CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

4 MIN

El coche eléctrico, de las subvenciones a una nueva generación de impuestos al automóvil

David Villarreal | @davidvillarreal | 29 Jun 2022
Audi Hub Recarga Coches Electricos 07
Audi Hub Recarga Coches Electricos 07

Uno de cada once coches vendidos en la Unión Europea en 2021 eran completamente eléctricos (T&E). El coche eléctrico despega en Europa a dos velocidades. En España, los eléctricos tan solo representaron un 2,68% del mercado el año pasado y, aún sumando a los híbridos enchufables, su cuota se queda en el 6,86% (ANFAC).

Mientras tanto, merece la pena fijar la atención en los alumnos aventajados de la carrera de la electrificación en Europa, mercados como Suiza en los que los coches completamente eléctricos coparon una de cada ocho ventas el año pasado, llegando a una de cada cinco en el período comprendido entre septiembre y noviembre. En Suiza, la suma de eléctricos e híbridos enchufables alcanzó una cuota del 22% en 2021 (swissinfo.ch). Y se espera que en los próximos años, mucho antes de que termine esta década, los coches completamente eléctricos supongan más de la mitad del mercado.

Y con la presencia cada vez mayor de los coches eléctricos en las carreteras, de vehículos que no necesitarán pasar por la gasolinera, países como Suiza ya están reflexionando. ¿Qué sucederá con los impuestos que hoy en día gravan a los combustibles y por ende el uso del automóvil?

Suiza espera que en los próximos años la cuota del coche eléctrico suponga la mitad del mercado del automóvil, reduciendo la recaudación de los impuestos que hoy gravan a la gasolina y el gasóleo

¿Se acabaron las subvenciones para los eléctricos?

A pesar de que la Unión Europea está endureciendo sus objetivos de descarbonización y debatiendo estos días, con un extendido consenso entre los estados miembros, el fin de las ventas de coches diésel y gasolina en 2035, también está advirtiendo de la necesidad de "racionalizar el uso de las exenciones impositivas y las subvenciones", por supuesto, para todas aquellas tecnologías que emitan gases de efecto invernadero - cómo el GLP y el GNC - pero también sobre los híbridos enchufables y los coches completamente eléctricos.

El auge del coche eléctrico nos llevará, inexorablemente, al fin de las subvenciones y las exenciones. En países como España y, de nuevo, por la carrera de la electrificación en Europa a dos velocidades, es de suponer que las subvenciones y las exenciones tendrán que resistir por más tiempo, para acercarse a las cuotas de electrificación europeas y cumplir con los objetivos establecidos por la Comisión Europea y que España está apoyando.

Pero, mientras tanto, en países como Suiza ya se ha comenzado a eliminar incentivos empezando por los híbridos enchufables (electrek.co). Movimientos que, de alguna forma, anticipan lo que debería ir sucediendo en España en los próximos años.

Suiza ya ha comenzado a eliminar exenciones, empezando por los híbridos enchufables, y comienza a imaginar nuevos impuestos diseñados a la medida del coche eléctrico

Gravar a los coches eléctricos

Pero en Suiza ya han decidido ir más allá. Las carreteras suizas se financian, en gran medida, con la recaudación de impuestos que gravan a los combustibles. Sin esos impuestos, las arcas públicas necesitan nuevas fuentes de financiación para sufragar el mantenimiento de las carreteras. Suiza ya habría conminado a su Oficina Federal del Transporte a diseñar nuevas fórmulas impositivas, para gravar también a los automóviles eléctricos.

Dado que con el coche eléctrico ya no funcionan los impuestos aplicados a la gasolina y el gasóleo y gravar más el suministro eléctrico supondría un agravio comparativo, Suiza ya se plantea implementar sistemas que gravarán por kilómetro recorrido (Automotive News). De momento, se trata de tan solo una propuesta y ni tan siquiera se habrían discutido los aspectos técnicos. Pero el objetivo de las autoridades suizas es diseñar este nuevo gravamen, para poder implantarlo a finales de esta década, en un momento en el que la cuota de eléctricos habrá alcanzado, y superado, la mitad del mercado de Suiza.

Para terminar, el plan suizo para gravar a los coches eléctricos tendrá que ser aprobado por referéndum. Un trámite común en Suiza, donde su sistema democrático confía en la fórmula del referéndum, hasta el punto en que en los últimos años se llevaron a cabo los correspondientes referendos para llevar a cabo medidas como la prohibición de los pesticidas, eliminar las subvenciones a aquellas prácticas agrícolas que no garanticen la protección del medio ambiente o incluso comprar aviones de combate para remplazar las unidades ya anticuadas de que disponen.