CERRAR
MENÚ
Diariomotor Energía y SostenibilidadLogo Diariomotor Energía y Sostenibilidad

4 MIN

España pierde el MidCat, pero gana una conexión de hidrógeno entre Barcelona y Marsella

David Villarreal | @davidvillarreal | 20 Oct 2022
Electrolisis Hidrogeno Verde
Electrolisis Hidrogeno Verde

Adiós al MidCat, el proyecto que pretendía conectar España con Francia, a través de los Pirineos con unos gasoductos que hubieran permitido transportar gas desde la Península Ibérica y, a su vez, desde el Magreb, hasta Francia y el resto de la Europa continental. España pierde un proyecto que, sin duda, hubiera sido de gran importancia para mitigar las consecuencias de la crisis energética que atraviesa la Unión Europea por el conflicto en Ucrania. Pero gana un proyecto que bien podría contribuir a convertir a España en uno de los actores energéticos más importantes en el medio y el largo plazo.

La reunión entre el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el presidente de Portugal, Antonio Costa; y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; se habría cerrado con un acuerdo para sustituir el antiguo proyecto MidCat, por un nuevo proyecto denominado el "corredor de energía verde".

Según ha anunciado el propio Sánchez, se ha acordado la conexión de Barcelona con Marsella, mediante una serie de tuberías, de las cuales no ha dado más detalles, que estarán preparadas para transportar hidrógeno verde, y que también permitirían el transporte de gas en un período de interinidad.

España, Francia y Portugal han acordado no llevar a cabo el proyecto MidCat, para iniciar una nueva interconexión entre Barcelona y Marsella, que servirá para transportar gas, pero también hidrógeno verde

Nace el proyecto de interconexión de hidrógeno

En el transcurso de la cumbre del EuroMed en Alicante, el 8 y el 9 de diciembre, Macron, Costa y Sánchez se reunirán de nuevo para avanzar en los detalles de un proyecto que aún está por definirse, incluyendo "la inversión necesaria, el reparto de costes y el volumen de recursos económicos" (Europa Press).

También se desconoce la capacidad de la interconexión. Y es que si bien Sánchez ha anunciado que podrá emplearse para transportar gas, tras su inauguración, e hidrógeno, cuando la producción, los ecosistemas de hidrógeno, y el empleo de hidrógeno esté más desarrollado, se desconoce el volumen de hidrógeno y gas que podrá transportar y por tanto cuán prometedor puede ser este proyecto.

La conexión de gas e hidrógeno entre Barcelona y Marsella supondría, como contrapartida, el desarrollo de nuevas conexiones eléctricas entre la Península Ibérica y Francia.

España como proveedor energético de Europa

España se encuentra en una posición privilegiada. Primero, para ser potencia de la energía renovable en Europa, con una gran potencia instalada, pero también con un enorme potencial para aumentar la capacidad de producción, sobre todo mediante energía eólica y energía solar. Segundo, para convertirse en uno de los mayores proveedores energéticos de la Unión Europea. Pero para ello es necesario que se apueste decididamente por las renovables, se desarrollen tecnologías como la producción de hidrógeno verde y se establezcan las interconexiones necesarias para el suministro energético de Europa.

En cualquier caso, habrá que esperar a que se perfilen los detalles de esta conexión entre Barcelona y Marsella, se establezcan los acuerdos necesarios para llevarlo a cabo, se construya y, sobre todo, comience a transportar gas e hidrógeno. También será necesario conocer más detalles al respecto de la capacidad de esta conexión para determinar si, ciertamente, estamos ante un proyecto que propicie el posicionamiento de España como proveedor de hidrógeno a Europa o, por contra, se haya dado carpetazo a un proyecto que estaba paralizado como el del MidCat, y que hubiera sido de vital importancia en estos momentos de crisis energética, para desarrollar otro proyecto que no sea relevante en el panorama energético europeo.