CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

2 MIN

La revolución del airbag exterior: los choques entre coches no volverán a ser tan graves

David Clavero | @ClaveroD | 17 Jun 2019
Airbag Carroceria Coche Zf 0619 01
Airbag Carroceria Coche Zf 0619 01

¿Puede un airbag ser la clave para reducir drásticamente las víctimas en caso de colisión entre coches? Esta es la idea que defende ZF con la invención de un airbag para la carrocería de nuestros coches, un sistema que buscaría reducir la gravedad de los impactos en una situación tan compleja como una colisión perpendicular. Pero si aún no te queda claro cómo trabaja este sistema, ahora puedes descubrir cómo funciona el airbag exterior para coches en vídeo.

El objetivo de ZF con este dispositivo es sumamente sencillo, siendo tan solo un airbag de idénticas características que los que instala cualquier coche en su interior, pero estando ubicado en los bajos del lateral de la carrocería. Su activación se produce mediante el análisis del entorno del vehículo, desplegando el airbag de forma prácticamente instantánea (150 milisegundos) para cubrir la parte de la carrocería que protege el habitáculo hasta la zona media de las puertas.

El sistema promete reducir la gravedad de las lesiones en este tipo de impactos en un 40% gracias a la capacidad de absorción de energía, pero además también consigue reducir la penetración del vehículo que impacta en hasta un 30%. Gracias a ello no solo se conseguiría una drástica reducción de lesiones fatales, sino que también se conseguiría rebajar la gravedad de los daños en impactos de menor velocidad. Hablamos de un sistema de seguridad pasiva que sería especialmente importante en vehículos de reducido tamaño, vehículos donde el menor espacio interior aproxima en mayor grado a los ocupantes hacia la carrocería del vehículo.

El desarrollo de este sistema aún está en una fase inicial pues aún tiene por delante afrontar importantes hándicaps como la necesidad de un rápido inflado dado el gran volumen del airbag, hasta 5 veces más que uno convencional, y la adecuación del sistema a diferentes carrocerías en función de la superficie lateral de la misma. Pese a ello ZF sigue adelante con esta idea en pos de conseguir llevar a las calles la reducción de lesiones prometida.