La Fórmula 1 ha competido en todo tipo de climas a lo largo de sus más de 70 años de historia. Desde el calor infernal de algunas ediciones de los Grandes Premios de Bahréin o Dallas hasta el frío de Canadá, pasando por la lluvia torrencial de ciertas carreras en Japón y por supuesto, climas más moderados. Lo que se ha visto poco en la categoría reina es la nieve, como la que cayó durante la pasada pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya. En el BRDC International Trophy de 1973, la nieve hizo acto de presencia y lejos de ser solo un elemento cosmético o curioso, jugó un papel clave en la carrera, permitiendo que Jackie Stewart se impusiera a todo un superclase en condiciones complicadas como Ronnie Peterson. El escocés jugó sus cartas a la perfección y ganó la que sería su última carrera no puntuable disputada... y también vencida. De la misma forma, fue el último triunfo de Tyrrell en una de estas competiciones que quedaban fuera del calendario del Campeonato del Mundo.

Continuar leyendo »

El nombre de James Hunt es a menudo recordado por sus duelos con Niki Lauda durante las temporadas de 1975, 1976 y 1977 de Fórmula 1. Un tiempo muy corto en el que dos pilotos tan distintos conectaron fuera de la pista y pelearon dentro de ella, llevándose mucho mejor que lo que la película "Rush" muestra. A menudo se menciona el argumento de lo sobrevalorado del británico, un piloto agresivo y con talento pero que apenas estuvo en lo más alto unos pocos años. En ese sentido, el film sí acierta en que Hunt no fue competitivo más tiempo por una falta absoluta de disciplina. Pero quienes no vivieron la época, a menudo no son conscientes de que el talento de James Hunt se había notado mucho antes de llegar a McLaren, siendo considerado como una estrella en ciernes. Una de las primeras instancias fue fuera del mundial, en un BRDC International Trophy de Silverstone en 1974, en el que al volante de un Hesketh logró su primer éxito en un Fórmula 1.

Continuar leyendo »

Solo cuatro pilotos galeses han competido en carreras de Fórmula 1, siendo tres de ellos mundialistas y dos capaces de sumar puntos en el Campeonato del Mundo. De estos dos, solo uno logró ganar una carrera, aunque esta llegó en una cita no puntuable como fue la Race of Champions de Brands Hatch en 1975. Se trata del inconfundible Tom Pryce, un talento que desafortunadamente nos fue arrebatado demasiado pronto. Pero en una de las carreras de casa que no pertenecían al mundial, este joven que hablaba solo galés de niño y que llegó a la Fórmula 1 para impresionar logró una victoria batiendo a auténticas estrellas de su época. La Race of Champions de 1975 no decepcionó y en una época repleta de pilotos británicos, el triunfo se quedó en casa de nuevo. Más allá de ello, Tom Pryce batió a John Watson para completar un doblete británico que hizo muy feliz al público.

Continuar leyendo »

La temporada de 1976 de Fórmula 1 es una de esas que generan afición. Un duelo entre dos pilotos con mentalidades y formas de trabajo distintas, dos equipos en la zona alta peleando por el título combinados con la presencia de varias estructuras de menor calibre que lograban mezclarse en la lucha por la victoria ocasionalmente, un grave accidente de un Niki Lauda que era el campeón en título, una recuperación milagrosa... y solo dos carreras perdidas. James Hunt, que estaba por detrás en la clasificación general, lo tenía ahora todo de cara para recortar la ventaja de su rival, pero aún tenía todo el trabajo por hacer cuando el mundial llegó a Canadá para la antepenúltima carrera del año. Fue una carrera en la que James Hunt volvió a demostrar cuánto quería el título de campeón, además de cuán capaz era de lograrlo.

Continuar leyendo »

Poco entendido en la materia de la Fórmula 1 hay que no vea en François Cevert a quien debió haber sido el primer campeón del mundo francés. Compañero de equipo de Jackie Stewart en Tyrrell, estaba destinado a liderar el equipo del "Tío Ken" cuando el escocés dejara la categoría reina a finales de 1973. Con Tyrrell habría podido seguir evolucionando, encabezando un equipo que en los años posteriores siguió con buen rendimiento pero sin un liderazgo claro incluso cuando Jody Scheckter y Ronnie Peterson pilotaron el espectacular P34 de seis ruedas. Desgraciadamente, la muerte de Cevert en el Gran Premio de Estados Unidos de 1973 nos privó de ver todo aquello que pudo haber sido. Pero dos años antes en el mismo circuito, obtuvo su única victoria en la Fórmula 1. Por un día, estuvo en la cima del automovilismo mundial.

Continuar leyendo »

Dirigida por Henrik Jansson-Schweizer, el filme Súper Sueco llegará a los cines a partir del 16 de agosto. Allí, a través del enfoque de Nina Peterson Kennedy, hija de Ronnie Peterson, se ubica a la audiencia en la década de los 70. Emerson Fittipaldi, Sir Jackie Stewart, Niki Lauda, Mario Andretti, Jody Scheckter y John Watson; también intervienen para recordar, con sus historias personales, sus vivencias junto al desaparecido piloto sueco.

Continuar leyendo »

Talento, espectacularidad, velocidad. Ronnie Peterson fue uno de los pilotos más admirados de la década de los años 70 en el mundo del automovilismo en general y la Fórmula 1 en particular -inspiró entre otros a Gilles Villeneuve, heredero de su estilo en su forma más extrema-. El sueco era un hombre tan agresivo como justo con sus rivales. Un piloto de pura cepa que podía ser reconocido por su característico casco, que le acompañó a lo largo de su carrera deportiva.

Continuar leyendo »