CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Cascos históricos: Ronnie Peterson

Ronnie Peterson

Talento, espectacularidad, velocidad. Ronnie Peterson fue uno de los pilotos más admirados de la década de los años 70 en el mundo del automovilismo en general y la Fórmula 1 en particular -inspiró entre otros a Gilles Villeneuve, heredero de su estilo en su forma más extrema-. El sueco era un hombre tan agresivo como justo con sus rivales. Un piloto de pura cepa que podía ser reconocido por su característico casco, que le acompañó a lo largo de su carrera deportiva.

Desde su etapa en la Fórmula 3, a Peterson se le reconocía por lucir los colores de la bandera sueca en su casco. El concepto no tenía más complicación. Fondo azul oscuro con detalles de color amarillo. La imagen del casco de Peterson evocaba la bandera de su país, lo que hacía que fuera fácil asociar al piloto con su lugar de origen, algo que en esa época aún era relativamente común.

La historia o particularidad del casco de Peterson podría haberse terminado aquí. Un color base oscuro y detalles de otro color más brillante no eran precisamente algo inusual entonces ni lo son hoy en día. A fin de cuentas, los diseños de cascos han jugado siempre con los contrastes. Pero lo que diferenciaba el diseño de Peterson del de sus contemporáneos era el uso del amarillo.

Cuando el sueco debutó en Fórmula 3, los cascos integrales estaban aún en su infancia y prácticamente ningún piloto los usaba. En lugar de montar una visera negra como prácticamente todo el mundo, Ronnie Peterson apostó por la originalidad y pintó la suya de amarillo. Pero con la llegada de los cascos integrales, la visera no desapareció. Aunque su razón de uso era práctica -ayudaba a reducir deslumbramientos-, se convirtió en el elemento clave del diseño.

El amarillo de la visera cuadraba bien con las líneas del mismo color en la parte inferior del casco, así como las que rodeaban la apertura del casco para los ojos del piloto. Además, la inscripción de su nombre y apellido en amarillo imitando caligrafía a mano le daba un toque elegante. Los cambios a lo largo de su carrera deportiva fueron solo en el tono de los colores y en los patrocinadores; John Player Special -en blanco o ¡en amarillo!- Polar Caravans o Vicks como ejemplos más conocidos.

En 2014 se cumplieron  40 años de la única victoria de Peterson en el Gran Premio de Mónaco y para rendirle un homenaje a su compatriota e inspiración, Marcus Ericsson usó el mismo diseño de casco aunque claro está, adaptado a los tiempos modernos. El conocido azul con visera amarilla se convirtió en azul con protector de visera amarillo. Las líneas amarillas en la parte inferior del casco se mantuvieron, con una inscripción que rezaba "Mónaco '74" en la parte trasera.

El nombre de Ronnie Peterson, como siempre escrito en el lateral en color amarillo acompañó al del propio Marcus Ericsson, que incluso llegó al principado con el casco dentro de la bolsa original que usó el "Super Swede" gracias al hecho que Ericsson usa Bell, como Peterson en su día. Un detalle inigualable que demuestra el respeto que la figura del popular piloto sueco aún genera entre los jóvenes aficionados al automovilismo, sobre todo en su frío pero apasionado país natal.

17
FOTOS
VER TODASVER TODAS