Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Coupés
Logo Icon

9 MIN

Coches de competición para recordar: Volvo

Cuando uno oye el nombre de Volvo, no piensa en coches de competición. Pero el caso es que la marca sueca tuvo sus coches de carreras y además, con éxitos interesantes en varios campeonatos tanto en Europa como en Australia e incluso en Asia. Por otra parte, en Volvo se han centrado casi exclusivamente en los coches de turismo a lo largo de su historia en competición, lo que hace que todos ellos tengan un cierto aire pero también que veamos la evolución de la marca a través de los años.

Volvo 240 – Turismo

El Volvo 240 fue uno de los principales animadores de las carreras de turismos en Australia y el Reino Unido, antes de llamarse BTCC, durante los años 80. Mientras que la versión de calle no parecía ser muy agresiva o particularmente capaz, la versión de carreras era un monstruo con capacidad de apartar a los rivales en las manos adecuadas. De hecho, tanto es así que el 240 ganó la Guia Race -carrera de turismos que forma parte del Gran Premio de Macao- en dos ocasiones; 1985 y 1986.

También en 1986, una versión denominada 240T se llevó el título de turismos australianos con Robbie Francevic al volante. Fue el único hombre en darle el título australiano a Volvo, aunque la temporada terminó de mala manera por desavenencias entre el jefe de equipo y el piloto. Pero no puede ser todo malo y por lo menos el Volvo 240 era un coche competitivo en cualquier lugar donde corriera. Tanto en el británico como en el europeo, llegaban victorias y podios aunque ningún otro título.

En 1987, las normativas para los campeonatos de turismos tuvieron cambios importantes y la mayoría de unidades del 240 pasaron a estar en manos de equipos privados. Por lo tanto, los resultados no pudieron ni compararse con los de los años anteriores. Sin evoluciones, sin el suficiente presupuesto para mantener un equipo fuerte y en muchos casos, sin un piloto competitivo, era imposible. Al final, previsiblemente, Volvo se retiró de las competiciones de motor al terminar la temporada.

Volvo 850 – Turismo

No fue hasta 1993, cuando Volvo realizó su regreso por todo lo alto a las carreras. Aunque sería mejor decir que volvieron por todo lo largo. Volvo sorprendió al mundo cuando, para el nuevo campeonato británico de turismos, el BTCC -que tenía sus orígenes en el DTM/ITC aunque de una forma mucho menos radical-, inscribió su nuevo 850. Pero no una versión cualquiera, claro. Volvo inscribió el 850 Estate, el coche en versión “wagon”, que rompía todos los esquemas del pasado.

Hasta el día de hoy, el 850 Estate es recordado con cariño por lo espectacular que suponía verle luchar contra los rivales. Con el equipo de Volvo, gestionado por Tom Walkinshaw y su TWR, la primera temporada de 1994 fue difícil. El coche era fantástico en las curvas, pero le faltaba velocidad en las rectas. A pesar de todo, en Volvo estaban satisfechos por ser el primer año, ya que el 850 Estate, que fue votado como el más popular del campeonato, había ayudado a cambiar la imagen global que se tenía de la marca.

Uno de los coches de 1994 terminó en Australia, aunque sin grandes resultados. Pero cuando se construyeron las nuevas unidades del 850 en su versión Sedan tanto para el BTCC como para Australia, las cosas cambiaron. Con pilotos como Rickard Rydell es difícil fallar y los primeros éxitos empezaron a llegar. En el lapso de una semana a principios de 1995, se produjeron las primeras victorias de Volvo desde 1987. Poco a poco y sobre todo con la llegada de Jim Richards, las cosas fueron mejorando para Volvo también en Australia, obteniendo grandes resultados.

Volvo S40 – Turismo

Toda la experiencia adquirida con el 850 sirvió para el desarrollo del Volvo S40 que debutó en el BTCC en 1997. Mucho más depurado, formó parte de la época dorada del BTCC, compitiendo contra los Ford Mondeo, Peugeot 406, Audi A4, Renault Laguna, Honda Accord, y tantos otros. El primer año del S40 no fue perfecto, con tan solo una victoria y un resultado final de cuarta posición tanto en el campeonato de pilotos -con Rydell- como en el de marcas, pero 1998 tenía reservado algo mejor.

Rickard Rydell hizo las delicias de los seguidores suecos, pilotando un coche de su propio país y ganando cinco carreras para convertirse en campeón del BTCC en su época más competida. Era un hito histórico para la marca, que además hizo debutar el S40 en Australia en 1998. En ambos campeonatos, Volvo ocupó la segunda posición entre las marcas aunque en Australia Jim Richards “solo” pudo ser tercero. Pero algo estaba claro; Volvo se había ganado su propio sitio entre la élite de los turismos.

