cars, que por entonces daban nombre al equipo hoy en día conocido como Renault. Fue la estructura de Enstone, la que se quedó con el nombre de Lotus y Caterham debutó en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Australia de 2012. El coche no tenía opciones reales de tener grandes resultados al ser uno de los equipos nuevos de la temporada 2010.

Aún así, la asociación con Renault -que llegó incluso a asociarse con Caterham a nivel de calle durante algunos años- trajo mejores resultados, incluyendo un undécimo puesto en la última carrera de la temporada en Brasil que le valió al equipo la décima posición en el campeonato. De esta forma, batían a sus rivales de Marussia y HRT, asegurándose un dinero completamente necesario para un equipo que funcionaba con una cantidad de dinero muy inferior a la de los nueve primeros clasificados.

A pesar de no ser un monoplaza especialmente veloz, sí tuvo una gran fiabilidad que hizo que entre Heikki Kovalainen y Vitaly Petrov, los Caterham CT-01 vieran la línea de meta en 36 de sus 39 participaciones a lo largo de veinte grandes premios. En diecisiete ocasiones a lo largo de la temporada 2012, ambos coches vieron la bandera de cuadros, probando la efectividad de la mecánica de Caterham y la asociación con Renault. Era el primer paso hacia un futuro mejor.

Caterham CT-03 - Fórmula 1

Para Caterham, la temporada 2013 tenía que ser decisiva. Con un año de experiencia junto a Renault, el CT-03 prometía obtener los primeros puntos del equipo. Pero tras una pretemporada con algo de polémica por el uso de carrocería en ciertos puntos donde el reglamento no lo permitía, el equipo tuvo que recular. Los primeros problemas quedaron claros cuando Heikki Kovalainen declaró de forma pública que el CT-03 era prácticamente igual al coche del año pasado.

A pesar del motor Renault, Caterham acabó la temporada por detrás de Marussia gracias en parte a las grandes actuaciones de un Jules Bianchi que llevó a todo el equipo hasta la décima posición. Para una estructura Caterham con problemas económicos, la pérdida de esa posición dentro del top ten era un problema importante que traería consecuencias en el futuro. El CT-03 no trajo grandes resultados en comparación con su predecesor, obteniendo posiciones parecidas.

Puesto que los rivales habían mejorado más de lo esperado, hubo que buscar soluciones algo más agresivas en el vetusto diseño del CT-03, lo que no ayudó a la fiabilidad del conjunto. A diferencia de la temporada 2012, en 2013 el coche tuvo varios abandonos que comprometieron su resultado final. Su mejor resultado a lo largo de la temporada fueron varios décimocuartos puestos, lejos de lo que se había logrado el año anterior y desde luego, lejos de esos esperados primeros puntos.

Caterham CT-05 - Fórmula 1

El Caterham CT-05 tiene el dudoso honor de ser el último coche de la marca en la Fórmula 1. Tras la marcha de sus dos pilotos a finales de 2013, en 2014 llegaron Kamui Kobayashi y Marcus Ericsson con el objetivo de traer una interesante combinación de juventud y experiencia, además del siempre importante dinero que podían aportar. El coche no era un mal monoplaza en términos generales pero sufrió el hecho de montar un motor Renault que dio muchos problemas desde la pretemporada.

Siendo el último equipo de Renault en la temporada 2014, el equipo recibió a menudo las mejoras algo más tarde que otros equipos como Red Bull o Lotus, lo que les ponía en desventaja sobre todo con sus rivales directos de Marussia. El monoplaza tuvo algunas muestras de velocidad a lo largo del año aunque siempre lejos de los puntos y aprovechando solo las carreras algo más caóticas para recoger un resultado algo mejor. Al final del año, su mejor posición en un gran premio fue el undécimo puesto de Ericsson en Mónaco.

El Caterham CT-05 estuvo a punto de no terminar la temporada, quedándose sin dinero para los grandes premios de Estados Unidos y Brasil. Una iniciativa para recaudar dinero de los aficionados y patrocinadores para revivir al equipo funcionó lo suficiente como para que Caterham pudiera estar en la última carrera del año. Apenas sirvió para despedirse de la Fórmula 1, puesto que sin dinero Caterham cerró sus puertas al terminar el año. Nadie compró la estructura.

Los grandes tiempos de Caterham en el mundo de las carreras pueden haber terminado con la marcha del equipo de la Fórmula 1 y la venta de la marca por parte de Tony Fernandes, pero las actividades competitivas del constructor británico no están ni mucho menos terminadas. Las copas de promoción británicas siguen en todo su apogeo y teniendo en cuenta lo seguidores que son los "brits" de sus categorías amateur, hay que presuponer que Caterham seguirá teniendo su lugar en las carreras durante mucho tiempo. Y nosotros que nos alegramos...

En Diariomotor Competición | Coches de competición para recordar: Ferrari, McLarenLotusPorscheLancia, FordToyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, RenaultAlpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, SEAT, CitroënHonda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows, Volvo, Tyrrell, Bentley, Extra IV, Wolf, Sauber, Dome, March, Spice, Bugatti, Minardi, Jordan, Eagle, DallaraExtra V, Cooper, Benetton, Reynard, Spyker, Shadow, Courage, Osella, Ralt, Lola, Red Bull / Toro RossoExtra VI, Penske, Swift Engineering, Panoz, IsuzuRiley & Scott / Riley TechnologiesVemac / Shiden, MG, De TomasoŠkoda, Elva, Extra VII, TVR