10+1 accesorios que deberías llevar en tu coche en invierno

Todavía se recuerda la enorme nevada que dejó aislados a miles de conductores en la AP-6 hace dos años, en plena operación de retorno de las fiestas navideñas. La falta de previsión por parte del Gobierno, autopista y conductores provocó escenas de caos y desesperación, especialmente a las miles de familias que tuvieron que pasar la noche en sus coches - en algunos casos sin víveres o agua. En Diariomotor nos gusta prevenir antes que curar, y por eso hemos creado una lista de 10 accesorios, diez imprescindibles que deberías llevar en tu coche en invierno. Te ahorrarás muchos dolores de cabeza, y estarás más seguro.

 

1) Una buena rasqueta

Si nuestro parabrisas se ha quedado cubierto por el hielo, es imprescindible retirarlo antes de arrancar y conducir, ya que no veremos nada a través del cristal. Echar agua caliente sobre el parabrisas para fundir el hielo no es una buena idea: el contraste térmico puede agrietarlo rápidamente. Lo mejor es rascar el hielo, y en vez de usar la tarjeta de ese gimnasio al que ya no vas, usar una rasqueta de poliestireno. Están diseñadadas para eliminar el hielo con facilidad, sin rayar el cristal. Su superficie de contacto con el cristal es amplia, y ocupan muy poco espacio.

 title=

Esta rasqueta Michelin cuesta apenas 6 euros, y la puedes conseguir aquí. Enlace a Amazon.

 

2) Cadenas o neumáticos de invierno

De este tema hemos escrito ríos de tinta virtual. Si vas a circular por zonas en las que nieva habitualmente o hace mucho frío, desde Diariomotor te recomendamos el uso de neumáticos de invierno, que mejoran el agarre y la tracción en estas condiciones adversas, y de hecho, reemplazan a las cadenas perfectamente a la hora de circular sobre nieve o hielo. Si no circulas habitualmente por zonas frías, pero viajas puntualmente en invierno, deberías llevar un juego de cadenas en tu coche. No sólo es necesario llevarlas, también hay que saber ponerlas: ¡practica antes de emprender el viaje!

Recuerda, las cadenas se deben colocar en las ruedas motrices del coche. Practica "en seco" antes de verte en la tesitura de ponerlas en medio de la nieve.

 title=

Las cadenas pueden marcar la diferencia entre quedarte atascado en la nieve con tu coche - y tener que ser rescatado - o llegar con seguridad a tu destino. Recuerda que debes comprar cadenas adaptadas a tu tamaño de llanta. Unas buenas cadenas son estas König fabricadas por Thule, un especialista sueco en accesorios para coche - la pareja algo más de 45 euros (ver enlace al producto en Amazon). Otra alternativa son las cadenas textiles, conocidas también como "Auto Sock": son muy sencillas de poner, pero se destrozarán si circulas con ellas sobre asfalto sin nieve. Cuestan unos 25 euros (ver enlace al producto en Amazon).

 

3) Un arrancador para coche

Con el frío del invierno, las baterías de los coches sufren más de lo habitual. Una ola de frío puede terminar con una batería en aparente buen estado, sin previo aviso. El uso excesivo de las luces o equipo de infoentretenimiento con el motor apagado también pueden descargarla. Por ello te recomendamos un arrancador portátil para coche. Es una batería portátil - similar a la que usamos para cargar nuestros teléfonos - a la que se pueden conectar pinzas, para arrancar hasta 15 o 20 veces un coche con una batería muerta. En Diariomotor ya os la hemos recomendado en varias ocasiones.

Al contrario que con las pinzas convencionales, no necesitas la ayuda de otro coche para "resucitar" tu batería.

 title=

Esta batería Suaoki U10 tiene una capacidad de 20.000 mAh, y además de arrancar unos 25 coches descargados, puede también cargar hasta dos dispositivos por USB al mismo tiempo. Es ideal para cargar teléfonos móviles sin tener que someter a más carga al sistema eléctrico de nuestro coche - puede recargar la batería de un teléfono móvil de última generación unas 7 u 8 veces. Además, posee una linterna y una luz roja de emergencia para avisar a otros vehículos o personas. Cuesta 79,99 euros y la puedes comprar en este enlace.

 

4) Una linterna LED

Nadie quiere - ni puede - poner unas cadenas en la oscuridad, o conectar las pinzas de la batería sin apenas ver. Sí, todos nuestros móviles tienen una linterna, pero sus baterías no son un prodigio de la autonomía y además, puede que estén completamente descargados. Una linterna LED siempre es un accesorio muy recomendable, y por ello te recomendamos esta interesante linterna recargable. Tiene dos focos de luz, y un soporte magnético. Podemos colgarla del interior del capó, colgarla por su gancho integrado o ponerla en posición vertical en el suelo. Cuesta poco más de 10 euros y puedes encontrarla en este enlace.

 title=

También la puedes usar cuando te vayas de camping o de excursión. Es recargable, mediante una toma USB.

