Coches de competición para recordar: Extra III

 |  @alexgarciagv27  | 

Después de las diez terceras marcas del repaso de los coches de carreras más recordados de la historia del automovilismo, os planteamos la pregunta a vosotros, los lectores. Tras otros cincuenta coches repasados, vuestra era la oportunidad de elegir a cinco más que tuvieran sus minutos de protagonismo, siempre que pertenecieran a las diez marcas que hemos visto en este último periodo. Este resumen, el tercer “extra” de nuestro repaso, presenta los coches que más habéis votado. ¡Os animamos a votar más en el futuro!

Peugeot 504 – Varios

Peugeot 504 Rally

El Peugeot 504 fue fabricado por la marca del león desde 1968 hasta 1983, lo que le convirtió en uno de los coches más populares de la época por las calles de Francia. Además, el 504 compitió en el mundial de rallyes, donde llegó a tener un éxito razonable en forma de varias victorias entre 1975 y 1978. Desafortunadamente, el primero de esos años fué el que dio mejor resultado al modelo en su andadura en los tramos del mundo y a partir de entonces, todo fue cuesta abajo.

Las dos primeras victorias se produjeron en 1975 de la mano de dos hombres históricos como Ove Andersson y Hannu Mikkola, llevando a Peugeot hasta la quinta posición del campeonato de marcas, único aún en ese momento. Al año siguiente llegó una victoria más en el Rally de Marruecos, competición que ya se ganó en 1975 junto al Rally Safari. Precisamente el propio Safari volvió a ver la victoria en 1978, después de un año de impaso, para culminar la trayectoria deportiva con el Rally Costa de Marfil.

Los tres últimos triunfos fueron cortesía del piloto francés Jean-Pierre Nicolas, que ganó además de las tres pruebas con Peugeot, un Montecarlo con Porsche y un Tour de Corse con Alpine. La historia del Peugeot 504 no concluyó ahí, puesto que más tarde compitió en el Rally Dakar, haciendo que les picara el gusanillo a los franceses para ir en serio más tarde con los laureados 205 y 405 que dominaron el desierto africano, años más tarde.

Citroën AX – Rallyes

Citroen AX Proto

Si hay un coche de rallyes que parecería no tener que ser competitivo pero que lo ha sido a pesar de su reducida potencia y pequeño tamaño, es el Citroën AX, que consiguió luchar cara a cara contra coches más grandes y más potentes. El AX estuvo en activo, además, muchos años más de lo que a priori parecería lógico, demostrando que es todo un clásico de las categorías nacionales de rallyes. En particular en España tuvo su buen momento.

A manos del tristemente desaparecido Enric “Kike” Burrull, el AX 4×4 ganó el Campeonato de España de Rallyes de tierra en 1993, compitiendo contra los Ford Sierra Cosworth y Lancia Delta HF Integrale. Parecía un milagro que semejante coche pudiera estar delante pero el AX lo hacía posible gracias a su bajo peso y gran agilidad, lo que le daba una buena maniobrabilidad en tramos complicados de tierra en los que otros coches podían sufrir.

El Citroën AX de calle no tenía demasiado ADN de competición pero en ocasiones sucede que un coche que parece no ser especialmente rápido se convierte en una apuesta ganadora. Este concepto es el que los anglosajones suelen llamar “sleeper” y abarca un sector tan amplio como desde un coche de calle en principio poco deportivo que tiene un gran rendimiento cuando está “tuneado” hasta un coche aparentemente poco “de carreras” que se convierte en un coche ganador ya sea en los circuitos o en los tramos.

Subaru Vivio - Rallyes

Subaru Vivio Rally Safari 1993

El Subaru Vivio es probablemente uno de los coches más únicos en tomar parte en una prueba del mundial de rallyes, con una historia tan curiosa como incomprensible, hasta cierto punto. Para ello, primero hay que entender exactamente lo que es el Vivio. Este particular modelo es lo que en Japón se conoce como un "K Car", algo así como un segmento que se sitúa entre los microcoches y lo que en Europa conocemos como Segmento A.

Se trata de coches de tamaño muy reducido y con una serie de ventajas fiscales, fruto de las leyes que en los años 50 se crearon para promover la industria con estos pequeños coches. Hoy en día aún son coches populares, sobre todo en lo que respecta a empresas de reparto, correos e incluso como vehículos privados en zonas algo más rurales. El Vivio, estrenado en 1992, fue utilizado inicialmente en el campeonato japonés de rallyes y en los recientes eventos del mundial aún hubo alguna participación de la versión RX-RA.

