CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
eO-PP100-Pikes-Peak-2016-Rhys-Millen (0)
post
20 Jun 2016| Iván Fernández

Rhys Millen y eO PP100: el vigente campeón quiere bajar de los 9 minutos

Tal vez eclipsado por la novedad del Acura NSX 100% eléctrico, lo cierto es que Rhys Millen con prototipo eléctrico modificado 4x4 de Drive eO parte como gran favorito para revalidar su triunfo del año pasado. Como principal objetivo el neozelandés tendrá el conseguir la victoria en la edición del centenario de la Subida a Pikes Peak superando a contrincantes como el archirrival de su padre, Nobuhiro ‘Monster’ Tajima o Romain Dumas y su barqueta Norma de tracción total. Sin embargo, hay otra meta subyacente. Y es que tras quedarse en 2015 muy cerca de ser el segundo piloto en bajar

Pikes Peak 2016: un Tesla S en competición y el campeón con 1.600 CV

Cuando ayer hablábamos de competiciones en los que encaja perfectamente las características técnicas de los sistemas de propulsión eléctricos, sin duda nos dejamos uno en el que ya están en tiempos de otros prototipos de combustión interna: la subida a Pikes Peak. El año pasado, Rhys Millen coronó la icónica montaña del Colorado al volante del DRIVE eO PP03 de 1 MW (1.367 CV), consiguiendo la mejor marca de un eléctrico en la PPIHC y la victoria absoluta con un tiempo de 9 minutos y 7,222 segundos. Para este año, Rhys Millen volverá a estar sentado en el prototipo eléctrico

Los eléctricos tienen su territorio: Rhys Millen gana la 93ª edición del Pikes Peak

Posiblemente en una de las ediciones más insulsas de la subida hacia las nubes, los prototipos eléctricos han demostrado que han encontrado su terreno y ya pueden presumir de haber sido capaces de ganar la clasificación absoluta de una de las citas más celebres del automovilismo internacional frente a rivales propulsados por motores de combustión interna. En concreto fue Rhys Millen, ganador además del duelo con ‘Monster’ Tajima el encargado de hacer el mejor tiempo en la 93ª edición a la Subida al Pikes Peak. El neozelandés hacía historia al volante del DRIVE eO PP03 de 1 MW (1.367 CV),

Pikes Peak 2015: entre eléctricos anda el juego

Ante la ausencia de Romain Dumas y los Mitsubishi que le secundaron en 2014, más el fracaso de la primera intentona de HPD con su LMP2, la edición 2015 queda algo descafeinada pero puede ser igualmente histórica al convertirse en el primer gran escenario en el que triunfe un vehículo cien por cien eléctrico. Sin coches en Unlimited capaces de inquietarles, la victoria debería estar entre Monster Tajima y Rhys Millen. El japonés, icono de Pikes Peak gracias a los triunfos que acumuló con Suzuki mientras la subida aún era mixta y su Escudo el mejor coche de Gran Turismo

Rhys Millen se suma a la Subida a Pikes Peak con un eléctrico de 1.367 CV

Hace dos años, Sébastien Loeb conseguía pulverizar el record de la Subida a Pikes Peak. Posiblemente la del 2013 ha sido la edición de la carrera hacia las nubes más seguida de la historia, gracias en gran parte a contar con el nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes, Peugeot y sobre todo la intensa labor de promoción y marketing de Red Bull. Dos años después, la carrera se ha convertido en una batalla de voltios ante la imposibilidad (por el momento) de que alguien baje el tiempo del alsaciano. La 93ª edición, además de contar con los prototipos eléctricos