CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

3 MIN

Un estudio asegura que los clásicos contaminan menos que los coches eléctricos, ¿es así?

Elena Sanz Bartolomé | 24 Jun 2022
Coche Clasico  01
Coche Clasico  01

Es lógico suponer que un coche de cierta puede llegar a ser más dañino para el medio ambiente que cualquier otro porque está equipado con un motor más viejo y menos eficiente. Sin embargo, un estudio que se ha llevado a cabo en Reino Unido demuestra que esa teoría estaría equivocada afirmando que los clásicos son menos contaminantes que los modelos más modernos, incluyendo a los eléctricos. ¿Es así?

El estudio está firmado por Footman James, una compañía especializada en seguros de vehículos y motocicletas clásicas con décadas de experiencia en el exterior. La clave de su investigación reside en cómo se mantienen y utilizan los coches clásicos: desde su punto de vista, los vehículos nuevos pueden parecer mejores para el planeta en el día a día. El problema reside en el impacto que causa su producción.

La clave: los kilómetros al año

A pesar de esta puntualización, no podemos tomar al pie de la letra las conclusiones de su estudio porque en él figura el uso limitado que un vehículo clásico tiene a lo largo de un año comparado con el que se hace de un coche moderno, que, además de generar carbono durante su producción, también suelen tener un uso diario y constante.

Según el informe, de media, un coche clásico recorre al año 1.931 kilómetros (1.200 millas) y emite 563 kilos de dióxido de carbono (CO2). Los modelos modernos presumen de unas cifras oficiales de emisiones más bajas, pero recorren distancias más largas y su huella de carbono bastante comienza desde que son construidos en la fábrica.

Un ejemplo

Footman James refuerza su teoría con un ejemplo. La producción de un vehículo como el Volkswagen Golf arroja 6,8 toneladas de CO2 mientras que la de un coche eléctrico como el Polestar 2 se va hasta las 26 toneladas, algo complicado de compensar con una conducción sin emisiones. El informe apunta que se necesitan más de 46 años de uso para que un clásico alcance esa misma cifra.

Marcas con emisiones neutras

Volvo admitió, hace poco, que, hoy en día, la producción de un coche eléctrico genera un 70% más de emisiones que su equivalente impulsado por un motor de combustión aunque, eso sí, la huella de carbono durante todo su ciclo de vida es menor. Este escenario promete cambiar (y con él la comparativa que establece el estudio) cuando los fabricantes consigan que sus procesos sean neutros en carbono: algo que debería tener lugar en algún momento de la próxima década. No en vano, son muchas las marcas que ya están trabajando para reducir la huella de sus instalaciones.