Tras ganar los 1000km de Bathurst de forma sensacional, ocupando las dos primeras posiciones de la carrera, Volvo decidió retirarse de nuevo de la competición, esta vez en la cima. Pero en Australia pudieron seguir gozando del S40 un año más. Como en el BTCC no compitió ni uno de los coches suecos, todas las unidades fueron enviadas a Australia, donde llenaron la parrilla. Esto causó que, a pesar de terminar Jim Richards en segunda posición, Volvo se llevara los títulos tanto de marcas como de equipos. Un buen final para el S40, que se retiró definitivamente al terminar el año tras volver a ganar en Bathurst.

Volvo S60 – Varios

El Volvo S60 tiene un historial variado, empezando su andadura en carreras en el campeonato sueco de turismos a principios del nuevo milenio, donde llegó a obtener dos segundas posiciones en el ámbito de pilotos, mientras que en 2003 ganaron el título reservado a las marcas. Desde 2002 hasta 2007, el S60 tuvo su momento de protagonismo al ser el coche elegido para una categoría telonera del campeonato sueco de turismos. Una copa monomarca en la que competían 26 coches de fábrica. También realizó un puñado de apariciones en el ETCC, aunque sin grandes resultados.

Robert Dahlgren pilotó un S60 en Anderstorp, con motivo de la ronda sueca del campeonato del mundo de turismos en 2007. Aunque en la segunda carrera, terminó en octava posición, lo que le habría dado un punto, al tratarse de un piloto invitado, no sumó ninguno para el campeonato. Además de las carreras de turismos, el S60 tuvo presencia en Estados Unidos, tomando parte en el Speed World Challenge, en la categoría GT, debutando el año 2006 con una victoria en Mosport.

Con Andy Pilgrim y Randy Pobst al volante, Volvo ganó todo lo que se podía ganar en 2010, tras años de perseguir el objetivo, estando cada vez más cerca. En 2011, Volvo hizo debutar al nuevo S60 con el mismo equipo que ganó el año anterior y tras una temporada decente en 2011, pudieron luchar por el título en 2012, con varias victorias, al igual que la actual temporada. El modelo sigue más vivo que nunca ya que desde 2014, la marca entró en el V8 Supercars australiano y el coche elegido fue precisamente el S60. Además, sigue en el campeonato escandinavo.

Volvo C30 – Varios

El Volvo C30 hizo su debut en competición en 2010, dominando el campeonato escandinavo de turismos con Robert Dahlgren y el equipo Polestar Racing, ambos campeones en sus respectivos campos. Tras el dominio en el primer campeonato escandinavo -Dahlgren terminó en segunda posición en el campeonato sueco, que combinado con el danés daba como resultado el escandinavo-, el equipo y piloto se lanzaron a por el WTCC, en el que seguirían compitiendo con el C30.

El año no fue demasiado exitoso y el resultado final fue de una undécima posición para Dahlgren -sobre 18 pilotos “fijos”- y la cuarta y última posición en lo que se refiere a marcas, a todo un mundo del tercer clasificado. El mejor resultado del año fue un cuarto puesto en la primera carrera de Oschersleben. Tras no poder ni siquiera salir a las dos últimas carreras en Macau a causa de los daños sufridos por un accidente en la sesión clasificatoria, el Polestar Racing se retiró del campeonato.

También en 2011, el C30 participó en el Pirelli World Challenge Season -conocido hasta 2010 como Speed World Challenge-, en el que también encontramos al S60. Mientras que este participaba en la categoría GT, el C30 lo hacía en la categoría de coches de turismo. Allí, tras cinco victorias sobre doce pruebas, la marca pudo volver a disfrutar de las mieles del triunfo. En 2012 se realizó un programa parcial, impidiendo revalidar el título, mientras que en 2013 el C30 pasó a tomarse un merecido descanso.

Por fortuna, Volvo es una de esas marcas que a pesar de su relativamente poca tradición en el mundo de la competición, sigue en activo. De hecho, en 2014 se produjo el retorno de Volvo a los V8 Supercars australianos. Desde entonces, han estado luchando con la misma fuerza de siempre y aunque las actividades de Volvo están muy polarizadas dentro del mundo de las carreras, mantienen a sus coches en competición, lo cual es de agradecer.

En Diariomotor Competición | Coches de competición para recordar: Ferrari, McLarenLotusPorscheLancia, FordToyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, RenaultAlpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, SEAT, CitroënHonda, Volkswagen, Opel, Peugeot, Extra III, BRM, Fiat, Abarth, Brabham, Maserati, Matra, Arrows