Comprar un diésel de segunda mano: los matriculados en 2014 tienen la misma etiqueta que los nuevos

Renault Megane Diesel Segunda Mano

El panorama ante el que nos encontramos ha hecho que cualquiera que esté comprándose un coche, ya sea nuevo, o de segunda mano, se preocupe de temas que hasta ahora muchos desconocían, como la normativa de emisiones para la cual fue homologado el coche que vamos a comprar. Los compradores se encuentran con la incertidumbre, de lo que sucederá en los próximos años, pero sobre todo con muchas dudas a la hora de elegir un coche. Esas dudas son mayores, si cabe, a la hora de comprar un coche diésel de segunda mano. A continuación os contaremos por qué puede ser una idea, y cómo los diésel matriculados en 2014, y en adelante, tienen la misma etiqueta que los diésel nuevos, matriculados en 2019.

Comprar un diésel de segunda mano matriculado en 2014

Aunque las restricciones al tráfico, de momento, solo afectan a grandes ciudades como Madrid, es razonable pensar que con el tiempo irán introduciéndose en otras muchas ciudades españolas. Otro factor a tener en cuenta es el de que, tal y como están las cosas, aspectos como el etiquetado medioambiental tendrán cada vez más peso en la decisión de compra de un coche. De manera que la forma de evitar que nuestro coche se devalúe en exceso, y en la medida de lo posible, es optar por aquel que cuente con la etiqueta medioambiental más favorable.

De ahí que cualquiera que esté buscando un diésel de segunda mano deba saber que los matriculados en 2014, y en adelante, tienen la misma etiqueta medioambiental que los matriculados en 2019.

Etiqueta C Dgt 1218 01

El etiquetado medioambiental de los diésel desde 2014

Tráfico estableció que todos los diésel matriculados a partir de 2014 contarían con la etiqueta medioambiental C. Eso quiere decir que la etiqueta medioambiental de un coche nuevo diésel será la misma que la que encontraremos en un diésel de segunda mano con cuatro años desde que fuera matriculado. Si lo comparamos con los coches de gasolina nos encontraremos con que un coche de gasolina de segunda mano matriculado en 2006, o en años posteriores, tendrá la misma etiqueta medioambiental que uno nuevo, recién salido del concesionario.

Aún hay otro punto que es importante tener en cuenta. Según la normativa de Tráfico el factor para clasificar a un coche con la etiqueta medioambiental C no es el año de su matriculación, sino su homologación de emisiones, que en un diésel ha de ser la Euro 6. Para simplificar, Tráfico asigno etiquetas de emisiones C a todos aquellos que fueran matriculados en 2014, a pesar de que su cumplimiento no era obligatorio en enero de ese año, con lo cual hay coches con homologación Euro 5 que han recibido la etiqueta medioambiental C.

Por otro lado, hay otro aspecto importante y que ya comentamos hace un tiempo. Al simplificar de esta forma el etiquetado, algunos diésel matriculados en 2013, y que sí cumplían con la Euro 6, han recibido la etiqueta B, cuando les correspondía la etiqueta C. Si vas a adquirir un diésel de 2013, y crees que puede cumplir con la normativa Euro 6, es importante que sigas nuestros consejos para recibir la etiqueta medioambiental que te corresponde. También es importante hacerlo si tienes un coche en el que han asignado una etiqueta medioambiental que no corresponde, sobre todo si quieres venderlo en el mercado de ocasión.

Lee a continuación: ¿Cuándo comienzan las multas en Madrid Central?

Ver todos los comentarios 4
  • ThePgR777 .

    Bueno momento para pillar un diésel de 2013 a buen precio.

  • Diego

    Estás seguro de eso? Yo acabo de meter la matrícula de un diesel del 2014 y me sale la B....

  • AchoPijo

    ¿Y qué pasa si tengo un coche diesel comprado y matriculado en 2015 y me dan la etiqueta B? Porque ese es mi caso.

  • Daniel Toledo

    Pues va a ser que no, tengo el nuevo X-Trail que salió al mercado en sep del 2014, se matriculó en enero del 2015 y tiene etiqueta B, y es un 1.6CDI. Parece que el problema es que no es EURO 6
    En cualquier caso el sistema de etiquetas es incongruente. Un coche con motor diesel 1.5Cdi del 2015 tiene etiqueta B, con un consumo de 4.5/5 litros y sin embargo te compras un Range Rover 2018 con motor 4.4Litros diesel con un consumo que no baja en ciudad de 15 litros y tienes etiqueta verde (C)