CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

Así funciona ISA, el ADAS que (a partir de julio) frenará por ti para que respetes los límites de velocidad

Elena Sanz Bartolomé | 2 Jul 2022
Isa Asistente Velocidad  03
Isa Asistente Velocidad  03

El verano del mundo del motor está cargado de novedades, especialmente el mes de julio. No sólo cambian las ITV o se incrementa el número de radares, también entran en vigor ocho nuevos sistemas de seguridad (ADAS) que los coches deberán incluir en su equipamiento. Uno de ellos es ISA, el Asistente de Velocidad Inteligente que frenará por ti para que respetes los límites de cada vía.

Esta medida forma parte del programa Vision Cero con el que la Unión Europea quiere reducir a cero las muertes por accidente de tráfico. Ha fijado, para ello, una fecha: 2050. Y la primera etapa para lograr ese objetivo comienza en 2022 ya que, en años posteriores, seguirán incorporando otros sistemas de serie.

ISA llega porque, según el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC), la velocidad es una de las principales causas de los accidentes y sus consecuencias: razón por la que propone controlarla a través de la tecnología para que se cumplan los límites vigentes. Así las cosas, todos coches nuevos homologados en Europa a partir del 1 de julio 2022 tendrán que incorporar este sistema obligatoriamente. Algo que se hará extensible a los vehículos nuevos que se vendan en el Viejo Continente a partir de 2024.

Así es ISA

ISA conecta el Control de Crucero Adaptativo (ACC) con el sistema de Reconocimiento de Señales por medio de un software para, así, controlar su posición en la vía en relación con el límite de velocidad establecido para cada tramo. Tiene una cámara que, según la normativa, irá ubicada detrás del retrovisor interior y, junto al resto de cámaras, radares y GPS, se combinará con un mapa digital. Así podrá leer las señales de tráfico de la vía para comprobar si la velocidad del coche está dentro de los márgenes legales.

A diferencia del Limitador de Velocidad, ISA adapta la velocidad máxima del vehículo a las limitaciones vigentes en cada tramo de la carretera de manera autónoma: impide, por lo tanto, que el conductor acelere más allá de lo permitido. ¿Cómo? Actuando en tres fases:

  • En la primera fase emite un mensaje informativo en forma de alerta óptica, háptica (una vibración) o sonora y mostrará la velocidad máxima permitida en el cuadro de instrumento.
  • En la segunda fase aumentará la presión sobre el pedal del acelerador.
  • En la tercera fase limitará automáticamente la velocidad del vehículo reduciendo la potencia del motor.

Se podrá desactivar

Los conductores podrán desactivar ISA para evitar situaciones de peligro. Tendrán la posibilidad, por un lado, de apagarlo con un botón y, por otro, podrán pisar el acelerador con más fuerza de la habitual: en esta situación, el sistema entiende que necesita esa velocidad extra para llevar a cabo una maniobra concreta. Y, por último, hay que tener en cuenta que este asistente tendrá un margen de error del 10% en determinadas situaciones: vías paralelas, zonas de obras, climatología adversa, mala visibilidad o actualizaciones de los GPS.