 

5) Una garrafa de líquido limpiaparabrisas

En el coche siempre llevo algo de aceite, refrigerante y líquido limpiaparabrisas. Las proyecciones de nieve, lluvia y suciedad sobre nuestro parabrisas son más habituales en invierno y hacen que usemos habitualmente líquido limpiaparabrisas para poder ver adecuadamente la carreteras. No quieres quedarte sin él en plena tormenta de nieve o mientras estás cruzando España. Su fórmula de invierno contiene detergentes y anticongelante, que también ayuda a que no se forme hielo sobre el parabrisas - y evita que se congele en el depósito bajo el capó. En Amazon, esta garrafa de cinco litros fabricada por Motul cuesta apenas 10 euros (ver producto).

 title=

 

6) Un botiquín

Todo coche debería tener un sencillo botiquín de primeros auxilios, y de hecho, algunos coches lo llevan de serie. Este botiquín deber mantenerse en buen estado, ya que algunos de sus componentes tienen fecha de caducidad. Si tu coche no lleva un botiquín, te recomendamos este sencillo y compacto botiquín con 90 artículos. En invierno somos más propensos a caídas accidentales - ¿quién no ha resbalado con una placa de hielo y se ha hecho daño en las manos al caer? - y podemos hacernos daño de forma accidental mientras ponemos las cadenas, por ejemplo. Cuesta poco más de 15 euros y es muy completo. Lo puedes encontrar en este enlace.

 title=

 

7) Mantas térmicas

Si te quedas atrapado con tu coche en la nieve y cae la noche, la temperatura puede caer por debajo de los cero grados muy rápidamente. Tu coche - si tienes combustible - tendrá calefacción, pero no podemos asegurar que este sea siempre el caso. En caso de emergencia, las mantas térmicas pueden ser tu mejor aliado para luchar contra la hipotermia. Estas mantas están construidas en un material reflectante que evita que nuestro cuerpo pierda calor. Hemos encontrado un pack de cinco unidades (ver producto) por apenas 12 euros. Son muy compactas y servirán para todos los ocupantes del vehículo.

 title=

Estas mantas son muy útiles si tenemos que proteger a un accidentado o estamos en riesgo de hipotermia. Son muy recomendables para los aficionados a la montaña.

 

8) Un protector para el parabrisas

Si sabes que va a nevar o va a helar, el parabrisas de tu coche va a ser el primero en sufrir las inclemencias meteorológicas. Además de levantar los limpiaparabrisas para que no se queden pegados, algunos ponen cartones - que luego quedan adheridos al parabrisas - o mantas viejas para evitar que se hiele y haya que rascarlo por la mañana. Una solución que algunos podrían valorar es un protector de parabrisas. Es de material plástico, de dimensiones generosas, y es reversible: si le damos la vuelta protegerá del sol el interior de nuestro coche. Cuesta 12 euros y puedes encontrarlo en este enlace.

 title=

 

9) Unos buenos guantes

Absolutamente imprescindibles. Y no solo para el invierno. Si te toca poner la rueda de repuesto o comprobar el nivel de aceite del motor, los vas a agradecer. Si hablamos de poner unas cadenas a temperaturas gélidas, se convierten en un elemento prácticamente obligatorio. Te recomendamos unos buenos guantes de trabajo, que ofrecen una resistencia adecuada al frío, y recubren la palma de nuestra mano con un tejido gomoso. Son ideales para evitar cortes o abrasiones en nuestras manos, y su uso va mucho más allá de poner las cadenas. Tres pares de guantes de alta calidad cuestan poco más de 15 euros en Amazon.

 title=

Si vas a trabajar en tu propio coche o tienes que cambiar alguna rueda a tu coche, agradecerás haber comprado estos guantes.

 

10) Una escobilla para nieve

Mi compañero David Villarreal escribió un artículo sobre por qué es necesario retirar la nieve y el hielo de nuestro coche, antes de ponernos a rodar. No retirar la nieve que cubre nuestro vehículo pone en peligro a otros conductores y usuarios de la vía, y de hecho, puede ser motivo de multa por parte de las autoridades. La escobilla que te recomendamos está diseñada para no rayar la carrocería y en uno de sus extremos posee una rasqueta: ¡2x1! En este enlace podéis acceder al producto en cuestión, cuyo precio es de unos 12 euros.

 title=

 

10+1) Agua, comida, medicamentos y barritas energéticas

También podríamos sustituir este último punto por el simple sentido común. Si vas a cruzar medio país y se esperan fuertes nevadas, no te la juegues si no es estrictamente necesario o estás convenientemente preparado. Llena el depósito de combustible y haz acopio de varias botellas de agua, comida - las barritas energéticas son ideales para consumir en un coche - y si viajas con personas mayores o enfermas, medicamentos. Piensa en todo lo que te haría falta si necesitas pasar la noche en el coche. Recuerda que es mejor prevenir que curar, y que toda precaución es poca si vienen mal dadas.

No olvides consultar el estado de las carreteras antes de emprender un viaje largo en pleno temporal de invierno.
Ver todos los comentarios 0