Pero el momento histórico del Vivio llegó en el Rally Safari de 1993. Noriyuki Koseki, ex-piloto de rallyes y propietario de Subaru Technica International, decidió usar el Vivio en un evento como forma de promocionar sus ventas. Masashi Ishida, Patrick Njiru y Colin McRae compitieron con un Vivio Super KK -abstenerse bromas- que con su motor de 660 centímetros cúbicos entregaba 85 caballos de potencia. A pesar de marcar dos scratch con McRae, solo el coche de Njiru completó el evento, en duodécima posición... y así terminó una de las más extrañas historias del mundial de rallyes.

 

Opel Vectra - Turismo

Opel/Vauxhall Vectra BTCC

El Opel Vectra es uno de los coches más reconocidos de la marca alemana, empezando su producción en 1988 y manteniéndose con distintas versiones durante más de veinte años hasta su final en 2009. En cuanto al mundo de las carreras, su mayor protagonismo llegó en las competiciones de turismos, en particular en los campeonatos británico -donde compitió como Vauxhall- y alemán, aunque también estuvo presente en los campeonatos italiano, australiano y Asia-Pacífico entre otros.

Entre 1992 y 2002, el Vectra tuvo resultados destacados en distintos campeonatos con pilotos de la talla de Uwe Alzen, John Henderson, Yvan Muller o Nicklas Karlsson, aunque el mejor momento llegó con el título de John Cleland en el BTCC -campeonato británico de turismos- en la temporada de 1995 tras seis victorias, imponiéndose al suizo Alain Menu con su Renault Laguna en una de las más emocionantes luchas de la historia del laureado certamen.

Tras ser reemplazado en muchas competiciones por el más compacto y adecuado Astra, la nueva versión del Vectra volvió a la carga en 2007. Desde el primer momento, el coche fue competitivo y Fabrizio Giovanardi se llevó los títulos del BTCC en 2007 y 2008, dándole al histórico modelo unos últimos días de gloria. El coche siguió siendo un habitual en el podio hasta la temporada 2012, antes de un año con un solo coche privado en 2013 que sirvió como despedida del modelo del mundo de las carreras.

 

SEAT Toledo - Varios

SEAT Toledo Marathon

El SEAT Toledo es uno de los coches históricos de la marca española y además de ser uno de los coches más reconocidos de los años 90 en las calles de la Península ibérica, también tuvo su historia en el mundo de las carreras. La más conocida es sin lugar a dudas la del Toledo Marathon, cuyo debut se produjo en 1993. El coche estaba preparado para las competiciones de tipo raid y tenía como objetivo llegar a triunfar en el Dakar. La versión oficial "solo" compitió durante dos años pero su historia estaba lejos de terminar.

En 1997, Santinho Mendes compró una de las dos unidades y tras cambiarle el motor original -proveniente de un Audi Coupé Quatto Raid- y montar un PRV, se lanzó a la aventura. Compitió hasta 2001 aunque sin resultados destacables. La otra unidad sigue aún en manos de SEAT, quien la restauró y la lleva a distintas reuniones por España. Pero más allá de la intentona en el mundo de los raids, el Toledo tuvo una larga vida en el mundo de los turismos.

En 1993 el Toledo inició su andadura en el campeonato francés de turismos, sumándose al campeonato de España de turismos en 1994, donde compitió hasta 1996. Llegó a competir en el BTCC y en el campeonato belga aunque sin grandes éxitos. En 2003, SEAT volvió con un proyecto oficial que les llevó a tomar parte en el ETCC hasta que este se convirtió en el actual WTCC, además de volver una vez más al BTCC. En estos casos sí llegaron las victorias y las actuaciones destacadas pero hubo que esperar al León para lograr la gloria absoluta. En el campeonato de España de GT, compitió el espectacular y recordado Toledo GT silhouette.

 

Tras haber repasado estas terceras diez marcas hasta ahora y a cinco coches más tras vuestras votaciones, se reprenderá el programa habitual en cuanto a las listas de coches. Seguirán a partir de ahora diez marcas más, antes de volver a tener vuestras votaciones para elegir más coches de entre de entre estas que no hayan tenido el protagonismo que merecen. Servirá para que tengan su minuto de gloria, como siempre.

En Diariomotor Competición | Coches de competición para recordar: Ferrari, McLarenLotusPorscheLancia, FordToyota, Nissan, Alfa Romeo, Williams, Extra I, Audi, Mitsubishi, RenaultAlpine, BMW, Ligier, Chevrolet, Jaguar, Mercedes-Benz, Mazda, Extra II, Lamborghini, Dodge / Chrysler, Aston Martin, Subaru, SEAT, CitroënHonda, Volkswagen, Opel, Peugeot

Lee a continuación: Coches de competición para recordar: Votación III