Sólo se fabricó un Alfa Romeo 155 GTA Stradale, y este unicornio con alma de Integrale podría ser tuyo

 |  @sergioalvarez88  | 

El Alfa Romeo 155 GTA Stradale es un coche único, en el sentido más estricto de la palabra. Sólo existe una unidad de calle de este deportivo pura sangre, un coche icónico para todos los aficionados a la competición. La versión de competición corrió en el DTM junto a los Mercedes 190 y BMW M3, así como en incontables carreras europeas de turismos. Alfa Romeo quiso lanzar una escasa tirada de coches de calle basados en el Alfa Romeo 155 GTA. Sólo un prototipo de 155 GTA Stradale fue construido, y es ahora cuando este unicornio sale a subasta. Si lo quieres, puede acabar en tu garaje.

Conozcamos un poco su historia. Es un coche que fue producido por Abarth para Alfa Romeo, y fue presentado al público en el Salón de Bolonia del año 1994. Como sabéis, Abarth fabricaba los coches de competición del Grupo FIAT, y por aquél entonces estaba dirigiendo el programa de carreras de Alfa Romeo a nivel técnico. Este Alfa Romeo 155 GTA Stradale estaba basado en la versión Q4 de tracción total del Alfa Romeo 155. Un coche que básicamente usaba el grupo motopropulsor del Lancia Delta Integrale, la joya de la corona de Lancia y uno de los compactos deportivos más icónicos de la historia.

Los jefes de Alfa Romeo se asustaron al conocer el enorme coste de este proyecto, que se quedó en fase de prototipo indefinidamente.

Abarth actualizó a especificaciones del Grupo N el grupo motopropulsor, desarrollando una potencia desconocida, pero que podríamos estimar en el entorno de los 250 CV. A este motor 2.0 turbo de 16 válvulas se asociaba un cambio manual de cinco relaciones y un sistema de tracción total. Un sistema en el que la carcasa del diferencial trasero pasa a ser de hierro en vez de aluminio, buscando un mejor reparto de pesos. A esta mecánica se unía una suspensión modificada – con lo que parecen amortiguadores adaptativos – y un kit aerodinámico directamente derivado del Alfa Romeo 155 GTA de carreras.

Pasos de rueda enormemente ensanchados, paragolpes deportivos, y un enorme alerón sobre el portón del maletero. Era un coche de carreras con matrícula, fundamentalmente. Aún así, su interior no era tan diferente al de un 155 de calle, con cómodos asientos deportivos de cuero y unos mandos idénticos a los de cualquier 155. Por desgracia, los altos mandos de Alfa Romeo decidieron que un coche así sería demasiado caro de producir, además de preferir un coche con motorización Busso de seis cilindros. El único GTA Stradale fue vendido, pasando la segunda parte de los años 90 en una colección privada alemana.

El coche fue usado como “Medical Car” en el GP de Monza del año 1994, llevando en su interior al legendario Sid Watkins.

Tras su vuelta a Italia, el coche ha pasado por las manos de varios coleccionistas. Acumula unos 40.00 km en su odómetro y está en un excepcional estado de conservación, sin haber sido nunca restaurado. Será subastado en Italia próximamente, por un precio que se estima entre los 180.000 y los 220.000 euros.

Fuente: Bonhams

Lee a continuación: La producción del Tesla Model 3 despega con fuerza y marca un tercer trimestre soñado por Tesla

Ver todos los comentarios 0