CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

4 MIN

Cargadores periscopio: la solución para que todos podamos permitirnos un coche eléctrico

David Villarreal | @davidvillarreal | 6 Ago 2021
Cargador Periscopio Trojan Energy
Cargador Periscopio Trojan Energy

Nos preocupa que el coche eléctrico sea caro o que dificulte viajes de larga distancia, por su autonomía, y la falta de puntos de recarga. Nos preocupan los tiempos de carga de las baterías. Pero pensemos, por un momento, que la inmensa mayoría de los coches en España duerme en la calle. La mayoría de los conductores no dispone de garaje para sus coches. España necesita cargadores públicos en cada calle. De otra forma el coche eléctrico no será viable.

Instalar cargadores públicos, por doquier, prácticamente en cada plaza de aparcamiento, plantea numerosos problemas. Hoy no hablaremos de lo que puede suponer para la red eléctrica y sí de su impacto en el urbanismo, cómo afectará a la vía pública. Pensemos que tampoco es viable llenar las calles, y las aceras, de mamotretos que ocupan espacio y que, además, pueden dificultar la accesibilidad a personas con movilidad reducida.

Los cargadores periscopio se postulan como una solución perfecta para maximizar los puntos de recarga pública de coches eléctricos, minimizando su impacto en la ordenación urbana.

Los cargadores periscopio prometen maximizar el número de puntos de recarga pública, minimizando su coste, y su impacto en la vía pública
Inauguración de los primeros cargadores en Londres (Imagen: Darren Cool)

Cargadores periscopio, ¿en qué consisten?

La compañía Trojan Energy LTD ha desarrollado una idea que, sin duda, es tan sencilla como genial. El cargador periscópico que han ideado se basa en la idea de un punto de recarga cilíndrico y retráctil, que se instala en la acera, y se despliega únicamente cuando sea necesario recargar un coche eléctrico. Así se minimiza el impacto de la instalación de cargadores de coches eléctricos, a un nivel masivo, en la vía pública.

El cargador periscópico de Trojan Energy tiene una altura de 50 centímetros, lo que hace factible su instalación en las aceras. Y dispone de un conector Tipo 2 que, teóricamente, permitiría cargas de hasta 22 kW en corriente alterna. No obstante, y a tenor de los proyectos pilotos que ya están desarrollando, lo normal es que las cargas se efectúen a menor potencia. Por ejemplo, actualmente están trabajando con redes de 15 cargadores, que comparten una potencia de 68 kW y que, por lo tanto, en el momento pico en que 15 coches eléctricos estén cargando a la vez limitaría drásticamente la potencia de carga de cada coche.

No está pensado, por lo tanto, para cargas rápidas, lo cual requeriría una infraestructura mayor. Pero sí es una solución muy efectiva para que un coche eléctrico pueda recargar sus baterías lentamente, por ejemplo permaneciendo aparcado, y recargando, durante toda la noche. De hecho, Trojan Energy ha concebido esta idea para que los aparcamientos en los que se instalen sus cargadores no sean excluyentes, reservados para coches eléctricos, facilitando la convivencia pacífica del coche eléctrico y la combustión interna.

Los cargadores de Trojan Energy se instalan en redes de 15 cargadores que comparten una potencia de 68 kW y permiten carga en corriente alterna, a un máximo de 22 kW, y potencias reales significativamente más bajas, pensando en cargas lentas manteniendo el coche eléctrico aparcado durante horas

¿Cuánto cuestan estos cargadores? ¿Cuándo los veremos en la calle?

Si la mayor ventaja del cargador periscópico reside en su mínimo impacto, la segunda mayor ventaja la hallamos en su precio. El coste estimado se sitúa entre 200 y 400 libras esterlinas, entre 235 y 470 euros al cambio actual, más el coste de escalar la red eléctrica para facilitar su instalación masiva.

Los primeros cargadores periscópicos ya han comenzado a instalarse en Londres, donde habrá instalados 150 antes de que acabe este año. Trojan Energy está llevando a cabo estas primeras pruebas piloto, y ya está trabajando con diferentes ayuntamientos para llevar a cabo nuevas pruebas, e incluso para su aplicación masiva en muchas ciudades.

¿Será está la solución ideal para maximizar el número de puntos de recarga de coches eléctricos, haciendo viable el proyecto, económicamente, y minimizando el impacto en el urbanismo?

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS